El Apple Watch vuelve a ser crucial detectando arritmias, esta vez fue un youtuber

Seguramente en alguna ocasión hayas escuchado o leído que un Apple Watch ha sido protagonista a la hora de ayudar a una persona con problemas cardíacos. En esta web de hecho han sido muchos los relatos de los que nos hemos hecho eco. En ocasiones incluso se ha descrito al reloj de Apple como un salvador de vidas. En esta ocasión nos volvemos a encontrar otro caso similar, esta vez de un youtuber estadounidense.

Final feliz gracias, una vez más, al Apple Watch

Existe una percepción general acerca de los relojes inteligentes en la que se entiende a estos como dispositivos para ver la hora, recibir notificaciones en la muñeca y poco más. Sin embargo son mucho más que eso hoy en día, especialmente en el caso del Apple Watch. La compañía de la manzana ha hecho mucho hincapié en convertir su wereable en un dispositivo centrado en mejorar la salud de las personas y la realidad es que lo está consiguiendo.

Joel Telling es un youtuber de Estados Unidos que está al mando de un canal llamado 3D Priting Nerd, en el cual se pone el foco en las impresoras 3D. Resulta que Telling estuvo recientemente en el hospital, víctima de unas preocupantes arritmias en sus latidos. ¿Y cómo lo detectó? Gracias a su Apple Watch Series 4.

El propio Telling contó su historia a través de un hilo de Twitter, en el que explicó que su reloj le mandó una notificación al detectar que su frecuencia cardíaca era superior a las 120 pulsaciones por minuto. Evidentemente se preocupó y acudió a un hospital cercano, donde pudieron verificar que efectivamente algo no iba bien.

Para tranquilidad del protagonista, y también del resto, no hubo problema mayor. Se le realizaron diversas pruebas en las que pudieron descartar una posible embolia pulmonar y otras afecciones graves. Terminó además advirtiendo a sus seguidores acerca de lo importante que es prestar atención a cualquier advertencia respecto a la salud.

Como decíamos al inicio, esta no es la primera vez que sabemos de una historia de este tipo en la que el Apple Watch es protagonista. Gracias a la función de medir frecuencia cardíaca y la posibilidad de realizar ECG con el Series 4 y 5, muchas personas alrededor del mundo han podido detectar problemas cardíacos graves.

También el detector de caídas del Watch y su posterior aviso a contactos de emergencia ha resultado crucial para muchos usuarios, especialmente personas de edades avanzadas. Por tanto nos encontramos con unas funcionalidades de salud muy útiles que, si bien no puede ser tratado como un instrumento médico concluyente, lo cierto es que suele ser bastante certero.

Nos alegramos de que tanto en el caso de Joel Telling como el de otros, el Apple Watch no solo haya sido clave sino que haya evitado consecuencias mayores. Es sabido la gravedad por norma general que tienen las patologías cardiacas, por lo que hacemos nuestras las palabras del protagonista y animamos a todos a no dejar pasar este tipo de advertencias ni otras que puedan no estar relacionadas directamente con el dispositivo de Apple.