Compartir

Apple está preocupada por el futuro iPhone y los tiempo de fabricación ya que no quiere que se repitan los problemas que vimos con el iPhone X que demoró su llegada a los clientes hasta varios meses por la falta de componentes clave. Ahora esta historia podría volver a repetirse por culpa de Samsung y es por ello que desde la compañía de Cupertino han enviado representantes a las oficinas centrales de Samsung en Corea del Sur para discutir este tema.

Las preocupaciones de Apple residen básicamente en los problemas de producción de los chips DRAM y NAND que estaría teniendo Samsung.  Además como todos bien sabemos el gigante surcoreano provee de pantallas a Apple para sus iPhone, y también se estarían encontrando problemas en la cadena de producción.

El iPhone 11 podría retrasar su salida al mercado por culpa de Samsung

Tal y como ha informado en el día de hoy el medio Korea Herald, una disputa entre Japón y Corea habría desencadenado que Samsung no tenga suficientes suministros de un componente químico esencial para la producción de componentes para otras marcas como estos chips o las pantallas.

Sus clientes, entre los que destaca Apple, se han puesto tremendamente nerviosos ya que un retraso en un componente puede poner en jaque una presentación de producto o una fecha de lanzamiento. Además de Apple, muchos gigantes tecnológicos de EEUU han enviado sus ejecutivos a conocer de primera mano este problema a Corea como por ejemplo Google, Amazon o Microsoft.

Las relaciones entre Corea y Japón nunca han sido muy buenas desde la segunda guerra mundial pero ahora han llegado a un punto crítico donde se han roto los acuerdos de libre comercio. Esto deja a Samsung sin suministros de poliamida fluorada, fluoruro de hidrógeno o fotoprotectores que son compuestos básicos para la fabricación de chips y pantallas. Si esta guerra comercial se endurece Samsung tendría severos problemas para proveer a sus clientes de componentes ya que por ejemplo el chip DRAM se basa en litografía ultravioleta extrema que requiere de fotoprotectores.

Para el iPhone 11 Apple necesita una gran cantidad de memorias RAM y pantallas para poder satisfacer la demanda, y es por ello que ha enviado ejecutivos a Seúl para tener la información de este problema de primera mano. Apple se podría enfrentar a una ralentización de sus ventas como vimos en el iPhone X al no haber stock por problemas de fabricación algo que afectará seriamente a su economía.

Estaremos muy pendientes a esta guerra comercial entre Japón y Corea del Sur para ver como se termina resolviendo y si afectará a las ventas de Apple o no.

  • miiwtwo

    jajajaja!, cada año lo mismo, el problema que igual cada año subida de precio, de verdad de risa que apple siga intentando vender con el hype del «retraso» de su modelo mas nuevo