Nueva filtración de las Apple Glass, ¿se ha desvelado algún secreto?

Tras el fiasco de las Google Glass, llevamos años observando lentos avances de Apple en sus propias gafas de realidad aumentada. Este proyecto no ha sido aún desvelado por la compañía de Cupertino, pero en el último año han surgido nuevos informes entorno a su desarrollo e incluso algún analista se ha animado a dar fechas e incluso precios. Repasamos a continuación lo último que se sabe acerca de ello y qué es lo que teníamos ya sobre la mesa acerca de este producto que, hasta ahora, es inédito en Apple.

Lo último: TSMC desarrollará con Apple las pantallas

Lo más reciente que sabemos acerca de las gafas de realidad aumentada de Apple es que desarrollará las pantallas de forma conjunta con TSMC. Este es uno de los proveedores más conocidos y de más confianza de los californianos y por lo que informan desde Nikkei, están preparando pantallas Micro OLED para las futuras gafas, haciendo que esta tecnología resulte mucho más ligera que las que están construidas sobre sustrato de vidrio.

Eso sí, informan que el desarrollo se encuentra todavía en sus etapas iniciales y que ni mucho menos están preparados para empezar a fabricarlas. Esto ya es un adelanto de algo que ya sabíamos y analizaremos en siguientes apartados, y es que la firma dirigida por Tim Cook no tiene previsiones de lanzar este producto a corto plazo. El origen de esta filtración, según indican en Nikkei, sería una persona que está trabajando en el departamento de I+D de TSMC y tiene buena información sobre esos paneles Micro OLED que ya ha encargado Apple.

TSMC

De proyecto «cancelado» a tener incluso fecha

No se sabe con exactitud cuando comenzó Apple a trabajar o al menos tener idea de lanzar unas gafas de realidad aumentada. Sin embargo en 2018 y 2019 se llegó a situar el año 2020 como el previsible para el lanzamiento. A la vista está que estas fuentes estuvieron equivocadas, aunque ya en el mes de junio de 2019 hubo quien vaticinó que Apple había cancelado el proyecto. A tenor de las informaciones que tenemos hoy, este podría haber sido un rumor falso, pero también es posible que por alguna razón desconocida la compañía si tuviese pensado cancelar o paralizar dicho desarrollo.

En cualquier caso a día de hoy se sabe que siguen ideando estas gafas, aunque según otras fuentes cercanas a la compañía y sus proveedores, habrá que esperar como mínimo hasta 2023. Lo que si tendríamos antes, quizás en 2022, serán unas gafas o casco de realidad virtual. Mark Gurman, analista de Bloomberg con buena reputación en lo que a filtraciones se refiere, apuntaba hace semanas a que Apple estaba trabajando en el desarrollo final de esas otras gafas y que servirían en cierto modo como banco de pruebas del mercado antes del lanzamiento de las de realidad aumentada.

Apple Glasses render

Apple ya ha empezado a explotar el terreno

Recordamos que existe una diferencia notable entre realidad virtual y aumentada, ya que la primera superpone elementos totalmente irreales en formato de cascos de tal forma que todo lo que vemos es digital. La aumentada por su parte supone añadir elementos irreales dentro de un entorno real. Si bien la primera suele tener un enfoque más de ocio con videojuegos, la segunda podría tener otras utilidades en la vida real que todavía no han terminado de convencer a mucho público.

Hace ya varios años que Apple realiza algún tipo de demostración de las dotes de sus equipos en el terreno de la realidad aumentada, ya sea gracias a nuevo software o a sus dispositivos. De hecho se han ido añadiendo elementos que potencian estas funciones, teniendo los iPad Pro 2020 y su sensor LiDAR como primer ejemplo, aunque no único. Los iPhone 12 Pro y 12 Pro Max recientemente lanzados incorporan también este sensor que, de momento, se ha enfocado en ayudar a las cámaras a mejorar los resultados fotográficos.

No es casualidad esas demostraciones de Apple con la realidad aumentada y probablemente estén tratando de que sea caldo de cultivo de una explotación mayor de esta tecnología. Si se cumplen los pronósticos de las gafas de AR, está claro que la compañía habrá desarrollado también software a la par que hagan que los más reticentes a acoger esta tecnología vean necesidades cubiertas por ella. Ahora solo queda esperar a que avance este desarrollo y finalmente sean presentadas, aunque a buen seguro que por el camino seguiremos teniendo multitud de informes acerca de como avanza todo el proceso.