Así pretende Apple que el iPhone sea más resistente al agua

Siempre que hablamos de la resistencia al agua de un iPhone tendemos a imaginarlo sumergiéndose en un líquido, ya sea un contenedor pequeño o una piscina. Sin embargo obviamos muchas veces la resistencia como tal que tiene la pantalla táctil ante los dedos húmedos y la imposibilidad en muchas ocasiones de usarla si no está seca por completo. Precisamente en este punto parece estar trabajando Apple según una última patente registrada por la compañía y que paliaría por fin este punto débil de cualquier pantalla.

¿Cuál es el problema y qué plantea Apple?

Seguro que en más de una ocasión has tenido algún tipo de inconveniente para usar tu iPhone en una situación en la que ya sea la pantalla o tu propio dedo ha estado mojado. Si tratas de usar el dispositivo bajo la lluvia, probablemente observes que la pantalla obtiene falsos toques por culpa de las gotas de agua que caen sobre ella, haciendo que sea casi imposible de controlarlo. Lo mismo sucede si tienes el dedo mojado y vas esparciendo el líquido por la superficie, como también el mismísimo Touch ID falla salvo que se tenga el dedo completamente seco y limpio.

Una patente recientemente concedida a la compañía de Cupertino explora una tecnología que haría que estos problemas descritos desaparecieran por completo. Según explican en el documento, el problema de las pantallas capacitivas es que no se mide como tal la fuerza aplicada a la pantalla con el dedo, sino la presencia de este en uno de sus puntos. Por tanto una gota de agua se interpreta a menudo como si fuese un toque con el dedo y es ahí donde se encuentra el origen del problema.

patente apple iphone dedo humedad

Apple describe una tecnología que hace referencia a un botón físico, pero que bien podría trasladarse de alguna otra forma a toda una superficie de pantalla táctil. En ella se explica a nivel técnico de qué forma esta superficie podría ser capaz de detectar cuándo se trata de un toque realizado por un dedo o por una gota de agua, diferenciando también cuanto de húmedo se encuentra el dedo. Esto se haría mediante un minucioso sistema de calibración que, eso sí, está todavía pendiente de desarrollar con éxito si tenemos en cuenta que esto es solo una patente, aunque hay que recordar que ya en el pasado se han visto solicitudes de pantentes de la compañía que persiguen idénticos objetivos.

Otro paso importante para el iPhone más resistente

El hacer un iPhone mucho más manejable en condiciones húmedas será, si acaba llegando, un paso muy importante. Sin embargo también lo es ese caso típico que comentábamos al inicio con respecto a poder sumergir un iPhone sin temor a que el líquido acabe entrando en la placa del mismo. Durante estos años hemos sido testigos de numerosos informes que apuntan a un iPhone sin puertos de conexión tradicionales, lo cual haría que se cerrase el principal orificio por el que podría entrar el agua.

iPhone lightning

El día en que ese rumor se haga realidad y patentes como la descrita en este post lleguen a buen puerto se podrá decir que el iPhone es plenamente resistente a la humedad y al líquido. No obstante queda todavía camino por recorrer con el fin de ofrecer la menor molestia posible al usuario para cargar su dispositivo. Muchos apuntan a que será uno de los iPhone de 2021 el que estrene esa tecnología sin puertos, pero lo cierto es que a día de hoy parece ya improbable y apunta a que, como mínimo, será para 2022.