El cambio radical que llegaría a los MacBook

El cambio radical que llegaría a los MacBook

José Alberto Lizana

Una de las características que pueden enamorar de los MacBook es sin duda lo finos que pueden llegar a ser. Es bastante sorprenderte el trabajo de ingeniería que realiza Apple para dotar a un equipo con tanta potencia en un espacio bastante reducido. Pero Apple no se conforma con el grosor que tienen ahora mismo sus ordenadores portátiles, y ya buscan la manera de hacerlos mucho más delgados y ergonómicos. En este artículo te mostramos una interesante patente de Apple que apostaría por ir en este sentido.

Un MacBook más delgado podría ser realidad

La Oficina de Patentes y Marcas de EEUU ha publicado en el día de hoy una patente que se le fue a otorgada a Apple originalmente en 2019. Esta se titula ‘Para hacer que los futuros MacBook sean aún más delgados’. Conseguir este objetivo no es fácil y desde la compañía de Cupertino plantean la idea de tener un teclado retráctil así como variar el ángulo de la pantalla para  que sea mucho más ergonómico su uso.

Como se pueden apreciar en las imágenes de esta patente, el teclado de los MacBook podría levantarse de la base del ordenador. Esto haría que sea mucho más ergonómico el escribir con el al estar ligeramente inclinado hacia arriba. Esto se conseguiría con un conjunto de articulaciones unificada que ahorraría la inclusión de cortes y muescas en el diseño del ordenador. La pantalla también pasaría a reclinarse mucho más hacia atrás gracias al sistema de visagra para que el usuario pueda elegir el grado de inclinación más adecuado dependiendo de la altura desde donde vaya a trabajar. Esto sin duda marcaría un antes y un después en el mundo de los MacBook con un diseño muy diferente y que ayudaría a los usuarios a trabajar más adecuadamente.

patente teclado macbook

Además este diseño de teclado retráctil también ayudaría a evitar que el Mac se caliente. Tal y como se explica en la patente, el conjunto de conexiones pueden exponer a las rejillas de ventilación para poder promover la entrada y salida de aire. Al igual que también evitaría la entrada de contaminantes. El hecho de cerrar el ordenador provocaría que las rendijas de ventilación se cerrasen también evitando entrada de polvo o cualquier tipo de suciedad. Esto tiene bastante lógica ya que las rendijas de ventilación únicamente deben estar abiertas cuando se está utilizando el equipo. A día de hoy los MacBook tienen siempre abiertas las rendijas de ventilación por lo que se estimula la entrada de suciedad.

De una manera muy sutil también se plantea la posibilidad de anclar ordenadores a mesas o pupitres. Esta puede ser una idea interesante para los colegios que quieren integrar en los lugares de estudio ordenadores.

¿Terminará viendo la luz?

Hay que tener en cuenta que estamos hablando de una simple patente. La compañía de Cupertino registra centenares a lo largo de todo un año y muchas se quedan en el olvido. Esto no quita que Apple pueda tener este diseño en mente para un MacBook rediseñado en un futuro, pero siempre se deben coger estas ideas como lo que son, simples ideas. Obviamente el llevar una patente a la realidad es algo material es algo complejo. Se requiere mucho trabajo de ingeniería detrás para conseguir un teclado retractil o reducir al mínimo las bisagras que al final sería lo que reduciría el grosor del propio ordenador.