Todas las formas de descargar una aplicación en Mac

Al igual que ocurre en todos los dispositivos del ecosistema de Apple, estos no son nada sin las aplicaciones que se pueden descargar. Ofrecen de esta manera las herramientas necesarias para trabajar prácticamente en cualquier ámbito. Desde la opción de escribir textos hasta las aplicaciones necesarias para acceder la gestión de tareas. En este caso, te explicamos cómo vas a poder descargar las aplicaciones en tu Mac. 

Hacer uso de las tiendas de aplicaciones

Actualmente, cualquier dispositivo inteligente cuenta con una tienda de aplicaciones o incluso varias. Esta se puede considerar un gran cajón con varias opciones a disposición de los usuarios para poder tener acceso a diferentes aplicaciones organizadas, generalmente, por su categoría precisa. Este puede ser el método más recomendable para poder descargar cualquier tipo de aplicación gracias a las barreras de seguridad que se van imponiendo.

La mítica Mac App Store

Es sabido por todos que Apple cuenta con una tiendas de aplicaciones que es propia. Viene instalada por defecto en todos los dispositivos de la compañía, como por ejemplo el iPhone o el iPad y el Mac tampoco es una excepción. En esta, Apple agrupa a todos los desarrolladores con sus aplicaciones. Si bien, hay que pasar una serie de requisitos y es por ello que en esta tienda se van a poder encontrar aplicaciones que en su mayoría son seguras. No van a estar desarrolladas con el fin de afectar de manera directa al dispositivo y tampoco para afectar a la seguridad de los usuarios que la usan.

El Mac App Store cuenta con secciones que están bien diferenciadas para poder encontrar todas las aplicaciones que necesites. Se pueden encontrar apps sociales, de organización, productividad o de estudio, entre otras muchas. Es por ello, que para poder descargar las aplicaciones en un Mac, simplemente se tienen que realizar los siguientes pasos:

  1. Abre la app App Store.
  2. Explora o busca la app que quieras descargar.
  3. Haz clic en el precio o en el botón Obtener. Si ves el botón Abrir en lugar de un precio o el botón Obtener, quiere decir que ya has comprado o descargado esa app.

Hay que tener en cuenta que si una aplicación muestra el botón Obtener en lugar del precio de este, es que la aplicación es completamente gratuita. De esta manera, cuando se va a descargar la aplicación no se aplicará ningún cargo en la tarjeta que está asociada. Si bien, hay que tener en cuenta que algunas de estas apps cuentan con compras integradas, aunque esto es algo que se va a poder terminar controlando. Si bien, en el caso de que aparezca el precio de esta, se va a tener que abonar en ese momento realizando la confirmación con contraseña o con Touch ID.

¿Hay otras alternativas?

Pero la Mac App Store no es la única tienda de aplicaciones que se puede usar en el Mac. Si bien, el acceso a estas es bastante restringido, ya que desde Apple imponen numerosos requisitos a la hora de introducir aplicaciones de terceros en sus dispositivos. La tienda más conocida de terceros es SetApp. Esta es realmente interesante, puesto que a cambio de una suscripción mensual o anual se van a poder descargar cientos de aplicaciones en el Mac que de manera individual tienen un precio único. Es por ello que por un precio realmente reducido tendrás acceso a muchas apps que en su conjunto tienen un precio muchísimo más elevado.

Setapp en Mac

Este es un servicio que está completamente autorizado por Apple y cuenta con todas las garantías de seguridad. Las apps que se incluyen en este caso son de desarrolladores que están autorizados y son de gran confianza. Igualmente, hay que destacar que en todo momento estas apps se podrán instalar también en iPhone si están seleccionadas.

El funcionamiento es muy similar, ya que simplemente se va a tener que instalar la alternativa de la tienda de aplicaciones. Al buscar una aplicación, deberás pulsar sobre el correspondiente botón de instalar. De esta manera se descargarán e instalarán los archivos necesarios para que todo funcione correctamente. Pero además de esta alternativa, se pueden encontrar pocas más debidas a los requisitos que se imponen para su uso en el día a día.

Descarga directa desde el navegador

Hay muchos desarrolladores que no acceden de manera directa a la tienda de aplicaciones. Uno de los ejemplos más claros son las aplicaciones de la propia Administración del Estado, aunque también se encuentran otras muchas que no quiere pagar las tasas que se imponen por parte de Apple. Es por ello que para instalar sus aplicaciones se tiene que acceder a una página web a través de uno de los navegadores que tengan instalados en el Mac. En este caso se va a poder descargar de manera directa un archivo con extensión .dmg o .pkg. En este caso, al ejecutarlo verás un instalador normal donde podrás elegir la ubicación de los archivos del programa, así como el acceso directo para poder acceder a el.

Hay que destacar que de forma predeterminada, las preferencia de seguridad y privacidad del Mac está configurado para que solo se instalen apps de la App Store. Pero para poder acceder a cualquier tipo de aplicación, vas a tener que dirigirte a las opciones de Seguridad y privacidad y marcar la opción «App Store y desarrolladores identificados». Igualmente, cuando se trata de ejecutar una aplicación externa, vas a tener que confirmar su apertura si no es un desarrollador identificado. Obviamente, ante esta situación se va a tener que realizar la verificación con contraseña o Touch ID.

El peligro de instalar aplicaciones desconocidas

Como hemos comentado anteriormente, hay muchas barreras para poder instalar aplicaciones que sean desconocidas. Apple únicamente recomienda la instalación a de apps de desarrolladores que estén autorizados y sobre todo que sean viables. Esto tiene una razón de peso: la seguridad de tu información personal. La instalación de archivos fraudulentos es una de las formas que tienen los hackers de acceder a tu información personal rápidamente. Pero más allá de los datos de la unidad de almacenamiento, también se puede instalar un malware que afecte a diferentes zonas del sistema operativo, como por ejemplo el acceso a la cámara web o también al micrófono. Es por ello que estamos ante un sistema de infección que es realmente eficaz.

Hay muchos señuelos en internet para poder instalar rápidamente una aplicación que de manera legal puede llegar a tener un alto precio. Pero siempre hay que desconfiar de toda página web que no sea oficial en este sentido. Debes saber que nadie va a ofrecer un software que tiene un precio fijado de manera completamente gratuita. Cuando algo es gratis, siempre se dice que el producto eres tú. E instalar un virus en tu Mac no es algo demasiado agradable, ya que esto te va a obligar a sufrir diferentes problemas de relevancia como la ralentización del dispositivo o todos los inconvenientes de seguridad que hemos comentado anteriormente.

Es por todo esto, que la forma más recomendable de instalar cualquier app es a través de la propia Mac App Store. En esta no vas a encontrar, salvo alguna excepción, ningún problema de seguridad que sea grave para tu Mac. Siempre que puedas opta por sistema y sobre todo huye de aquellas páginas web que no sean para nada fiables.

1 Comentario