Motivos por los que Studio Display merece la pena

La versión más barata de los monitores de Apple ha pasado algo más desapercibida que su hermana mayor, la Pro Display XDR. Sin embargo, tiene muy buenas características y puede convertirse en un monitor bastante interesante si trabajas editando imágenes. En este post te contamos todas sus ventajas.

Solamente hay que echar un ojo a las especificaciones de este monitor para darse cuenta de que se trata de un dispositivo creado para ofrecer lo mejor si hablamos de productividad y creación de contenidos. Por supuesto, al igual que la gran mayoría de productos diseñados por los de Cupertino, su diseño ha sido pensado para trabajar junto a un Mac de última generación. Y es que en temas de conectividad es donde se ve claramente que está diseñado para crear un ecosistema Apple de lo más completo. Únicamente incorpora cuatro puertos en formato USB-C. Uno de ellos es un puerto Thunderbolt 3 con una capacidad de carga de 96 vatios. Los otros tres puertos USB-C nos proponen una velocidad de transferencia máxima de 10 Gbps, y sirven para conectar y alimentar unidades de almacenamiento externas y otros periféricos.

Compatibilidad Studio Display

Si hablamos de especificaciones técnicas, está formado por un panel LCD IPS de 27 pulgadas con retroiluminación LED con una resolución de 5k. Un dato bastante curioso a tener en cuenta es que este monitor viene acompañado por un procesador A13 Bionic, que se responsabiliza de algunas capacidades como por ejemplo la reproducción de sonido espacial.

Lo mejor de este monitor

Fijándonos en lo estético, este monitor se caracteriza por un minimalismo que ya es más que habitual en Apple y que está visible en todos los dispositivos de la compañía de Cupertino. Los marcos de este monitor no son los más finos que puedan verse en un monitor. Cuando está apagado apenas se ven, pero con la pantalla encendida llegan a los 12 mm. Sin embargo su sencillez hace que encaje perfectamente con un Mac, sea el que sea, incluso un MacBook.

Bordes Studio Display

Como hemos dicho antes, este monitor cuenta con un procesador A13 Bionic, que es el responsable de procesar el audio y mandarlo a los seis altavoces que tiene para que el campo sonoro sea lo mas inversivo que se pueda. Pero tiene más funciones, como la de ejecutar a Siri para interactuar con ella directamente desde el monitor. El otro cometido del procesador A13 Bionic en el que merece la pena detenerse un momento es la prestación que Apple llama ‘encuadre centrado’. Y es que este monitor incorpora una cámara que viene equipada con un sensor de 12 megapixeles que va acompañador por una óptica f/2.4 y campo de visión de 122º.

Sin duda se trata de un monitor más que equipado para poder editar video y audio con una calidad espectacular, con la estética minimalista de Apple y con detalles como el chip A13 que hacen que sea aun más fácil trabajar con él. Podrás usarlo con cualquier monitor, pero sin duda se trata de la joya de la corona para completar un ecosistema Apple de trabajo.

¡Sé el primero en comentar!