Qué puedes hacer si tu iPad no enciende o tiene problemas para arrancar

Si tu iPad no enciende o tienes algún tipo de problema al arrancarlo, es posible que tengas que llevarlo a reparar. No obstante existen otras alternativas, dependiendo de qué problema exacto sea el causante de este mal funcionamiento. En este artículo te contamos cuales son esas posibles causas y qué puedes hacer al respecto para arreglarlo.

¿Por qué no enciende tu iPad? Soluciones

Lo primero que debemos verificar, pese a que parezca una obviedad, es si el iPad tiene batería. Recomendamos por ello conectarlo a la corriente y dejarlo unos minutos para comprobar si está cargando y si enciende la pantalla. En caso de que esto no funcione, podemos aprovechar también para descartar que el problema sea que el cargador está defectuoso, por lo que se recomienda probar distintos cables y adaptadores de corriente.

Relacionado nuevamente con el asunto de la batería, nos encontramos con la posibilidad de que el conector de carga esté roto, lo cual ya no es una solución que podamos tomar por nuestra cuenta tan fácilmente. Se puede descartar que no funcione a causa de suciedad, limpiándolo con sumo cuidado introduciendo un bastoncillo que no suelte pelusas.

ifixit ipad 2019

Si te has asegurado de que el iPad si tiene batería es cuando toca analizar otras causas. La pantalla es la principal sospechosa en la mayoría de casos. Si el dispositivo ha sufrido un golpe recientemente, por menor que pueda parecer, podría ser suficiente como para que la pantalla no se encienda. Insistimos en que esto puede ocurrir incluso con la pantalla en buen estado aparente.

Otro aspecto físico destacable en este tipo de fallos es el botón de encendido del dispositivo. Si bien no suelen ser componentes que se rompan fácilmente, no es descartable del todo que este o alguno de los circuitos internos que lo conectan haya quedado defectuoso. Este fallo es fácil de comprobar, ya que al conectar el iPad apagado a la corriente se tiene que encender sin necesidad de tocar el botón. Si esto te ha ocurrido es ya casi cien por cien seguro que el fallo se encuentra en el botón.

Cualquier otro fallo en componentes internos podría tener relación directa con daños por líquidos. Para que estos se produzcan no es necesario ni siquiera que se te haya derramado líquido encima o cerca del iPad, ya que un simple ambiente de humedad podría afectar a estos. Por eso siempre se recomienda no utilizar o almacenar este tipo de dispositivos en lugares en los que existan condiciones de humedad alta.

Retomando los daños por una caída o golpe accidental que comentábamos a la hora de hablar de la pantalla, nos situamos en la posibilidad de que cualquier otro componente interno se haya visto afectado por esto. En ocasiones un golpe puede no afectar primeramente al funcionamiento del dispositivo y, pasado un tiempo, mostrar el fallo. No es frecuente tampoco, pero se puede dar la situación de que quizás algo se haya quedado a medio romper a causa de este golpe y pasado un tiempo se termine por romper del todo.

En cualquiera de los casos, una vez verificado que el problema no se puede solucionar fácilmente, nuestra recomendación es acudir a la web de soporte técnico de AppleAquí puedes seleccionar tu problema y concertar una cita en una Apple Store o Servicio Técnico Autorizado para que un profesional inspeccione a fondo el problema y pueda ofrecerte una reparación. El coste de esta reparación es también variable, ya que no supone el mismo coste cambiar una pantalla que cambiar una placa entera, para lo cual se suele dar generalmente un iPad reacondicionado como sustituto. También hay que tener en cuenta si el iPad se encuentra en garantía, ya que es posible incluso que no se trate de un defecto derivado de un mal uso y por tanto sea gratuita la reparación.