Si tu Mac se ha mojado, esto es lo que que debes saber (y hacer)

Agua (o cualquier otro líquido) y electrónica no son precisamente amigos por mucho que veamos dispositivos con certificaciones de resistencia a este elemento. En el caso de los Mac no iba a ser menos y es que si tu ordenador se ha mojado, ya sea de forma leve o no, podría enfrentarse a problemas de funcionamiento. Es por ello por lo que en este artículo ahondamos en varias cuestiones cómo si cubre la garantía de Apple los daños del Mac por humedad o a qué componentes podría afectar.

Consejos para evitar problemas de líquidos en el Mac

A continuación te exponemos lo más importante que debes saber para evitar que el Mac sufra daños por líquidos o humedad, así como la forma en que debes actuar si tienes sospechas de que se haya mojado e incluso tienes la certeza de que así ha sido.

Condiciones idóneas para proteger el ordenador

Lo primero que debes saber es que no todos los daños por líquidos corresponden directamente a un accidente con un vaso de agua o un refresco. No hace falta ni siquiera que haya caído ningún liquido cerca del Mac. A veces no tener el ordenador en unas condiciones de temperatura y humedad adecuadas puede hacer que el interior del dispositivo acabe resistiéndose. Por eso deberías seguir siempre las indicaciones que la propia Apple da al respecto.

La compañía aconseja usar y almacenar sus ordenadores Mac en temperaturas que estén entre 10 y 35ºC. También en situaciones con una humedad relativa de entre 0 y 95% sin condensación. Todo componente del equipo que sufra algún tipo de problema por incumplir estas recomendaciones se considera un daño provocado por mal uso.

Mac

Qué hacer si se acaba de mojar

Si tu ordenador acaba de mojarse hace escasos minutos, debes seguir inmediatamente los siguientes consejos:

  • Apágalo, si es que estaba encendido o no se ha apagado solo al mojarse.
  • Retira todo tipo de cables y accesorios que estén conectados a el. Auriculares, cables de discos de almacenamiento, periféricos e incluso el cable de corriente o cargador.
  • Lleva el Mac a una superficie seca y déjalo reposar sobre una bayeta o trapo absorbente que esté seco y limpio.
  • Trata de secar el equipo con papel o un paño seco, pero sin utilizar ningún tipo de líquido. Recuerda que lo estás secando, no limpiando.
  • No utilices tampoco un secador ni otra herramienta similar para el proceso de secado, ya que podría ser contraproducente.
  • Intenta que la zona en la que hayas dejado el Mac tenga luz solar que ayude a que se seque antes, pero no que incida directamente sobre este.
  • Una vez que lo hayas alejado de todo líquido, no lo muevas ni agites, ya que si tiene líquido en su interior podrías estar arrastrándolo innecesariamente.
  • No lo enciendas bajo ningún concepto hasta que pasen varias horas.
  • Deberás también descartar la idea de meterlo en arroz y no por la complejidad que puede acarrear dependiendo del tamaño de tu Mac, sino también por ser algo que no está demostrado realmente que tenga efectividad.

¿Podrás encenderlo cuándo pasen varias horas?

Si han pasado varias horas desde el momento en que el Mac se mojó y además has tratado de mantener en un lugar seco para que no reciba más líquidos e incluso has intentado secarlo, podrás al menos intentar encenderlo. Si ha sido poco lo que ha sufrido el Mac con el líquido y/o no ha llegado a entrar en su placa, podría no haber ningún problema a la hora de encenderlo con total seguridad. Eso sí, trata de hacerlo sin que esté conectado a la corriente.

Sin embargo es importante que estés seguro de que el Mac está seco aparentemente. En cualquier caso, si escuchas un sonido raro al encenderse lo más aconsejable es que lo vuelvas a apagar para evitar que se produzca un cortocircuito que no solo pueda poner en peligro el ordenador sino también a ti mismo. Y aunque es poco habitual, puede suceder que salten chispas al encenderlo, por lo que ante esa tesitura sobra decir que vuelvas a apagarlo de inmediato.

