El posible procesador del Apple Car te resultará familiar

El posible procesador del Apple Car te resultará familiar

José A. Lizana

Tras las conversaciones que se hicieron públicas hace unos días entre Apple y Hyundai para el lanzamiento de un coche de manera conjunta, hoy se  han conocido nuevo detalles de como sería. En concreto se rumorea la inclusión de un chip que lo dotaría de funciones de IA en cabina. En este artículo te contamos todos los detalles al respecto.

Un Apple Car inteligente está por llegar

El analista Colin Barnden a través del medio EETimes ha dado información al respecto sobre este nuevo coche. En concreto ha informado de la posibilidad de que se incluya un procesador denominado C1. Este tendía una arquitectura muy similar al procesador A12 Bionic que se integró en algunos iPhone. Tendrían una arquitectura de 7nm y podrían ser fabricados por TSMC. Debemos tener en cuenta que el propio vehículo deberá procesar bastante información con el objetivo de ofrecer una interpretación de los datos proporcionados por los diferentes sensores que se integrarían.

Si nos vamos a la competencia, Tesla integra unos procesadores con 6 mil millones de transistores para poder dar vida a su conducción autónoma. Apple superaría a este hardware si todo se cumple ya que el A12 Bionic cuenta con casi 7 mil millones de transistores con un consumo energético mucho menor. Pero obviamente no se utilizará exactamente el mismo chip que el usado en los iPhone sino que se harán las modificaciones necesarias para su nuevo uso. Pero al fin y al cabo el trabajo más dificil ya está hecho al contar ya con los cimientos.

Apple Car concepto

Desde Apple están trabajando en poder integrar una cabina inteligente, con inteligencia artificial. Para ellos el chip C1 deberá estar muy bien acompañado por el núcleo Occula NPU. Esto permitirá a Apple por ejemplo integrar el seguimiento de la mirada del conductor. De esta manera se podrá saber cuando el responsable de la conducción está despistado o no está capacitado para la conducción de una manera sumamente inteligente. Esto se sumaría obviamente a la tecnología de conducción autónoma que ahora mismo lideran desde Tesla. Con una serie de cámaras y sensores que mapeen todo el entorno se podría conseguir que un vehículo pueda conducir de manera autónoma sin tener que depender de un humano. El hecho de hacer una rotonda, respestar un semáforo o hacer un giro sin intervención humana es algo muy futurista que pronto será una realidad.

Ya en el pasado se ha visto como Apple ha estado haciendo pruebas por San José de su sistema de conducción autónoma. El problema evidente era que era un proyecto realmente complicado, bautizado como proyecto Titán, que llegó al punto casi de desaparecer. Por suerte, con la llegada de las conversaciones con Hyundai es posible que vea la luz pronto. Hay controversia acerca de la fecha de entrada en producción. Es posbile que con el acuerdo alcanzado se termine llegando a buen puerto antes de lo previsto. De manera inicial se piensa que está previsto para 2024 o 2027.