Compartir

Apple no quiso ofrecernos datos exactos en su última presentación de resultados económicos de cuántos iPhone habían vendido en ese trimestre. Con esto trataron de poner frente a la sangría ante los accionistas que veían que los beneficios de la compañía habían dejado de crecer y pasaban a hundirse levemente. Ante esta falta de información hemos tenido que recurrir a los estudios de empresas de investigación de mercado como es Gartner

Según el estudio que ha publicado en el día de hoy Gartner Apple habría vendido en el último trimestre de 2018, en la temporada navideña, un total de 64 millones de iPhone, 9 millones menos que el mismo trimestre del año pasado que vendieron aproximadamente 73 millones. Estos datos han estado en consonancia con todo el mercado de telefonía móvil que ha sufrido una bajada de ventas creciendo solo un 0,1% en este periodo de tiempo.

Esta es la cantidad de iPhone que habría vendido en el Q4 2018

Si nos fijamos en la cuota de mercado de las diferentes marcas Apple se mantiene en segunda posición, por debajo de Samsung. Pese a este buen puesto vemos como hay una bajada de la cuota del 17.9% al 15.8%. 

Según este analista las consecuencias de esta bajada de ventas reside en China donde la cuota de mercado cayó al 8,8% en el último trimestre de 2018 mientras que en 2017 la cuota era del 14,6%. Apple nuevamente no fue la única perjudicada sino que también Samsung perdió fuerza.

Si miramos estas cifras de manera global en todo 2018 vemos que Samsung sigue siendo el rey del mercado mientras que Apple está en un segundo puesto con Huawei pisándole los talones con una cuota de mercado del 13% frente al 13.4% de Apple. Como decimos el gigante surcoreano está bastante lejos al tener una cuota de mercado del 19%. 

Gartner afirma que las ventas de las marcas en China aumentaron bastante y es por ello que está haciendo tambalear el mercado general. Pero no todo es culpa de esto ya que el analista carga contra la compañía de Cupertino por no ofrecer suficientes prestaciones en sus equipos que estimulen a los compradores a actualizar sus dispositivos. Las palabras exactas son las siguientes:

Apple tiene que lidiar no solo con los compradores que retrasan las actualizaciones mientras esperan a que se presenten teléfonos inteligentes más innovadores, sino que también continúa enfrentándose a alternativas atractivas de precios altos y precios medios de los fabricantes chinos. Ambos desafíos limitan las perspectivas de crecimiento de las ventas de unidades de Apple

Para paliar el problema en China han tenido que bajar el precio de sus dispositivos y además ofrecer buenas alternativas de financiación en el resto de mercados e incluso la posibilidad de dar un viejo equipo para recibir un descuento.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de estos resultados de ventas.