La última locura de Apple con sus AirPods: medir la fiebre

Apple ya revolucionó el sector de los auriculares en 2016 con la llegada de sus primeros AirPods. Existían ya audífonos con Bluetooth, cierto es, pero la compañía californiana los estandarizo y pese a seguir en el podio de ventas, abrió paso a muchas otras marcas. ¿Volverá a hacer lo mismo con su próxima innovación en esta gama? No lo sabemos, pero a tenor de lo que se viene filtrado, los AirPods podrían cambiar de paradigma totalmente con respecto a los actuales.

Se vuelven a confirmar los planes de Apple

Hace varios meses que se dijo que Apple pretendía enfocar los AirPods al terreno de la salud. Todo ello con la incorporación de nuevos sensores con capacidad de medir las pulsaciones o incluso la temperatura. Y si bien es cierto que en su momento fue muy sonado, poco o nada se volvió a saber después.

Sin embargo, esta semana The Wall Street Journal salió con unas informaciones que volvían a poner sobre la palestra este desarrollo por parte de Apple. Según el conocido medio, han tenido acceso a documentos internos de la compañía en los que se confirman estos planes, por lo que no parece que fuese algo puntual que se planteó, sino que desde Apple parecen estar concienciados en hacer que ya no solo sus Apple Watch se enfoquen en estos terrenos, sino que hagan pareja con sus auriculares.

airpods pro

¿Cuándo podrían llegar oficialmente?

No se desvelan detalles demasiado técnicos al respecto de cómo serán los sensores, más allá de las ya mencionadas capacidades que tendrían. Sin embargo si que se puede intuir que, además de superar los propios test de Apple, pueda ser aprobado por otras instituciones pertinentes que, como ya sucede con los Watch, tienen que dar su visto bueno a funciones relacionadas con salud, pese a que oficialmente no puedan ser catalogadas como instrumentos médicos.

Esto es lo que nos hace prever que no llegará a corto plazo. Se esperan los AirPods 3 antes de acabar el año e incluso hay quien apunta a que también los AirPods Pro 2, pero queda totalmente descartado que incorporen alguna de estas funciones por lo preliminar que sería todavía el desarrollo de estas. Ni tan siquiera para 2022 parece ser factible, pero es probable que ya para entonces se vayan teniendo más certezas al respecto.

Como ya decíamos unas líneas más arriba, no podemos considerar que dispositivos como estos sean homologables a los utilizados en hospitales y centros de salud, pero pueden acercarse mucho. A las pruebas nos remitimos en vista a la cantidad de noticias que han surgido estos años acerca de como los Apple Watch han ayudado a detectar arritmias y han alertado de enfermedades cardiovasculares. Por tanto, quién sabe si los AirPods del mañana seguirán por ese mismo camino.