Compartir

Tras una larga lista de rumores y filtraciones al fin el Samsung Galaxy S10+ es una realidad. La nueva apuesta del gigante surcoreano llega en un momento donde las ventas de smartphone no están yendo demasiado bien por lo que han tenido que poner toda la carne en el asador para poder ser los reyes de la telefonía móvil con esta nueva generación Galaxy. El principal competidor o con el que siempre hacemos la primera comparativa de este dispositivo es con su homólogo en Apple, en este caso el iPhone XS Max. En este artículo te mostramos las diferencias sobre el papel de ambos terminales, aunque obviamente la comparativa de verdad llegará cuando se enfrenten cara a cara y en el día a día.

iPhone XS Max vs Samsung Galaxy S10+, ¿cuál es mejor sobre el papel?

En un primer vistazo podemos ver que fisicamente son muy parecidos con un tamaño similar pero el nuevo smartphone de Samsung destaca por tener un mayor peso. Las principales diferencia en si radican en el procesador primeramente donde según las primeras pruebas el nuevo Galaxy S10+ no superaba al iPhone XS Max y el chip A12 Bionic pero que se deberá de probar en diferentes pruebas.

Samsung Galaxy S10

La siguiente diferencia notable es que estamos ante una pantalla en el caso de Samsung de mayor resolución y de mayor densidad de píxeles por lo que podría ser teóricamente mejor. No es ningún misterio que desde Samsung hacen las mejores pantallas del mercado y sin duda alguna diferencia que les favorezca existirá.

En la RAM históricamente ha habido una diferencia abismal entre un iPhone y cualquier dispositivo Android. En este caso Samsung ha optado por una RAM de hasta 12 GB para ofrecer una experiencia increíble sobre si vas a jugar a videojuegos ya que los moverá magníficamente. Los iPhone no necesitan en si tanta RAM gracias al sistema operativo pero es curioso ver tanta diferencia.

En lo que respecta a almacenamiento Samsung ha vuelto a apostar una capacidad máxima de 1TB como en los Note pero en esta ocasión sin tener que ampliarla por tarjetas SD, sino que viene así de fábrica. No me cabe en la cabeza quien va a llenar 1 TB de su dispositivo, existiendo las nubes, pero debemos de recordar que se puede usar como un disco duro externo perfectamente.

 – Samsung Galaxy S10+ iPhone XS Max
 Pantalla  6.4″ Quad HD + curvada Dynamic AMOLED (2960×1440) 538 ppi  6.5″ OLED Super Retina (2688 x 1242) 459 ppi
 Tamaño y peso  157.6 mm x 74.1 mm x 7.8 mm

175 g

 157.5 mm x 77.4 mm x 7.7 mm

208 g

 Procesador  Exynos 9820  A12 Bionic de seis núcleos
 RAM  8/12 GB  3 GB
 Almacenamiento  128/512 GB o 1 TB 64/128/512 GB
 Cámara  -Triple cámara teleobjetivo 12 MP AF f/ 2.4 + Gran Angular 12 MP f/ 1.5-2.4 + Ultra Gran Angular 16 MP f/2.2, flash LED
Grabación de vídeo hasta 4K a 960 FPS-Cámara frontal Dual: UHD Selfie 10 MP f/ 1,9 + Profundidad RGB 8 MP f/ 2.2
 – Dual de 12 MP (gran angular) f/1.8 + 12 MP teleobjetivo f/f2.4, flash True Tone, doble OIS
Grabación de vídeo hasta 4K  a 60 FPS máximo– Frontal de 7 MP f/2.2
 Conectividad  4G, WiFi 802.11 ac, Bluethoth 5.0, GPS, USB-C, NFC  4G, WiFi 802.11 ac, Bluetooth 5.0, GPS, conector Lightning
 OS  Android 9 Pie  iOS 12
 Batería  4100 mAh con Adaptative Fast Charging  3174 mAh con carga rápida
 Protección IPS 68 IPS 68
Sistemas de desbloqueo biométrico Sensor de huellas dactilares bajo la pantalla.

Reconocimiento facial.

Face ID
 Precio  Desde 1009€  Desde 1259€

La cámara es algo que se debe de estudiar a parte porque juega un papel crucial el software. En este caso el nuevo Galaxy cuenta con una triple cámara, frente a la cámara dual del iPhone. La diferencia más notable sobre el papel es que con el Galaxy podremos grabar a cámara superlenta, hasta 960 fps. 

La capacidad de la batería sigue siendo una tarea pendiente para Apple pues aquí Samsung lidera sin lugar a duda con 4100 mAh de capacidad en su batería frente a los 3174 del iPhone XS Max. Deberemos de ver el tipo de administración de la energía y la autonomía que nos termina dando con un uso normal.

Por último, en el sistema de desbloqueo biométrico desde Samsung siguen dando más alternativas para desbloquear nuestro móvil. De momento Apple solo ha querido apostar por el Face ID en su último iPhone pero desde Samsung han apostado tanto por el reconocimiento facial y de iris como por el reconocimiento de huellas dactilares. En esta ocasión hemos visto como se ha integrado en la pantalla de una manera muy inteligente para dejar una trasera limpia y dar una mejor accesibilidad a la hora de desbloquear el equipo.

En lo que respecta al diseño puede haber diferentes opiniones y todas ellas válidas.