Apple predica con el ejemplo: sus normas sanitarias por COVID-19

Apple predica con el ejemplo: sus normas sanitarias por COVID-19

Álvaro García M.

Nadie duda de que esta pandemia del COVID-19 nos está haciendo cambiar mucho los hábitos, ya sea por iniciativa propia o por normativas legales, pero siempre por el bien de nuestra salud. El uso de mascarillas, geles desinfectantes o el distanciamiento social son algunas de las medidas preventivas para frenar la expansión que se están poniendo en práctica en gran parte del mundo. Apple, con su sede en Cupertino (California), cumplirá con estas medidas.

Así retomaran la vuelta al trabajo en el Apple Park

Apple, como tantas empresas y particulares, está viviendo un año de lo más convulso a causa del coronavirus. Retraso en producción de equipos, lanzamientos al mercado, valores de bolsa o el cierre temporal de sus tiendas son buen ejemplo de ello. Incluso se cerró casi en su totalidad su mega sede de Apple Park, dejando solo a los empleados de seguridad y otros imprescindibles. Hace varias semanas nos hacíamos eco de cómo sería el regreso de los trabajadores a las oficinas, destacando un plan por fases en los que se trataría de retomar la normalidad de forma parcial y no al mismo tiempo. Ahora, un informe de Bloomberg, hace hincapié en la forma en la que esto ha comenzado ya a suceder.

Constatan que la firma dirigida por Tim Cook está ya abriendo de nuevo sus puertas en la sede principal, permitiendo que un buen número de trabajadores tenga ya acceso a su puesto de trabajo habitual. Principalmente son los ingenieros de hardware y software los que están volviendo, teniendo estos un papel fundamental de cara a la próxima WWDC que se celebrará de forma virtual el 22 de junio y en la que veremos presentados los nuevos sistemas operativos, como iOS 14 o macOS 10.16.

Eso sí, esta vuelta a la rutina está marcada por estrictas normas sanitarias. Espacios bien abiertos en los que pueda cumplirse con la distancia mínima de seguridad, el impedimento de utilizar los ascensores varias personas, salas de descanso y comedores cerrados y el uso prolongado de mascarillas son ya norma en Apple Park. También los altos mandos empiezan a asomar por la oficina, como la vicepresidenta y encargada de las Apple Store, Deirdre O’Brien.

Apple ha destacado siempre por ser una empresa que apuesta mucho por el trabajo en equipo y por ello no ha favorecido nunca el teletrabajo, algo que ha tenido que cambiar en estos meses de cuarentena. Ahora, pese a que la distancia física sigue sin poder ser cercana, vemos como la compañía intenta poner remedios para que pueda volverse a trabajar en grupo de forma relativamente normal. El hecho de favorecer también no salir de la sede tiene su razón de ser en filtraciones que afectan a la compañía, como las dadas por el nuevo gurú Jon Prosser y que han desvelado muchos planes de la compañía.

Lo que ya suceder hace semanas es la reapertura de tiendas por ciudades. Las Apple Store de España todavía continuan cerradas en su mayoría, salvo las de Murcia, Marbella, Valencia y Zaragoza que volvieron a abrir esta semana. Está por ver si las de grandes ciudades como Madrid y Barcelona reabren pronto dada su buena evolución en esta crisis, pero por el momento no tenemos información al respecto.