La otra empresa con la que Apple negoció para su coche

Tras unas intensas semanas de idas y venidas de informaciones, ya podemos confirmar a todos los efectos que hablar del futuro Apple Car será algo tan a la orden del día como hacerlo de los futuros iPhone, iPad o Mac. La compañía de Cupertino se encuentra inmersa ya en el desarrollo de su primer vehículo y a principios de esta semana se pudo confirmar que Hyundai Motor será la principal compañía que lo fabrique tras llegar a un acuerdo que se firmará en el mes de marzo. Ahora hemos conocido que hubo antes otra empresa con la que las negociaciones no llegaron a buen puerto: Canoo.

¿Quienes son Canoo?

Esta compañía conocida formalmente como Canoo Inc, es una compañía estadounidense dedicada a la fabricación de vehículos eléctricos. Su fundación se produjo hace solo 4 años, por lo que se considera todavía una empresa joven. Entre los fundadores de Canoo, que antes fue conocida como Evelzcity, destaca la presencia de Ulrich Kranz, quien había trabajado durante varios años para BMW e incluso estuvo en un alto puesto ejecutivo. Junto al otro fundador, Stefan Krause, trabajó en Faraday Future, otra conocida empresa de vehículos eléctricos. Por tanto entendemos que la experiencia de la empresa y especialmente de sus fundadores era algo que interesaba mucho a Apple.

Negociaciones rotas con Apple en 2020

Hace más o menos un año que Apple inicio conversaciones con Canoo con el objetivo de llegar a un acuerdo para fabricar el que será su primer coche eléctrico y es que Hyundai no fue la primera y algo nos hace pensar que junto a esta tampoco han sido las únicas. Informan desde The Verge que la firma dirigida por Tim Cook esperaba incluso poder adquirir Canoo, de tal forma que pudiesen asegurarse tener en su mano todas las patentes y experiencia de los profesionales que se sumarían ahora a una nueva sección dentro de Apple.

Apple y Canoo

La marca fundada por Kranz y Krause tenía esperanzas en el que el trato con Apple se pudiese cerrar, pero por razones que no han trascendido se rompieron las negociaciones. Finalmente Canoo acabó fusionandose con Hennessy Capital Acquisition Corporation y pudo recaudar una importante suma de dinero que ronda los 300 millones de dólares. Apple por su parte siguió buscando compañías con las que colaborar para poder hacer realidad un proyecto que lleva años en el tintero y que hasta ahora no ha tomado fuerza como para que haya incluso trascendido a los medios de comunicación.

Hay que ser pacientes con el futuro coche

A pesar de que en los últimos tiempos estamos hablando mucho más del coche de Apple de lo que se había hecho en años, esto no es indicativo realmente de que estemos próximos a verlo en el mercado. De hecho hace ya unos días que varios analistas cercanos a este desarrollo llamaron a la calma, asegurando que todavía quedarían al menos 4 años más de desarrollo por parte de Apple y que incluso faltaría ver un cierto testeo por parte de la compañía antes de la puesta en venta al público general.