El iPhone 12 será más rápido que algunos ordenadores

El iPhone 12, pese a que será presentado en el mes de septiembre, está ya en pleno proceso de desarrollo. En el Apple Park están ya centrados en realizar miles de pruebas con su nuevo dispositivo, entre las que destacan las de poner a prueba el procesador. Precisamente de esta última se habría podido filtrar un benchmark, el cual nos deja alguna que otra sorpresa.

Primeras pruebas del chip A14 del iPhone 12

Actualmente Apple se encuentra tratando de encajar su propia gama de procesadores en equipos como los MacBook y iMac, pero no parece que hasta el año que viene como mínimo se hiciera realidad. Sin embargo los iPhone y iPad ya incorporan desde hace tiempo chips diseñados por la propia compañía. Actualmente es el A12X Bionic del iPad Pro 2018 el que ha arrojado una mayor potencia en las diferentes pruebas de rendimiento que tenemos al alcance.

El chip A14 que montarán los iPhone 12 apunta a ser más potente que ninguno. Si el iPad Pro ya es más potente que muchos ordenadores, esta nueva generación de iPhone lo será todavía más. Esto se habría visto reflejado en una prueba de Geekbench que, presuntamente, se ha podido encontrar en referencia a una comparativa entre los dos mencionados dispositivos.

benchmark iphone 12

Los resultados, que pueden verse en la imagen de arriba, nos arrojan un resultado de 1.110 puntos para el A12X en un solo núcleo  y 4568 con sus ocho núcleos. Los del presunto iPhone 12 y su chip A14 obtuvieron un resultado de 1658 y 4612 puntos con un núcleo y en núcleo múltiple respectivamente. No es que haya una diferencia abismal entre ambos procesadores, pero sin duda es una diferencia muy reseñable. Destaca también el hecho de que este procesador, por primera vez en la gama ‘A’, supera los 3 GHz.

¿Hasta qué punto beneficia un buen procesador en un iPhone?

Partiendo de la base de que los procesadores son el cerebro de todo equipo electrónico, entendemos que cuanto mayor sea la potencia de este, mayor será el rendimiento que se le pueda sacar al dispositivo. Es cierto que por tamaño no son los iPhone los equipos idóneos para según que tareas exigentes como la edición de video, pero que no sea una tarea que se realice normalmente no quiere decir que no se pueda llevar a cabo.

En Apple insisten siempre en destacar las bondades de sus procesadores de la gama ‘A’ por lo bien que se integran con el resto de componentes. Esto permite que, por ejemplo, la autonomía de un iPhone pueda ser mayor que la de otros dispositivos pese a tener una inferior capacidad de batería. Que el sistema operativo pueda ser movido con fluidez o los procesos de fotografía vía software se hagan lo más rápido posible también son dos puntos destacados y que notamos en el día a día.

Habrá que seguir esperando para ver si se filtra algún resultado más de pruebas al procesador del iPhone 12, así como otras características que todavía no se conocen. Pese a que estos benchmark son de lo más común durante los procesos de desarrollo, insistimos en no tomarlos como algo al cien por cien oficial.