EEUU vuelve a jugársela a Apple con las tarifas arancelarias sobre el Mac Pro

EEUU vuelve a jugársela a Apple con las tarifas arancelarias sobre el Mac Pro

José Alberto Lizana López

Aunque Trump ha mostrado estos días una gran felicidad en redes sociales por la notica de que Apple si fabricará el nuevo Mac Pro en suelo norteamericano la verdad es que la administración central le ha dado de nuevo un buen ‘palo’ económico a la compañía de Cupertino.

Como bien es sabido por todos, Apple se vio obligada a fabricar el nuevo Mac Pro en EEUU, concretamente en Texas, para poder evitar los aranceles del 25% sobre el valor del equipo algo que habría hecho que los usuarios tuvieran que pagar mucho más dinero de lo que vale el equipo o que Apple lo hubiera absorbido afectando seriamente a su economía. Pese a que el ensamblaje final del equipo y muchos de los componentes se van a fabricar en territorio nacional, algunos de estos últimos tenían que ser exportados si o si desde China y Apple solicitó a la administración que no se les aplicara el arancel económico del 25%.

EEUU no se lo pone fácil a Apple

Tras esta solicitud y el compromiso de Apple por fabricar en EEUU pese a tener que gastar más dinero en mano de obra, desde la oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos se ha negado la solicitud de exención arancelaria sobre algunos de los componentes fabricados en China según ha informado Bloomberg.

Tim Cook y Donald Trump

Según el informe, la administración ha rechazado conceder la excepción arancelaria sobre las ruedas del Mac Pro, la placa de circuito que administra los puertos de entrada y salida, el adaptador de corriente, el cable de carga y el sistema de enfriamiento para el procesador. Algo curioso es que aunque estas cinco piezas han sido rechazadas, otras 10 fueron aprobadas a principios del mes pasado algo que no llegamos a entender.

Creemos que por el hecho de Apple tener este compromiso con su país, desde la administración deberían facilitarle su tarea y no complicársela de esta manera. Como hemos dicho al principio, el mismo Donald Trump ha mostrado su gran satisfacción con Apple por trasladar la producción del Mac Pro a Texas con el siguiente mensaje:

¡Una gran noticia! Apple anunció que está construyendo su nuevo Mac Pro en Texas. Esto significa cientos de empleos estadounidenses en Austin y para proveedores en todo el país. ¡Felicitaciones al equipo de Apple y a sus trabajadores!

Está claro que Apple ha tenido que ceder ante las presiones arancelarias para trasladar el ensamblaje a Texas desde China que es donde se pensaba llevar a cabo en un principio. Pero algo al final si que va a tener que pagar por las exportaciones de China en estos 5 componentes aunque creemos que esto repercutirá menos en sus cuentas que exportar el equipo entero ensamblado en China que si provocaría un terremoto en sus cuentas trimestrales. Deberemos de ver finalmente si Apple absorbe estos gastos o en un futuro agregan un pequeño plus al equipo para poder compensar este gasto extra impuesto desde la administración.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de esta decisión del gobierno de EEUU.