Apple gana una demanda por el famoso error de escuchas de FaceTime

A finales de enero saltó una de las polémicas más sonadas de Apple en lo que va de año y, seguramente, en lo que resta. Gracias a un reporte de varios usuarios, numerosos medios nos hicimos eco de un fallo de seguridad en las llamadas grupales de FaceTime que permitía escuchar e incluso ver a nuestros destinatarios sin que ni siquiera hubieran aceptado la llamada. Apple reaccionó enseguida tras esto y tras deshabitar estas llamadas y disculparse, lanzó una actualización en la que todo era ya plenamente funcional sin fallos. No obstante esto le costó una demanda que recientemente se ha solventado a favor de la propia compañía.

Apple demuestra que no hubo daños por el bug de FaceTime

Tal y como relata el medio norteamericano MacRumors, un abogado de Houston, Larry Williams II, demandó a Apple por el fallo de FaceTime. Según sus declaraciones, la existencia del fallo de seguridad en las llamadas grupales podría haber permitido que una persona desconocida escuchar el testimonio jurado de un cliente suyo.

Análisis iPad Pro 2018

La demanda de Williams II, presentada en enero nada más conocerse la vulnerabilidad en FaceTime, fue cerrada recientemente por los tribunales. Los jueces esclarecieron que el demandante no había sufrido ningún tipo de daño o prejuicio por la vulnerabilidad del sistema de Apple y por tanto la compañía de Cupertino se veía absuelta de cualquier tipo de sanción económica.

Es cierto que la acusación de Williams II podría tener sentido si realmente hubiera sufrido las consecuencias anteriormente descritas. Sin embargo, y a pesar de esa posibilidad, esto no se llegó a producir y por tanto la demanda era un tanto absurda. Desde fuera de Estados Unidos se acude en ocasiones al tópico de que demandar es el deporte nacional de este país, y si bien no deja de ser un tópico, lo cierto es que la demanda de Williams II no deja en buen lugar a este viejo mantra.

El error por parte de Apple al no haber detectado con anterioridad este fallo fue grave pero, como decíamos, supieron reaccionar rápido deshabitando los FaceTime grupales hasta que pudieran solucionarlo. El falló fue subsanado completamente en la actualización de iOS 12.1.4, la cual fue lanzada pocos días después de que saltara esta polémica. Cabe destacar que desde entonces no se ha vuelto a detectar nada similar y en iOS 12.2, actual versión disponible, todo sigue funcionando de forma correcta.

¿Qué opinas de esta noticia? Puedes dejarnos tus impresiones en la caja de comentarios.