Nuevos problemas para los MacBook M1, ahora con el SSD

Nuevos problemas para los MacBook M1, ahora con el SSD

José A. Lizana

Los Mac con chip M1 aunque han derivado en muy buenas críticas por su potencia y prestaciones, no están libres de problemas. Se empezó con los problemas sonados con las pantallas externas del Mac mini y ahora ha aflorado un nuevo problemas relacionado con los SSD. Al parecer estos podrían tener una vida media bastante corta teniendo que acudir a reparación en pocos años. Esto es algo que ha comenzado a salpicar a la propia Apple y en este artículo te contamos todos los detalles.

El posible problema con los SSD de los nuevos Mac

Han sido muchos los usuarios que han comenzado a investigar el almacenamiento de sus nuevos MacBook Pro y MacBook Air M1. Y se han dado cuenta de una manera rapida que las unidades de almacenamiento SSD  se puede llegar a inutilizar en poco tiempo, en comparación con otras unidades que portan otros ordenadores.

Se debe partir de la premisa que cualquier unidad SSD tiene el problema que se termina desgastando con el paso del tiempo teniendo una vida finita. Cada celda que integra se puede escribir un limitado número de veces, marcando su vida útil. Este valor se representa con el Terabytes Written (TBW) y que normalmente es muy superior a la capacidad de la unidad. De esta manera los fabricantes se garantizan un uso más que garantizado por varios años e incluso una década. El problema llega cuando los usuarios han comenzado a indagar y han detectado que con pocos meses de uso normal, el TBW ha llegado ya a un 10% en algunos casos.

SSD iMac

Por ejemplo el desarrollador Héctor Martín ha visto un desgasto ya del 3% en su unidad de 2 TB. Si esto se extrapola a una unidad con solo 256 GB, en menos de 2 años estaría inutilizada. Esto es bastante grave para cualquier usuario medio ya que habría invertido un dinero en un ordenador con el objetivo de que durara más de 2 años como es lógico. Pero si esto se termina cumpliendo y la unidad se va desgastando de esta manera tendrá que pasar por el taller mucho antes.

La ausencia de herramientas oficiales

Ahora mismo todos estos datos están obtenidos por herramientas que no son oficiales. Se obtienen a través de programas de monitoreo inteligente que es posible que no estén arrojando una fotografía real de los equipos. Esto hace pensar a muchas personas que los datos no sean del todo fiables y que el hecho de combinar una unidad SSD con un nuevo chip M1 está dando datos distorsionados.

Las unidades SSD de manera general tienen celdas disponibles para tener una durabilidad de hasta 8 años. Ahora mismo la compañía está investigando de manera activa toda esta polémica haciendo seguramente sus propios test con herramientas oficiales. Esto aliviará todas las polémicas que se han podidio generar acerca del hecho de que no todaos los equipos puedan tener una vida todo lo larga que puede ser. Es posible que en un futuro veamos una herramienta integrada en la utilidad de discos que nos informe de la salud de estas unidades de almacenamiento. Esta sería una herramienta muy similar a la que se aplicó en los iPhone con los problemas de batería.