La carga rápida no es del todo perfecta y te contamos por qué

La carga rápida no es del todo perfecta y te contamos por qué

José Alberto Lizana

La carga rápida se está estandarizando en la mayoría de los dispositivos móviles que hay en el mercado. Pero aunque se obtenga una carga en poco tiempo no es totalmente perfecta ya que puede tener inconvenientes. Analizamos las ventajas y las desventajas que tienen la carga rápida.

Conceptos de la carga rápida

Para poder realizar una carga rápida es importante tener un cargador compatible. Dependiendo de la potencia del cargador que tengas la velocidad de la carga se verá totalmente diferida. En los últimos iPhone que ha lanzado Apple se puede cargar de manera normal a 18W.

Es importante tener en cuenta que la carga no es lineal. Con esto nos referimos a que siempre en los primeros minutos se hace una carga mucho más rápida que cuando llega al final. De este modo se trata de mantener la seguridad de la batería en todo momento. De manera general del 0 al 80% de la batería se aplica una carga muy rápida pero a partir de este porcentaje comienza a ser mucho más lenta. Es por esto que siempre debemos acostumbrarnos a que casi siempre llegará al 80% y no al 100% de una manera muy rápida para poder planificar estas cargas.

carga rapida iphone

Desventajas de la carga rápida

Las desventajas que tiene la carga rápida por desgracia son muchas. Una de ellas es sobre todo el calor que se puede generar, ya que la carga no es del todo eficiente. La energía que entra en la batería del iPhone no siempre termina recargándola sino que se desprende en forma de calor pudiendo generar un sobrecalentamiento. Esto sobre todo puede ocurrir cuando se utilizan cargadores que no son oficiales y que hace que al aumentar el voltaje y el amperaje se provoque este calentamiento excesivo.

Son muchos los estudios que apuntan a que las baterías y las altas temperaturas no se llevan del todo bien. Es por esto que este tipo de temperaturas elevadas durante mucho tiempo pueden afectar de lleno a la salud de la batería de manera muy negativa al desgastarla. El hecho de que se caliente lo notarás rápidamente ya que al tocar el iPhone notarás que algo va mal. Esto puede presentarse tanto con la carga tradicional por cable como por carga por inducción. En este último caso es donde más problemas se puede generar al ser un tipo de carga mucho más ineficiente. Es por esto que los cargadores inalámbricos con un amperaje elevado pueden ser bastante perjudiciales por este calor generado.

carga rápida por inducción iPhone X

Es por esto que siempre es recomendable evitar la carga rápida todo lo posible. Únicamente deberías utilizarla cuando tienes poco tiempo en un día concreto para poder realizar una carga. Pero de manera habitual es mejor evitarlo con el objetivo de mantener una salud de la batería óptima. De lo contrario la salud se vería comprometida y podría reducir drásticamente la autonomía del equipo al no cargarse de una manera adecuada. Además, siempre hay que utilizar los cargadores oficiales para poder mantener un voltaje lo más estable posible, evitando los cargadores falsificados o sin certificación.

Ventajas de la carga rápida

Si eres una persona que trabaja mucho con el iPhone durante bastante tiempo continuado, es vital tener una carga rápida para reducir la dependencia del cargador. Esto te evita tener que ir buscando un enchufe por cualquier sitio ya que en poco minutos podrás tener el iPhone bastante cargado, por ejemplo hasta el 80%. En los iPhone con un cargador de carga rápida como el de 18W se puede conseguir una carga del 50% en 30 minutos. Esto hace que si pasas por casa para darte una ducha puede tener el iPhone con un buen nivel de batería para poder