Así están las ventas de Apple TV en la actualidad

Así están las ventas de Apple TV en la actualidad

Álvaro García M.

Pese a que la mayoría de potenciales consumidores ya saben para qué sirve un Apple TV, lo cierto es que no parece convencerles como para comprarlos. Al menos una mayoría de clientes opina así según refleja el último estudio realizado por Strategy Analytics. En este estudio se analizan estos dispositivos de transmisión a nivel mundial y pese a que había sospechas de que el equipo de la manzana no lideraría, ha sorprendido negativamente ver que se encuentra tan bajo en el ranking.

El Apple TV cuenta solo con un 2% de participación

Dispositivos de transmisión - Apple TV

Gráfico de Strategy Analytics

Son multitud las marcas que hoy en día cuentan con algún tipo de transmisor de contenido en el mercado. Algunos se parecen más al Apple TV y otros menos, pero en definitiva todos ofrecen posibilidades para disfrutar de contenido multimedia y/o videojuegos conectandose a una televisión o monitor externo. Liderando el ranking nos encontramos a Samsung con un nada despreciable 14% de cuota de mercado, cifra elevada teniendo en cuenta lo seccionado que está el sector y las complejas barreras de entrada que se deben sortear para entrar. Otras reconocidas marcas como Sony y LG le siguen con un 12% y 8% respectivamente.

Apple con sus dispositivos TV se queda con una porción muy reducida del 2%, sobrepasando a marcas como Hailer, Toshiba o Insignia, pero quedando por debajo de otras como Xiaomi, Philips o Google. La compañía californiana obtiene idéntica cuota en lo que al sistema operativo tvOS se refiere, igualado con otros como Firefox OS y viendose superado por Android TV. Pese a que los datos corresponden al primer trimestre de 2020, lo cierto es que no estará variando demasiado en estos meses debido a los pocos cambios que surgen en este sector.

¿Por qué no convencen los Apple TV?

Posiblemente un estudio de mercado con una amplia muestra podría dar con conclusiones mucho más exactas que el simple análisis que podemos hacer nosotros. Si nos basamos en opiniones que leemos a diario en redes sociales o foros especializados nos encontramos con que el precio es un factor determinante. Es cierto que en productos de Apple esto siempre es relevante, pero en un equipo secundario como los reproductores multimedia resulta realmente definitorio a la hora de decidirse por uno u otro. Todo ello teniendo en cuenta que estos sean ya usuarios de la marca, ya que es un producto todavía menos considerado por clientes de Android o Windows, pese a que los Apple TV no precisan de otros equipos de la marca para funcionar.

El principal atractivo de un Apple TV radica en la posibilidad de disfrutar de servicios de streaming como Apple TV+, NetflixHBO, Youtube y otros tantos, pero esto es algo que se consigue ya en muchísimos Smart TV que tenemos en el mercado. Incluso el poder enviar contenido desde iPhone, iPad o Mac se puede hacer ya en algunas televisiones gracias a AirPlay 2, por lo que se le van restando puntos diferenciadores al Apple TV. Quizás la gran baza de la firma dirigida por Tim Cook sea la de Apple Arcade, un servicio de videojuegos lanzado sin demasiado éxito el año pasado y que podría ir mejorando considerablemente y adoptando a estos dispositivos como sus principales valedores.

Veremos si la más que probable llegada de un nuevo Apple TV este año acaba cambiando esta dinámica. Recordamos que entre sus características estrella estará la renovación de procesador y control remoto para evitar que tantos usuarios se quejen y recurran a controlar el Apple TV desde el iPhone, Mantendrían, eso sí, una resolución 4K más que apta para muchos contenidos, más si tenemos en cuenta que pese a tener televisiones 8K todavía no hay suficiente contenido producido con esta calidad.