5 trucos para usar el iPad como un experto

5 trucos para usar el iPad como un experto

Álvaro García M.

Si eres usuario de iPad, probablemente conozcas ya mucho de esta tablet. Ya sea por su sistema operativo o su fusión con accesorios, es un dispositivo que puede dar mucho de sí. Sin embargo, si no hace mucho que lo tienes, probablemente no conozcas algunas funciones que sin duda te permitirán hacer tus tareas de forma mucho más cómoda. Puede que incluso si llevas años con uno de estos descubras algo nuevo.

1. Funciones ocultas del Apple Pencil

Dentro de este apartado podemos encontrarnos con una infinidad de pequeños detalles que, sumados, hacen que el stylus oficial de Apple sea el mejor compañero de un iPad. Una de las funciones más escondidas que tiene es que puedes tomar una nota rápida sin desbloquear el iPad. ¿Cómo? Pues bastará con que tengas el dispositivo bloqueado y procedas a hacer un trazo con el stylus sobre la pantalla y esta se encenderá abriéndote una nota nueva.

Otra forma de acceder a una nota rápida es, desde iPadOS 15, arrastrar con el Pencil desde la esquina inferior derecha hacia el centro. Y si además tienes un Apple Pencil de 2ª generación podrás acceder a otras acciones como realizar un doble toque en la parte plana mientras escribes para alternar entre el pincel que estés usando y el borrador.

notas rapidas ipad

2. Los atajos de teclado más útiles

Si usas un teclado con el iPad, ya sea externo o uno oficial integrado por Smart Connector, debes saber que existen muchos [atajos de teclado de iPadOS. Ahora bien, por recoger los más destacados, te diremos estos:

  • CMD+Option+D para mostrar el dock.
  • CMD+Tab para cambiar de apps rápidamente.
  • CMD+Espacio para abrir el buscador.
  • CMD+H para volver a la pantalla principal.
  • CMD+B poner texto en negrita.
  • CMD+U poner texto subrayado.
  • CMD+I poner texto en cursiva.
  • CMD+C copiar el texto.
  • CMD+X cortar el texto.
  • CMD+V pegar el texto.

3. Gestos especiales para el trackpad

Si estás usando el Magic Keyboard de Apple o cualquier otro teclado que incluya un trackpad, te alegrará saber que existen algunos gestos que te ayudarán a realizar ciertas acciones de forma cómoda. Aquí van algunos ejemplos:

  • Abrir el dock: mueve el dedo del centro del trackpad hacia abajo.
  • Volver a la pantalla principal: desliza dos dedos de la parte central hacia abajo.
  • Moverse entre aplicaciones: deslizar tres dedos desde la parte central hacia la izquierda o hacia la derecha.
  • Abrir el centro de control: mueve un dedo de la parte central a la parte superior derecha (gesto en diagonal).
  • Abrir las notificaciones: mismo gesto que el anterior, pero a la inversa, arrastrando el dedo hacia la parte superior izquierda.

Centro de control iPad

4. Aprovecha el portapapeles universal

Una de las ventajas del conocido como ecosistema Apple es la de poder realizar una acción en un dispositivo y seguirla en otro mediante handoff. Por ejemplo, ver una web en Safari desde el iPhone y abrirla al instante en el iPad. Sin embargo, esto del portapapeles va más allá.

Se trata de poder copiar un texto del iPad y pegarlo en otro dispositivo o viceversa. Para ello bastará con que hayas iniciado sesión con el mismo ID de Apple en ambos y que tengas habilitada la función de handoff en ajustes. Cabe destacar que te puede servir tanto en un iPhone y Mac como en otro iPad.

5. Exprime la pantalla dividida

Aunque las funciones de Split View del iPad no son nuevas, lo cierto es que en este último año se ha hecho mucho más intuitiva. Es una funcionalidad que te permitirá tener de forma normal 2 aplicaciones con las que interactuar de forma simultánea, pudiendo ser incluso la misma app con dos ventanas diferentes. A esto se le suma la posibilidad de añadir una tercera ventana para, en un momento puntual, realizar una consulta en la misma.

Split View iPad Pro

Para ello bastará con que vayas arrastrando los respectivos iconos de las apps hacia la parte central cuando tengas una abierta. En pantalla te aparecerá además un icono en el que se te permite configurar su organización o cambiar alguna de ellas por otra. No es igual que tener unas ventanas flotantes como en ordenadores, pero se puede aumentar la productividad mejor que teniendo que cambiar entre ellas de forma manual.

¡Sé el primero en comentar!