El nuevo MacBook Air apunta alto: sus posibles novedades

Con un 2021 desierto para la gama ‘Air’, Apple podría tener ya más que cerrado el lanzamiento de su próximo portátil básico. El MacBook Air 2022, que llegaría con un chip M2 entre otras novedades, parece estar a la vuelta de la esquina según los númerosos informes de analistas como Mark Gurman, Ming-Chi Kuo, Jon Prosser y otros tantos. De hecho, pese a no haber confirmación oficial, parecen un secreto a voces.

Se podría presentar en primavera

Los primeros lanzamientos de Apple cada año llegan en marzo o en abril, independientemente de si los presenta antes en un evento especial o vía nota de prensa. No obstante, y como ya sucediera en 2021, este año parece que volverá a haber un evento y el MacBook Air sería uno de los protagonistas junto a otros esperados como los iPad Pro, iMac de 27 pulgadas o iPhone SE de 3ª generación.

No sabemos si será un evento telemático una vez más a causa del COVID o si volverá la presencialidad, pero esto no cambiaría los planes de que el lanzamiento pudiera ser inmediato. Es decir, que o bien comenzaría a poder reservarse desde el día del anuncio o a lo sumo en una semana. Aunque debemos ser precabidos porque la crisis del sector de componentes sigue azotando y no es descartable que pudieran sufrir problemas de stock, al menos de inicio.

Podría ser el nuevo ‘superventas’ de Apple

Si ya las prestaciones del MacBook Air M1 son evidencias de que ser un ordenador que triunfe entre la mayoría de público, el de 2022 no se quedará por debajo. Es más, incluirá características que lo harán todavía más llamativo. Por ejemplo, una renovación estética que acercaría más su diseño al de los iMac de 24 pulgadas y al de los MacBook Pro de 2021.

macbook air concepto

Este rediseño incluiría añadir una paleta de colores más amplia que la actual, un teclado en color blanco y unos bíseles de pantalla más delgados (aunque no se espera panel miniLED ni notch). Esto siempre y cuando los diseños filtrados por RendersbyIan y Jon Prosser se cumplan que, recordamos, ya acertaron el diseño de los AirPods Max, iMac M1 y AirTag, aunque erraron en el del Apple Watch Series 7.

A nivel de rendimiento irían equipados de un chip M2 que sería más potente que el M1, pero menos que los M1 Pro y M1 Max. Por tanto, supondría una evolución natural para un dispositivo que pese a poder ejecutar tareas de alta exigencia, está más enfocado a usos cotidianos. De hecho su autonomía podría volver a ser la característica estrella como sucede con el último modelo que conocemos.

Hay otras incógnitas como lo relativo al almacenamiento, ya que podrían dejar ya de partir de los 256 GB y dar el salto a los 512 GB de base. Tampoco se sabe exactamente si la cámara traerá mejoras como una resolución 1.080p. El precio, como siempre, será también una incógnita, aunque no parece que vaya a subir y los 1.199 euros que cuesta ahora de base esta gama podría seguir siendo la referencia.

Por tanto, solo nos queda esperar a que se presente oficialmente y comprobar si las filtraciones han sido acertadas o ha habido algún error en la previsión. De la misma forma que podríamos encontrarnos con sorpresas que, al menos por ahora, no conocemos y podrían significar una importante evolución para esta adorada gama de portátiles.

¡Sé el primero en comentar!