Compartir

En el mes de abril de 2017 se empezaban a ver los primeros traslados de empleados de Apple a su nueva sede en Cupertino. El gigantesco Apple Park inició su construcción en 2013 como uno de los grandes proyectos que dejó Steve Jobs antes de fallecer en 2011. Esta sede, considerada por expertos como uno de los edificios modernos más destacados, cuenta con una superficie de 260.000 metros cuadrados en los que el edificio principal en forma de circunferencia alberga multitud de despachos y talleres dónde los trabajadores de la manzana trabajan a diario. Recientemente hemos sabido cual sería el valor de este curioso edificio. A continuación te contamos los detalles.

La millonaria cifra en la que se tasa Apple Park

El medio norteamericano 9to5Mac detalla en un artículo la información relativa al valor en dólares que tendría el Apple Park. No es que la compañía tenga pensado vender su ya emblemático edificio, ni mucho menos. Resulta curioso conocer ahora este dato debido a que en multitud de ocasiones la compañía rechazó realizar una valoración con el objetivo de evitar impuestos sobre la propiedad.

Apple Park Abril

Ha sido el asesor del condado de Santa Clara el que ha puesto precio a este edificio: 4,17 mil millones de dólares. Una cifra que se lee muy rápido a pesar de la inmensa cantidad de dinero que supone. Hay que destacar que este precio se desglosa en varios aspectos y es que por un lado se tiene en cuenta que el valor del edificio es de 3,6 mil millones de dólares mientras que el resto correspondería al valor del mobiliario que se encuentra en él, así como los ordenadores y otras maquinarias de alto rendimiento que dispone Apple.

Esta tasación del Apple Park convierte a Apple en poseedora de uno de los edificios más caros del mundo junto a otros también muy conocidos como el One World Trade Center de Nueva Tork o el Abraj Al Bait de La Meca.

Volviendo al tema de los impuestos, sin ser nosotros expertos al no conocer además con exactitud la situación de Estados Unidos, hemos podido saber que Apple tributa un 1% por su edificio. Esto se traduce en aproximadamente 40 millones de dólares al año, aunque esta cifra parece escasa para muchos estadounidenses que consideran que los beneficios de la compañía no corresponden con esta contribución. La crisis de la vivienda en el país norteamericano también estaría siendo un punto de polémica con respecto a estos impuestos.

Más allá de impuestos y valoraciones, lo que es evidente es que el Apple Park se ha convertido ya en un icono de la arquitectura, incluyendo también edificios anexos como el Steve Jobs Theatre. Precisamente el diseño de este auditorio fue galardonado el pasado año con un prestigioso premio.

Fuente9to5Mac
mm
24 años. Estudiante de Marketing y Publicidad. Apasionado de la tecnología en general y de la manzana mordida en particular. Como dijo aquel: think different. alvaro.lamanzanamordida@gmail.com