Lo que puedes hacer con un Mac que se ha quedado obsoleto

Lo que puedes hacer con un Mac que se ha quedado obsoleto

Álvaro García M.

Nos guste o no, la tecnología avanza a pasos agigantados y equipos que en su día disponían de tecnología puntera, ya no cuentan con ella. El caso de los Mac, independientemente de que sean iMac, MacBook o cualquier otro tipo, no son una excepción. Es cierto que la tecnología usada por Apple en ellos permite que puedan ser muy longevos e incluso usables cuando están obsoletos, pero si en tu caso tienes un equipo más moderno y no sabes qué hacer con tu viejo Mac, debes saber que tienes muchas posibilidades abiertas.

‘Cacharrea’ con él

Mac desmontado

Si eres un poco entendido en informática, seguramente te gustará experimentar cosas con tu viejo Mac. En internet podrás encontrar numerosos tutoriales de cómo desmontar estos equipos, cambiarles componentes aunque no se puedan e incluso instalar una versión de sistema operativo que, en teoría, no debería poder recibir. Hay cosas tan alocadas como la posibilidad de instalarle Linux, algo que no sabemos si será de utilidad en tu caso, pero que sin duda resulta muy interesante. Eso sí, debes tener claro que de verdad es un equipo que ya no utilizas y que lo que vas a hacer con él es algo que sabes hacer o que al menos tienes la suficiente maestría como para enfrentarte a ello.

Utilízalo como segundo ordenador

Si tu Mac sigue funcionando, pese a ser antiguo y hacer todo de forma más lenta, podrás utilizarlo como segundo ordenador para algunas ocasiones. Si en tu trabajo requieres de diversos programas y aplicaciones, tener este segundo equipo también operativo puede venirte muy bien. Evidentemente no va a ejecutar las acciones con la misma fluidez que tu actual dispositivo, como tampoco servirá en muchos casos para algunas operaciones complejas, pero tareas sencillas te funcionará de maravilla. Incluso podría servirte en un momento dado para ver series o películas, pese a que la pantalla pudiese ser de menor categoría que los más actuales. Recomendamos además ponerle un disco SSD si es posible, ya que al pasar de un disco mecánico a este podrás darle una nueva vida completamente al equipo y notarás que todo va mucho más rápido.

Resérvalo para emergencias

Algo fundamental a tener en cuenta si trabajas a diario con un ordenador es poder tener una alternativa a este en caso de que este falle. Es evidente que no debemos comprar segundos equipos solo para esta función de actuar en casos de emergencia, pero si ya lo tienes podría serte de utilidad en casos en los que tengas que llevar a reparar el nuevo y vayas a estar un tiempo sin equipo de trabajo. Aunque para eso el Mac viejo debe seguir funcionando bien, pese a que tenga que ser en versiones antiguas del sistema operativo.

Regala o vende tu viejo Mac

Mac regalo

Si el Mac no se ha quedado lo suficientemente antiguo y puede seguir siendo un buen equipo principal, seguro que conoces a alguien que le pueda interesar. Si además tienes cierto aprecio por esa persona, seguro que le harías muy feliz si se lo regalas, ya que al fin y al cabo uno no recibe un Mac todos los días, pese a que no sea el más moderno. Si no te interesa esa opción, también podrás sacar dinero por él si acudes a tiendas o aplicaciones de compra-venta de productos de segunda mano. El precio que debes ponerle es ya una decisión tuya en función del estado del equipo y su antigüedad, pero trata de ser lo más objetivo posible y se honesto con aquellos que se interesen.

Lo que siempre debes hacer antes de desprenderte de tu Mac, independientemente de cómo vayas a hacerlo, es formatearlo por completo para que la información que has ido guardando en él no quede visible para la persona que lo adquiera. Para ello debes seguir los siguientes pasos, aunque previamente te recomendamos haber guardado aquellos archivos que consideres importantes y no quieres perder.

  • Cierra sesión en todos los servicios de Apple que tengas en el Mac (iCloud, iTunes, App Store, etc.).
  • Elimina el Mac de tu lista de dispositivos. Podrás hacerlo desde otro equipo Apple o desde la web de iCloud.
  • Reinicia el Mac y cuando vuelva a encenderse la pantalla mantén presionadas las teclas CMD + R. De esta forma se abrirá el modo seguro del Mac.
  • Espera a que aparezca una ventana con cuatro opciones y selecciona «Utilidad de discos».
  • Ahora, en la barra superior, ve a Vista > Mostrar todos los dispositivos en la barra de menús.
  • Selecciona ahora el disco que deseas borrar en la columna izquierda, en este caso aquel que tiene el sistema operativo de OS X o macOS.
  • Haz click en el botón «Borrar» que se encuentra en la parte superior de la ventana.
  • Rellena los siguientes campos:
    • Nombre: escribe cómo quieres llamar al disco.
    • Formato: elige entre «AFPS» o «Mac OS Plus (con registro)». Se recomienda elegir el formato que aparezca seleccionado por defecto.
    • Esquema: si aparece esta opción, elige «Mapa de particiones GUID».
  • Pulsa nuevamente en «Borrar».

Una vez hecho esto tendrás que esperar a que finalice el proceso de restauración y habrás dejado el Mac plenamente listo para que otra persona lo configure de cero con sus datos y archivos.

Crea tu propio museo Apple

Museo Apple Mac

Esta opción es quizás la menos funcional, pero la que podría aportar un alto valor sentimental al producto. Si eres fan de Apple en particular o de la tecnología en general, podrías conservar tu Mac en una estantería o cualquier otro lugar en el que ir acompañando los productos que pasen por tu vida y de los que no te quieras desprender. Si además guardas las cajas originales o cualquier otro accesorio, le darás todavía más valor. El obstáculo de esta opción es al final el espacio, ya que al final podrían ser cosas que ocupen demasiado y te estén restando de otras cosas.

Si está estropeado

Si el Mac está estropeado y no te convence la opción de crear tu museo, podrás todavía darle una vida útil al equipo. En el mercado de piezas de segunda mano es posible que todavía te den algo de dinero por los componentes o por el equipo entero. Probablemente no sea mucha la cantidad que recibas a cambio, pero siempre es mejor eso que nada. Si no te convence esta posibilidad o directamente no encuentras opciones para ello, podrás reciclarlo en un punto limpio o llevándolo a Apple para que sean ellos los que se encarguen de llevarlo a uno de estos lugares.