Si tu iPhone X no suena bien, puedes solucionarlo de esta forma

Los fallos en los altavoces del iPhone X, aunque no sean lo más normal del mundo, no son tampoco algo extraño. Por ello, si estás siendo afectado por algún problema en relación a ellos, debes estar tranquilo porque tiene solución. Y no, probablemente no sea necesario acudir al soporte técnico, ya que hay ciertos aspectos que puedes revisar tu mismo y que podrían servirte para solucionar el fallo.

Los problemas de sonido más comunes en iPhone X

Como te decíamos anteriormente, no es lo más normal del mundo encontrarse con problemas en este sentido. No se han detectado nunca problemas en una serie concreta que venga afectada por defectos de fábrica, aunque más allá de eso, hay varios fallos que pueden aparecer en cualquier iPhone X y que se manifiestan de la siguiente manera:

  • El sonido está muy bajo y apenas suena, pese a que se suba el volumen al máximo.
  • Se escucha el audio enlatado, como si estuviese taponado.
  • Sonido metálico o chirridos intermitentes que empeoran la experiencia de escucha.
  • Los altavoces no suenan nada y ni siquiera subiendo el volumen se puede reproducir ningún sonido.
  • Sonido demasiado grave o agudo que representa al final un audio poco natural sin apreciar los matices reales.

Ante estos problemas, podemos encontrarnos con que su origen sea de hardware, pero también de software. Precisamente para cualquiera de ellos te planteamos una serie de soluciones en los siguientes apartados.

Descarta que el software sea el origen del problema

El software es uno de los puntos críticos en cualquier problema que se de en un iPhone. Es muchas veces el culpable de los problemas, sean del tipo que sean. Y, por supuesto, los fallos de sonido y problemas con altavoces pueden tener su origen en ello. Por tanto, es iOS y sus configuraciones lo primero que debes revisar antes de dar por hecho que son los propios altavoces los que están causando el problema.

Comprobaciones previas

Posiblemente las recomendaciones que vas a leer a continuación las hayas llevado ya a cabo antes de certificar que algo extraño estaba ocurriendo a los altavoces de tu iPhone X. No obstante creemos conveniente advertir de estos pasos previos para certificar que todos los ajustes son correctos:

  • Sube el volumen de tu iPhone al máximo, bien con los botones o desde Ajustes > Sonidos y vibraciones.
  • Asegúrate de que el modo «No molestar» está desactivado.
  • Prueba el sonido en diversas aplicaciones.
  • Prueba a realizar una llamada y comprobar si escuchas a la otra persona.

Si has comprobado esto y te has percatado de que el fallo sigue presente, puedes seguir leyendo este artículo para encontrar una solución. Si con esas comprobaciones has podido solucionar el fallo, evidentemente no hará falta que sigas leyendo porque ya diste con el problema de tu iPhone X.

Apagar y volver a encender

Dispositivos como el iPhone ejecutan cientos de tareas en segundo plano sin que tan siquiera seamos conscientes de ello. Tanto iOS como los procesadores del iPhone están más que preparados para solventarlos fácilmente y que ello no implique dificultades. Sin embargo no es extraño que de vez en cuando alguno de estos procesos en segundo plano se atranquen y ello acabe generando problemas en el dispositivo. La forma de acabar con este problema y descartar que el origen de tu problema sea este, lo recomendable es apagar tu iPhone X y mantenerlo así al menos 15-30 segundos y después volver a encenderlo. Quizás esto no solucione el problema con el sonido, pero al menos descartas que esté influyendo algún otro problema.

apagar ipad

Actualizar el iPhone

Pese a que un problema se presente de tal forma que parezca de hardware, como es el caso de tu iPhone X y sus altavoces, lo cierto es que en ocasiones puede derivar de un fallo de software. No es lo más habitual, pero quizás un bug del sistema operativo podría ser el culpable de que tengas estos problemas, especialmente si son fallos intermitentes y no se presentan de forma continua. La primera opción que nos encontramos es la de actualizar el software, para lo cual debes ir a Ajustes > General > Actualización de software y comprobar si hay alguna versión de iOS más reciente disponible y, en ese caso, descargarla e instalarla.

Actualizar software Apple Watch desde iPhone

Esto se soluciona a priori estando siempre informado de todas las actualizaciones que van saliendo al público. Aunque a priori muchas de estas no tengan ningún tipo de novedad que invite a actualizar los iPhone por temor a los fallos, lo cierto es que siempre es bueno realizar estas instalaciones. Siempre se incluyen diferentes parches de bugs de una manera poco transparente pero el hecho de no especificarse en las notas de novedades no significa que no esté cargado de parches.

Restaurar el software

También puede ser que el bug de iOS se manifieste a causa de algún tipo de archivo interno que esté generando problemas. Esto tampoco es habitual, pero en ocasiones se puede dar cuando se instalan copias de seguridad en un iPhone tras haber sido ya instalada previamente en otros equipos. De hecho se recomienda que cada cierto tiempo se realicen instalaciones limpias para evitar este tipo de problemas. Para ello deberías restaurar iOS y configurar el dispositivo como nuevo iPhone.

Es importante en este caso que no realice una configuración a partir de copia de seguridad. Durante los minutos posteriores a la restauración cuando estás configurando el iPhone es importante especificar que lo quieres inciar como si fuera nuevo. De esta manera puedes evitar exportar el error a través de la copia de seguridad aunque a posteriori siempre se tiene que realizar una instalación de todas las aplicaciones así como la descarga de los archivos de diferentes servicios de nubes.