Mac encendiendose

Si se ha mojado y funciona igual

Hay que priorizar el sentido común en estos casos. Si simplemente se te ha derramado un poco de líquido encima y lo has secado rápido, no debería haber ningún problema a priori. Si sospechas que puede haber entrado en el interior, pese a funcionar bien, no cantes victoria todavía. Puede darse la circunstancia de que el Mac siga funcionando bien y jamás aparezca ningún problema, ya sea porque el líquido no ha entrado en el interior o porque en caso de hacerlo no haya sido lo suficiente como para estropearlo.

Sin embargo no descartes que pueda dar problemas en el futuroAlgún componente interno podría oxidarse con el paso del tiempo al contacto con el agua y dejar de funcionar de forma inesperada. Problemas con el teclado en el caso de los portátiles, reinicios inesperados o imposibilidad de encender el Mac son algunos de los fallos más habituales y que no siempre se presentan al momento.

Si el Mac se ha estropeado tras el accidente

Llegados al punto en que el Mac haya sufrido daños por líquidos y no puedas usarlo con normalidad, hay una serie de aspectos que consideramos que son importantes y que deberías tener en cuenta. Desde lo que podría estar fallando en el ordenador hasta los pasos a seguir para repararlo, si es que tuviese finalmente solución.

A qué componentes puede afectar

Prácticamente todos los elementos que conforman un ordenador Mac pueden verse afectados por el agua, ya que por todos conduce la electricidad. Por tanto podemos encontrar problemas si entra humedad en la pantalla pudiendo visualizarse mal el contenido de esta, así como que el teclado o trackpad de un portátil deje de funcionar. Si en el mejor de los casos tienes un iMac, siempre podrás hacerte con otro periférico externo.

Sin embargo los problemas más comunes están en la placa base, donde se aloja el compendio de chips y circuitos que permiten funcionar al Mac. En el mejor de los casos es solo un componente de la placa el que se ha averiado por la humedad, pero desgraciadamente no se suelen reparar componentes únicos de esta. Por tanto se debería cambiar la placa entera y en algunos casos incluso el ordenador al completo por haber quedado inservible.

placa base mac

¿Qué dice la garantía sobre estos daños?

Lastimosamente pocas marcas cubren este tipo de reparaciones entre las condiciones de su garantía legal, ni para dispositivos móviles dónde es más común ni para ordenadores. Apple no hace excepciones en estos casos y la garantía no cubrirá ninguna reparación de este tipo. No quiere decir que no vaya a reparar el ordenador si lo deseas, pero te hará pasar por caja para ello y el precio dependerá del tipo de daño exacto y del modelo de tu Mac.

Este es un extracto de lo que dice la garantía con respecto a estos daños, en concreto en el apartado «d» de la misma:

Esta garantía no se aplica en los siguientes casos: […] daños causados por accidente, mal uso, uso indebido, fuego, contacto con líquidos, terremotos o cualquier otra causa externa […].

¿Dónde es más aconsejable llevarlo a reparar?

Pese a que no lo cubra su garantía, el soporte técnico de Apple sigue siendo el más recomendable, especialmente si se trata de un cambio de placa base. Si no tienes una Apple Store cerca en la que pedir una cita de reparación o no quieres acudir presencialmente podrás solicitar que recojan el equipo en tu domicilio o, en su defecto, pedir una cita en uno de los llamados SAT (siglas en inglés de Servicio Técnico Autorizado).

Tanto en la propia Apple como en esos otros servicios disponen de piezas originales y garantía tras la reparación, además de tener técnicos especializados en el asunto. Es por estas razones por las que es siempre recomendable llevar un Mac averiado a un servicio oficial. En otros establecimientos no te ofrecerán piezas originales y probablemente el funcionamiento acabe viéndose deteriorado, aunque en cualquier caso puedes pedir información en cualquier lugar sin compromiso para valorar todas las opciones.

¡Sé el primero en comentar!