Apple ‘roba’ a Tesla una pieza clave para sus futuros coches

Lejos de lo que de primeras uno pueda creer, los movimientos entre compañías del sector tecnológico suele ser habitual. Movimientos en relación a sus artífices humanos, ya que los procedimientos a nivel de desarrollos son siempre secretos por los que deben velar. Es por ello por lo que el fichaje de un «ex» de Tesla por parte de Apple sorprende, aunque no extraña.

Apple completa un plantel con mucho color Tesla

Según informan ahora algunas fuentes, fue el 22 de octubre cuando Cristopher CJ Moore abandonaba Tesla después de 7 años y medio en la compañía. Este hombre fue uno de los más importantes en la compañía dirigida por Elon Musk y es que fue ni más ni menos que director del área de software de piloto.

Según explican desde Bloomberg, y a pesar de que en su perfil público de Linkedin no figura, Moore forma parte ahora del Proyecto Titán de Apple. Si no estás muy familiarizado con este termino, debes saber que es el nombre en clave con el que se conoce dentro de la compañía el desarrollo de su futuro vehículo eléctrico, así como el software relacionado con el mismo.

Moore se une así a un equipo en el que ha encontrado algunas caras conocidas como las de Stuart Bowers, quien también fuese ejecutivo de Tesla en el área de piloto automático hasta que a mediados de 2019 recaló en la compañía de la manzana. Aunque no solo de esta compañía se ha nutrido Apple, sino que también tiene otros nombres importantes como el del Dr. Manfred Harrer, quien fuese vicepresidente de la línea de productos de Porsche.

También de Mercedes ha ‘pescado’ la firma californiana a tenor de lo visto con el Dr. Anton Uselmann, quien llegó procedente de la firma alemana tras cuatro años en ella, habiendo trabajado previamente casi 6 años en la ya mencionada Porsche. En ambas compañías ejerció un papel importante en cuanto al desarrollo de funciones de piloto automático.

No se sabe exactamente que papel desempeñará Moore ahora que ha aterrizado en Apple y probablemente no se desvele todavía de forma oficial por ser un proyecto secreto. No obstante, es más que previsible que ocupe un rango similar al que ocupó en Tesla.

Un proyecto que se desvelará… ¿Cuándo?

A día de hoy no hay nada claro con respecto al esperadísimo vehículo eléctrico de Apple. Siempre se especuló con que probablemente la compañía presentase primero un software de conducción autónoma, el cuál lleva años en pruebas. Sin embargo y a tenor de las informaciones que se están teniendo durante estos meses, es probable que cuando se presente lo haga ya integrado en un vehículo propio que iría con la única firma de Apple.

Precisamente el hecho de que sea únicamente la compañía de la manzana la que esté detrás del proyecto tanto a nivel de desarrollo como de marca visible es lo que le ha generado algún que otro quebradero de cabeza a la hora de elegir fabricante. Lo tenía todo prácticamente hecho con Hyundai Motor para que estos le cedieran sus fábricas en Estados Unidos, pero que la compañía surcoreana no fuese a figurar en ningún sitio acabó por frustrar el acuerdo entre las partes.

Apple podría comprar Tesla o Netflix

Poco se ha vuelto a saber de este asunto de la fabricación, el cual no es baladí. Sí que se ha sabido acerca de posibles baterías que superarían con creces a las de su potencial competencia, así como otros componentes, pero del resto nada de nada. Por tanto, habrá que seguir a la caza de pistas que nos vayan dejando ver los avances de un proyecto del que no se esperan noticias oficiales hasta cerca de 2030.