Revisiones en el hardware del dispositivo

Una vez que hayas descartado que el software sea el problemático, toca ya pensar en que efectivamente son los elementos físicos (hardware) los culpables del problema. Y mucho ojo, porque ni siquiera esto implica que sí o sí debas acudir al servicio técnico. En siguientes apartados te explicaremos qué es lo que puedes hacer para solucionar por tu cuenta el problema y sin perder los derechos a reparaciones en el servicio técnico oficial.

Daños por agua y humedad

El agua, y la humedad en general, son los principales enemigos de los dispositivos electrónicos. Es cierto que el iPhone X cuenta con certificación IP67, la cual garantiza protección contra el agua y el polvo, pero a fin de cuentas nada es para siempre y pese a que tenga un buen sellado, al final con el tiempo se puede desgastar el material y hacer que el agua pueda entrar en el interior del iPhone. En principio esto podría estar afectando solo a los altavoces, pero no se puede descartar que llegue a la placa y termine por dejar inutil el dispositivo.

Por ello, si se ha mojado recientemente el iPhone e incluso te has bañado con él en la piscina o en la playa, deberás llevarlo a reparación sí o sí, porque al 99% será la causa de que no funcionen los altavoces. Para ello deberás pedir una cita previa en una Apple Store o Servicio Téncnico Autorizado. Una vez que lleves el terminal a uno de ellos, realizarán un diagnóstico y te ofrecerán el presupuesto de reparación.

Aunque antes puedes intentar eliminar el agua del interior de los altavoces gracias a aplicaciones que, mediante la reproducción de determinados sonidos, puedan ser capaces de eliminar esos restos de líquidos. Funcionan de forma similar a la función que tiene el Apple Watch para ello, aunque pierde eficacia si no se realiza instantes después de que se haya mojado. La app más popular en este sentido se llama Sonic.

Suciedad en los altavoces

Por muy pulcro y cuidadoso que seas con tu iPhone, es posible que una pequeña mota de polvo u otro resto de suciedad se haya incrustado en los altavoces. De hecho es lo más normal del mundo teniendo en cuenta que dejamos el móvil en múltiples superficies, lo guardamos en bolsillos, mochilas, bolsos, maletas… El hecho de que haya suciedad en el interior puede hacer que el sonido se escuche distorsionado e incluso que lo tape por completo.

altavoz iphone x

Para limpiar los altavoces se recomienda utilizar siempre utensilios que no puedan dañarlos, ya que están fabricados con materiales muy sensibles. Por ello, la recomendación que la propia Apple hace es que se utilicen pequeños bastoncillos que no suelten pelusas o cepillos de dientes de cerdas blandas. Obviamente hay que evitar siempre que sea posible la interacción con el líquido como el agua. Pero el hecho de usar otro tipo de productos como por ejemplo amoniaco o lejía también se debe evitar ya que el iPhone no está preparado para este tipo de productos que son corrosivos.

Golpes y caídas

No cabe duda de que los teléfonos cada vez se fabrican con materiales más premium y, sobre el papel, más resistentes. Pero es innegable también que estos son mucho más sensibles a golpes y caídas que los antiguos teléfonos que teníamos hace años. Es por ello por lo que cada componente que forma el iPhone puede verse afectado por cualquier golpe o caída. Sobre todo se puede realizar la desconexión de algún tipo de cable en la placa base del propio iPhone o simplemente se termina descolocando o rompiendo.

Si tu iPhone X ha sufrido una caída o golpe fuerte recientemente, es posible que no notases de primeras un fallo aparente, pero ahora se está presentando en el altavoz. Esto puede ser casual o no, pero dependiendo del nivel de gravedad del golpe puede estar más relacionado. Por tanto, no te quedaría más remedio que acudir a reparación y en este caso casi siempre deberás realizar un abono por esta reparación recibiendo previamente el presupuesto. Es por ello que siempre que sea posible debes tener una funda en tu dispositivo tanto en forma de carcasa como en la pantalla. De esta manera cualquier tipo de golpe que se termine llevando el iPhone no provocará en muchos casos graves problemas internos como en el altavoz.

Apple Support reparación de iPhone

Fallo de fábrica y reparación gratuita

En algunas ocasiones se han dado casos en los que varios lotes de iPhone se han visto afectados por un defecto de fábrica común y Apple ha abierto un programa de reparación gratuita para ellos. Con el iPhone X y los altavoces no ha habido nada similar, por lo que se descarta que pueda ser un problema general. Sin embargo no se puede descartar que tu terminal en concreto pueda tener un defecto de fabricación que afecta al altavoz. Es por ello por lo que acudir a reparación a una Apple Store o Servicio Técnico Autorizado puede ser clave. Si tu iPhone X se encuentra aún en garantía y se certifica que no sufre daños por golpes o humedad, seguramente accedan a repararlo sin coste.

Es importante destacar esto último. Únicamente Apple podrá reparar el iPhone de manera gratuita si el fallo es culpa de la propia compañía. Y en cierta manera no es para nada fácil poder engañarlos ya que se puede detectar rápidamente si el iPhone ha sufrido algún tipo de golpe o ha entrado en contacto con el agua. Es cierto que existen algunas excepciones importantes a tener en cuenta. Los desperfectos que puedan deberse al paso del tiempo si pasan a través del filtro de supervisión que tiene Apple en sus tiendas para poder acerptlarlo en el programa de reparación.

¡Sé el primero en comentar!