iPhone X o iPhone 11, analizamos qué opción es mejor comprar para 2020

El año 2017 supuso un punto de inflexión en cuanto al iPhone se refiere. Apple eliminaba el botón Home y presentaba su primer todo pantalla (o casi, si no fuera por el notch). Ahora, dos años después nos encontramos con nuevos terminales como los iPhone 11, los cuales llegan de partida con un precio muy competitivo y con alguna especificación en la que queda por detrás del iPhone X. Por ello nos preguntamos cuál de los dos teléfonos es mejor comprar.

iPhone X vs iPhone 11, ¿cuál es mejor comprar?

Especificaciones

Sabemos que un análisis completo de dos dispositivos no puede basarse únicamente en especificaciones, y más cuando se trata de dispositivos de alta gama. Pero es evidente que la importancia que tienen estos aspecto es grande, ya que al fin y al cabo son los únicos datos objetivos que se pueden decir de ellos. Las especificaciones del iPhone X y iPhone 11 respectivamente son las siguientes:

iphone x iphone 11

Especificaciones iPhone X iPhone 11
Colores Plata y gris espacial Negro, blanco, amarillo, rojo, verde y malva.
Dimensiones y peso -Alto: 14,36 cm           -Ancho: 7,09 cm         -Grosor: 0,77 cm        -Peso: 174 g -Alto: 15,09 cm           -Ancho: 7,57 cm         -Grosor: 0,83 cm        -Peso: 194 g
Pantalla Pantalla OLED Super Retina HD de 5,8 pulgadas y resolución de 2.436 x 1.125 px. Pantalla LCD Retina HD de 6,1 pulgadas y resolución de 1.792 x 1.828 px.
Procesador A11 Bionic A13 Bionic
Memoria interna 64 GB, o 256 GB 64 GB, 128 GB o 256 GB
Cámara trasera Cámara dual de 12 Mpx con gran angular de f/1,8 y teleobjetivo de f/2,4. Doble estabilización óptica de imagen, zoom óptico x2 y zoom digital x10. Modo retrato, HDR para fotos y grabación de vídeo en 4K a 24, 30 o 60 f/s. Doble cámara de 12 Mpx con gran angular de f/1,8 y ultra gran angular de f/2,4. Modo noche, estabilización óptica de imagen, zoom óptico x2 y zoom digital x5. Modo retrato, HDR de última generación para fotos y grabación de vídeo en 4K a 24, 30 o 60 f/s.
Cámara delantera Lente de 7 Mpx con apertura de f/2,2, HDR automático para fotos y grabación de vídeo en 1080p HD a 30 f/s. Lente de 12 Mpx con apertura de f/2,2, HDR automático para fotos y grabación de vídeo en 4K a 24, 30 o 60 f/s.
Compatible con Touch ID No No
Compatible con Face ID

¿Se notan las diferencias a la hora de usar los dispositivos?

Con un simple «Sí» podríamos dar por zanjado este apartado y no estaríamos mintiendo. Sin embargo creemos que es importante destacar cada cosa, ya que de eso se trata al fin y al cabo este artículo. La diferencia más evidente son los colores y el diseño, pero esto es algo ya que depende de cada persona. En tamaño hemos de destacar que el iPhone 11 se nota más pesado que el iPhone X, no es que haya una diferencia abismal, pero sí se notan los 20 gramos de más del primero y también lo notarás en tus dedos al crecer tanto en ancho como alto.

La pantalla es probablemente una de las diferencias más reseñables. El iPhone X cuenta con una pantalla OLED, la cual se ve francamente muy bien y destaca por las clásicas características de estos paneles, como que los negros son completamente negros debido a que los píxeles se apagan para mostrar ese color. En el iPhone 11 lo que nos encontramos es un panel LCD IPS, el cual también se ve muy bien pero dispone de una resolución menor. Al final es un aspecto que poco se nota en el día a día, porque la del 11 es una LCD de muy buena calidad, pero si eres muy receloso de este tema lo acabarás notando. También los marcos son un poco más anchos en el 11 que en el X, pero es cuestión de milímetros y ocurre como con el panel, ya que al final es cuestión de acostumbrarse.

