¡Alto! Lee esto si te ha mojado el puerto de carga del iPhone

¿Se te acaba de mojar el iPhone y ha entrado agua en el puerto de carga? Que no cunda el pánico. Evidentemente no es una buena noticia, porque ya sabemos que el agua y la electrónica no son precisamente aliados. Sin embargo, en este post te vamos a ofrecer una serie de consejos acerca de cómo actuar en estos casos en los que se moja el conector Lightning con el fin de evitar problemas mayores.

Cosas que no debes hacer

Ocurrido el accidente no se puede volver atrás, pero si se puede evitar que el problema no vaya a mayores. Es por ello por lo que en siguientes puntos te advertimos cuáles son las cosas más importantes que no deberías hacer ahora bajo ningún concepto.

Sacudir o mover el iPhone

Puede parecer que tiene cierta lógica menear el iPhone con el conector Lightning hacia abajo con el fin de que el agua que haya podido entrar se caiga. Sin embargo no es nada aconsejable realizar movimientos muy bruscos llegados a este punto, dado que al final también estarás esparciendo el agua del conector.

Si el agua acaba entrando a los circuitos internos del iPhone, el dispositivo podría dejar de funcionar repentinamente sin posibilidad alguna de repararlo. Por tanto es mejor que lo mantengas quieto sobre una superficie seca en la que tampoco haya demasiada humedad.

Probar si carga mediante cable

¡Error! Entendemos que tras la salpicadura tengas muchas dudas acerca de si el conector se ha salvado y puedes recargar tu iPhone con normalidad, pero es mejor no precipitarse. Incluso aunque hayan pasado algunos minutos desde que el iPhone se ha mojado y aparentemente puedas pensar que está seco, podría haber todavía restos de agua.

El conectar el cable al conector mojado podría ser peligroso porque se crearía un cortocircuito. Y esto, además de que podría terminar de fastidiar tu dispositivo, también podría provocar problemas para tu integridad física. No creemos que se vaya a provocar un incendio o una gran explosión por ello, pero es mejor prevenir que curar y llegados a este punto toda precaución es poca.

Meterlo en arroz

Seguramente lo habrás escuchado muchísimas veces, pero lejos de lo que dice la creencia popular, esto no es algo bueno. Normalmente se dice que el arroz ayuda a secar el móvil cuando está mojado, algo que realmente tiene su parte de evidencia científica, pero que en este caso no es suficiente. De hecho puede acabar siendo peor que no meterlo en arroz.

Si en el interior del iPhone se cuela una partícula de arroz o del almidón que lo compone, se podrían provocar efectos devastadores para la circuitería. Como decíamos también en el anterior punto, podría no pasar nada grave, pero nuevamente creemos que es mejor no tentar a la suerte.

iphone arroz

Tratar de secarlo con un secador

Los secadores de aire son excelentes aparatos para el secado del pelo, pero no para el secado del agua de un dispositivo móvil. Precisamente el hecho de que sean de aire es el origen y causa de que el problema pueda ir a más. Si lo utilizas para secar el puerto de agua estarás esparciendo todo el agua, haciendo que incluso se cuele en el interior, con efectos similares a si lo estás agitando como te comentábamos en el primer punto de este apartado de cosas que no deberías hacer.

Qué se aconseja hacer para evitar problemas

Importantes son las cosas que no debes hacer, pero una vez conocidas es también relevante saber que es lo que si puedes hacer e incluso lo que deberías hacer. En siguientes puntos te lo contamos.

Cómo secarlo correctamente

Lo ideal es que dejes el iPhone en una superficie seca y, a poder ser, con una toalla o algo así debajo por si suelta agua, siendo esta la que lo absorba. Es ideal que no haya humedad y que sea un ambiente cálido, aunque tampoco es aconsejable que haya demasiado calor o que le incida directamente el sol.

Para secar tanto el conjunto del iPhone es recomendable usar toallitas secas y para el orificio en cuestión deberías utilizar bastoncillos que no suelten pelusas, de forma que puedan absorber el líquido del interior sin dejar rastro de pelusas u otros elementos. Y trata de hacer todo con suavidad, evitando esparcir más el agua por las razones que ya te exponíamos en otro apartado anterior de este post.

Reproduce un sonido al máximo volumen

Si tienes un Apple Watch, habrás comprobado que la forma que tiene de sacar posible líquido de su interior es emitiendo una serie de sonidos agudos que hagan que por los altavoces se escape todo el agua. Pues hacer lo propio con el iPhone también puede servir para liberar ese líquido y aunque sea de los altavoces, también repercutirá al conector Lightning.

Para ello es tan sencillo como abrir YouTube y buscar sonidos de una bocina o algo similar. Reprodúcelo durante unos 15 segundos al máximo volumen posible. Evidentemente sirve otro amplio abanico de sonidos, pero recomendamos ese por ser agudo y continuo, siendo ideal por tanto para crear vibraciones que saquen el agua de dentro.

altavoz iPhone 7

Si el móvil ya no carga tras esto

Una vez que el iPhone está completamente seco habrás probado a cargarlo. Si no funciona e incluso has probado con otros cables, evidentemente el conector se ha estropeado debido al agua. A continuación te contamos dos puntos importantes que debes conocer tras ello.

La garantía no cubre estos daños

Incluso teniendo un iPhone que tenga certificado de protección frente al agua, Apple no se hace responsable de los posibles daños ocasionados por ello. Por tanto, tendrás que abonar si o si el coste del remplazo. Y sí, decimos reemplazo y no reparación debido a que la compañía no repara ese daño en cuestión, sino que te ofrece otro dispositivo reacondicionado idéntico al tuyo y plenamente funcional como si fuese nuevo. Por tanto el coste variará dependiendo del iPhone que tengas.

Esto es aplicable tanto en Apple como en los SAT, ya que en otras tiendas no autorizadas podrían no repararte directamente el dispositivo o, en caso de hacerlo, no ofrecer garantías de uso de piezas originales. Recuerda en cualquier caso solicitar siempre información al respecto para evitar disgustos.

Servicio Tecnico Apple Genius Bar

Prueba la carga inalámbrica

La solución de emergencia más idónea es esta de cargar el iPhone en una base de carga inalámbrica, aunque siempre y cuando te hayas asegurado de que no haya nada más que falle en el dispositivo. Puede ser útil entre que esperas a la cita con el soporte técnico o como solución definitiva si no quieres abonar el coste que tiene el reemplazo del dispositivo.

Eso sí, solo los iPhone 8 y posteriores tienen esta posibilidad de carga, por lo que si tu terminal es más antiguo que este, tendrás que resignarte a abonar el precio de reparación o comprar un dispositivo nuevo.