Solución a algunos problemas de iPhone y iPad: calibrar la batería

Solución a algunos problemas de iPhone y iPad: calibrar la batería

Álvaro García M.

El tiempo pasa tanto para humanos como para dispositivos y componentes electrónicos. En el caso de las baterías es algo totalmente normal comprobar como, pasado un cierto tiempo, esta se ha descalibrado. De hecho uno de los fallos en iPhone más habituales reside en la poca duración de sus baterías o incluso ocasiones en las que, teniendo por ejemplo un 20% de batería todavía, el teléfono se apaga. También encontramos iPhone que al 1% de batería suele aguantar bastante encendido. Cuanto todo esto ocurre, suele ser por no estar bien calibrada la batería, por lo que en este artículo te mostramos cómo calibrar la batería de un iPhone correctamente y, con ello, tratar de aumentar la vida útil del dispositivo.

Cuándo hacer un calibrado al iPhone o iPad

Realmente no existe una norma escrita al respecto de cuándo calibrar o no la batería de dispositivo. Tampoco se marcan unos tiempos que indiquen que deba hacerse una vez cada ciertos meses. La mayor recomendación es hacerlo cuando el dispositivo presenta fallos en su batería. A continuación te mostramos algunos de ellos:

  • Se muestra un porcentaje que no es real. Es decir, que como comentábamos al inicio, el dispositivo muestre en pantalla un porcentaje de batería que no se corresponde con el real porque se apaga cuando se supone que aún le queda un número alto.
  • Tarda mucho en cargar. A veces creemos que un iPhone o iPad carga muy lento, pero realmente no es que esté pasando esto sino que se muestra un porcentaje erróneo. Si un dispositivo ha estado 6 horas o más cargando y pese a ello no ha llegado al 100%, es evidente que algo raro pasa porque ni con los cargadores más lentos es normal. Otra cosa sería que falle el cargador, pero si ocurre con todos el problema será que la batería no está bien calibrada.
  • La salud de la batería ha bajado. Realmente es lo más habitual que ocurra y aunque calibrarla no ayudará a ‘resucitarla’, podrá servir para que los parámetros se asienten y se pueda mostrar un mejor reflejo de la salud de la batería en los ajustes.
  • Si la batería es nueva. Normalmente las baterías originales de repuesto que ponen en Apple y en servicios autorizados suelen estar en muy buen estado, pero es recomendable aún así realizar una calibración cuando se pueda para terminar de ajustarla al dispositivo.
  • Si el iPhone es nuevo. Aquí exponemos las mismas razones que en el anterior apartado.

Proceso para calibrar la batería de un iPhone o iPad

Las versiones más recientes de iOS incorporan una función muy útil que nos permite comprobar la salud de la batería del iPhone. Si esta se encuentra en un 100% estará en perfecto estado, y se seguirá considerando normal en porcentajes que no bajen del 80%. En cualquier caso, el propio dispositivo te marca una indicación cuando algo no va bien en la batería. Puedes comprobarlo desde Ajustes>Batería>Salud de la batería.

salud bateria iphone

Cabe destacar que una batería de iPhone se considera ya desgastada al sobre pasar los 500 ciclos de carga, es decir, haber sido descargada y cargada de 100 a 0 500 veces. Aunque esto último no es literal, ya que si por ejemplo  sueles cargar el teléfono cuando está al 90%, el ciclo de carga se considerara completado cuando lo hayas cargado 10 veces. En cualquier caso, la calibración de batería es útil cuando el iPhone o iPad experimenta problemas como los mencionados anteriormente pese a que sus ciclos y salud sean buenos.

Para calibrar la batería de tu dispositivo simplemente deberás seguir estos pasos:

  1. Carga el iPhone / iPad hasta el 100% y una vez llegado a este punto mantenlo encendido sin desconectar el cargador durante aproximadamente 2 o 3 horas. Podrás utilizar el dispositivo con normalidad en este tiempo.
  2. Desenchufa el dispositivo de la corriente y deja que se agote la batería completamente hasta apagarse. Durante este proceso también podrás utilizar el iPhone / iPad con normalidad y de hecho se recomienda hacer un uso intensivo con procesos pesados con el objetivo de que la batería tarde menos en agotarse.
  3. Una vez que el equipo ya se haya apagado deberás dejarlo durante 6 horas sin conectarlo a la corriente.
  4. Transcurrido el tiempo, deberás conectar el cargador al iPhone / iPad y, manteniendo el equipo apagado, déjalo cargar durante otras 6 horas. Al enchufar el conector por primera vez el dispositivo se encenderá al tener un mínimo de batería, por lo que tu mismo deberás apagarlo de forma manual.

Una vez realizado este proceso la batería ya estará calibrada y deberías dejar de experimentar problemas relacionados con ella. Eso sí, recuerda que no es algo «mágico» que de repente aumente la salud de tu batería, sino que permitirá que el porcentaje visto en pantalla sea más fiel a la realidad e incluso pueda llegar a darte un poco más de uso del dispositivo, pero sin grandes alardes.

¿Hay efectos negativos en la calibración?

Cuando se realiza un calibrado de la batería, sea de un iPhone o un iPad, el dispositivo no va a experimentar un cambio negativo en su rendimiento. Tampoco se espera que esto mejore la autonomía considerablemente, ya que la batería al final es la que es. Sin embargo no es recomendable abusar de este método. El motivo de esto es que cuando se realizan estos ajustes se necesita de exigir al máximo la batería, gastando un ciclo de carga completo y exponiéndolo después a un proceso interno de reajuste cuando está agotada. Realmente el impacto sobre la salud de la batería es mínimo en una calibración, pero si el proceso se hace con cierta asiduidad puede acabar rotándose el deterioro de la misma forma que si se mantiene la costumbre de no cargar un dispositivo hasta que se agote la batería.