En temas de batería es dónde hay una diferencia reseñable. El iPhone X tiene una batería que un uso normal te puede llegar al final del día y con un mayor uso sufre para no depender de cargador. En el iPhone 11 nos encontramos ya con una de las mejores baterías en un iPhone, solo con los 11 Pro por delante. Con uso normal se debería llegar al final del día con porcentajes de batería bastante aceptables y con un mayor uso no debería tampoco tener problemas.

Las cámaras traseras son las que seguramente generen una duda mayor. Sobre el papel hemos visto que la doble cámara trasera es prácticamente igual en cuanto a especificaciones, pero los resultados no son los mismos. En este apartado gana claramente el iPhone 11 al disponer de funciones como el modo noche, HDR inteligente de última generación y el Deep Fusion. Este último es un sistema de tratamiento computacional de las fotografías que hace el dispositivo y que mejora considerablemente la calidad de estas. También el ultra gran angular del iPhone 11 es algo digno de mención y de lo que el iPhone X carece.

En la cámara delantera también vemos diferencias y es que tanto la resolución de las fotos como la grabación en vídeo del iPhone 11 es superior a la del iPhone X. Incluso se pueden grabar selfies a cámara lenta, los llamados «slowfies» por la propia Apple. El angular también es mayor en el 11, permitiendo captar una visión mayor que resulta muy útil cuando vas a realizar un selfie con varias personas. La mejora de estos sensores se nota incluso en Face ID, el cual funciona a las mil maravillas en el iPhone X, pero se ve notablemente más rápido en el iPhone 11.

Por último, y no menos importante, nos encontramos con dos procesadores distintos. Ambos se llevan dos generaciones de diferencia, A11 Bionic para el iPhone X y A13 Bionic para el iPhone 11. Evidentemente el rendimiento y la fluidez será mejor en este último, pero esto no hace que el X sea malo, ni mucho menos. Para un uso normal y corriente e incluso para tareas algo más pesadas, el iPhone X sigue cumpliendo de forma excelente y no da ningún problema. Estos chip también son indicadores de cuantas versiones de software recibirán los dispositivos, y mientras que el iPhone 11 aún le quedan como mínimo 4 o 5 años, al iPhone X le queda algo menos, pero podría seguir al menos hasta 2021 recibiendo nuevas versiones de iOS.

¿Cuál es la diferencia de precio?

El iPhone X dejó de estar a la venta en Apple en el año 2018, sin embargo sigue estando presente en muchas tiendas y compañías telefónicas. El iPhone 11 por su parte tiene un precio oficial en Apple de 809€, un precio que puede tener algún descuento en otras tiendas o portales como Amazon. Este precio que marcábamos suele ser el que ronda el iPhone X en tiendas, salvo descuentos puntuales.

Por tanto vemos que más o menos ambos dispositivos tienen el mismo precio, por lo que en esa igualdad de condiciones creemos que merece más la pena invertir en el iPhone 11. Por dos aspectos que ya hemos comentado y que creemos fundamentales hoy en día: batería y cámara. La única circunstancia por la que recomendaríamos el iPhone X en este caso sería que seas un usuario que valore muchísimo la calidad pantalla y no te convezcan los paneles LCD. Eso o que no te guste el diseño del iPhone 11, y es que por bueno que sea un equipo, debe entrar primero por los ojos.

Si la diferencia de precio entre ambos deja al iPhone X muy por debajo del iPhone 11 o con una cantidad que creas más accesible para tu bolsillo, no te preocupes. Ya has visto que el iPhone X, pese a las diferencias, sigue siendo un equipo todavía muy capaz y que no te dará una mala experiencia, ya que cumple muy bien en todo.

Y aquí quedaría nuestra conclusión, en que creemos que merece más la pena el iPhone 11 que el iPhone X. Pero todo ello sin desmerecer las todavía valorables virtudes de un equipo como el iPhone X que está aguantando muy bien el tirón de sus sucesores de 2018 y los de 2019. Veremos si con la llegada en septiembre de 2020 de nuevos iPhone cambia este paradigma, pero por el momento esto es lo que pensamos.