El origen humilde de Apple ¡Se financió gracias a una calculadora!

El origen humilde de Apple ¡Se financió gracias a una calculadora!

José A. Lizana

Toda gran empresa tiene un comienzo y Apple no es ninguna excepción. Los grandes inconvenientes en los inicios es sin duda la financiación con la que se puede contar. Si hablamos de la historia de la fundación de Apple se habla de cómo dos personas con poco dinero comenzaron a emprender con una nueva empresa de tecnología. En este artículo te contamos en concreto el origen de esta financiación original.

Los orígenes financieros de Apple

Tanto Steve Jobs como Steve Wozniak tuvieron que buscar dinero de una manera desesperada para poder comenzar con su empresa. Tenían una idea brillante entre las manos y no contaban con el respaldo de ningún tipo de banco o empresario por encima ya que poca gente podía confiar en ellos. El hecho de plantear un ordenador personal era algo que no se podía concebir de manera realista ya que estos equipos estaban indicados para las grandes empresas. Pero finalmente decidieron apostar por el Apple I en su fabricación liderada por Steve Wozniak.

Como decimos, la financiación fue bastante complicada de conseguir ya que no contaban con ahorros y eran unos simples estudiantes. No provenían de una familia adinerada que les pudiera ayudar y todo este trabajo se realizaba en sus tiempos libres alejados de la mirada de todo el mundo. Es por ello que de una manera desesperada comenzaron a vender diferentes productos que tenían a mano para comenzar a echar a andar a la compañía.

steve Jobs Wozniak

El primer dispositivo que fue vendido era una calculadora calculadora electrónica HP 65 de Steve Wozniak. De esta venta pudieron sacar en total 520 dólares que en aquella época era bastante dinero y que permitiría comenzar a comprar los componentes necesarios para realizar un prototipo de ordenador.

Steve Jobs puso a la venta su furgoneta

Pero Steve Wozniak no fue el único que puso algo a la venta. El propio Steve Jobs, el segundo fundador de la compañía también cooperó económicamente. Aunque estaba en la misma situación económica que Wozniak contaba con una furgoneta que le permitía moverse libremente aunque no era demasiado moderna al tener ya bastantes años a sus espaldas. Es por ello que no pudo sacarle demasiado dinero a la hora de poder venderla.

En concreto pudo sacar en total 1500 dólares por una furgoneta Volskvagen en color blanco y rojo. Aunque este era un muy buen trato, lo cierto es que tuvo problemas en el futuro ya que el motor de la furgoneta terminó reventando mientras era conducido por el nuevo conductor. Es por ello que tuvo que devolver parte de este dinero quedando en un precio mucho menor en compensación a este problema del que sin duda era conocedor.

volksvagen

Es por ello que finalmente los orígenes de Apple estuvieron respaldados por la venta de una simple calculadora y una furgoneta destartalada se consiguió más o menos 1000 dólares. Con este dinero se consiguió la suficiente financiación para poder poner en marcha la empresa en su origen. De aquí consiguieron sacar un primer prototipo del primer Apple I que daría pie a una futura financiación mucho más importante.