¿Cambiará Apple el nombre de sus iPhone? Estos son los motivos

Desde el año 2008, Apple ha acostumbrado a lanzar seguidamente su serie de iPhone con números correlativos. Y sí, decimos 2008 porque el modelo original de 2007 se llamaba «iPhone» sin más, pese a ser conocido popularmente como «iPhone 2G», nombre que nunca fue oficial. Ahora bien, ¿hasta qué punto le interesa a Apple cambiar esta nomenclatura? Lo analizamos a continuación.

Demasiados iPhone y demasiados números

La cantidad de dispositivos móviles que vemos en el mercado, a veces incluso dentro de una misma marca (ejem, Xiaomi) puede hacer que sea muy complicado distinguirlos. No ha sido el caso de Apple tradicionalmente, dado que venía lanzando 1 o 2 móviles por año y era clara su diferencia: «número» y «número Plus» (por ejemplo, iPhone 6 y 6 Plus). Ahora sin embargo nos encontramos con hasta cuatro teléfonos por año. Los últimos exponentes son los iPhone 12, 12 mini, 12 Pro y 12 Pro Max, a los cuales sucederán los correlativos iPhone 13 a partir de septiembre.

Si encima le sumamos que en ocasiones salen versiones ‘S’ (último caso el iPhone XS) y que tenemos también versiones ‘SE’ (Special Edition), el lío que puede generar es tremendo. Y dejamos aparte la confusión generada por la inexistencia del iPhone 9, dado que del 8 se pasó al X y de este al XS para llegar al 11. Y no es que haga falta una ingeniería para entenderlo, pero a nivel de marketing esto puede acabar siendo un problema a la larga.

iphone 12 familia

En otras marcas hemos visto algunos cambios como en Huawei, quienes pasaron de su gama P10 a la P20, idéntico caso al de Samsung con sus Galaxy S10 que pasaron a ser sustituidos por los S20, aunque este último es un caso aparte debido a lo raro que hubiese quedado llamar S11 a un dispositivo que recordaría a la tragegía del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos (allí lo conocen como S11).

El problema de Apple para eliminar los números

A todos nos suena extraño pensar que puede haber un día en el que hablemos del iPhone 25. No sería descabellado y seguiría la misma rutina, sin embargo hay muchos a quienes ya les chirría números tan altos. De hecho hay una fuerte corriente que apunta a que Apple debería eliminar los números como ya ha hecho en el resto de sus dispositivos, como por ejemplo los iPad.

Sin embargo el caso de los iPhone es diferente. Sí, podríamos diferenciarlos por su año de lanzamiento, pero eso condenaría a los teléfonos a dar imágen de teléfonos anticuados en muy poco tiempo. Esto es debido a que Apple lanza sus iPhone a finales de año, por lo que nos encontraríamos con que en enero (solo unos meses después) ya serían reconocidos por un año que ya no es el actual y pese a ser los últimos, generaría cierta desventaja competitiva.

Lanzamiento iPhone

Tampoco llamarlos por su generación parece ser una opción factible. Este mismo año, con los iPhone 13, no tendríamos realmente la decimotercera generación de iPhone, sino que sería la decimoquinta. Imagina que es el año que viene cuando se produce el cambio, ¿no te resultaría raro pasar del iPhone 13 al iPhone de decimosexta generación?

El hecho de que además haya más gamas con los ‘Pro’, ‘mini’, y ‘Max’ hace que todo sea todavía más lioso porque pese a la existencia de estos, siempre hay un iPhone «estándar» que no lleva apellido y conocerlo como «iPhone» a secas resultaría también raro. Por tanto parece que el remedio sería peor que la enfermedad y a tenor de esto y la escasa fiabilidad de quien apunta a este cambio, no parece que Apple esté dispuesta a cambiar esta nomenclatura a corto-medio plazo.