Compartir

Los AirPods de Apple han sido duramente criticados por diversas publicaciones debido a que son difícilmente reparables por lo que han sido categorizado como un producto ‘desechable’. Es decir, cuando se rompen es muy complicado que podamos los usuarios repararlos por lo que tenemos que tirarlos y comprar unos nuevos lo que se traduce en un impacto ambiental muy importante. Ante estas acusaciones desde la compañía de Cupertino han querido responder dando explicaciones del impacto ambiental de sus AirPods y del sistema de reciclado que aplican.

Según hemos visto en diferentes ocasiones, los AirPods son muy difíciles de reparar porque cuentan con una cubierta que difícilmente se puede penetrar y que está pegada por unos pegamentos bastante resistentes. Obviamente cuando pasan los meses de uso la batería se termina degradando, como en el resto de dispositivos electrónicos, pero se nos hace imposible hacer un reemplazo de la batería de litio por lo que tenemos que desecharlos y comprar unos nuevos cuando nos encontramos con una mala autonomía al cabo de un par de años.

Los AirPods se reciclan, al igual que el resto de dispositivos de Apple

Apple se ha sentido muy ofendida por ser acusada de ser una criminal medioambiental al no permitir reparar este tipo de dispositivos, ya que defiende que desde el primer momento admiten en el programa de reciclado los AirPods. En concreto el comunicado emitido por parte de la compañía en relación a esta polémica dice lo siguiente:

Al igual que con todos nuestros productos, trabajamos en estrecha colaboración con nuestros recicladores para garantizar que los AirPods se reciclen adecuadamente y brinden soporte a los recicladores fuera de nuestra cadena de suministro también.

AirPods 2

Según se informa, Wistron GreenTech, uno de los reclicladores de la compañía, desmonta de manera manual los AirPods para poder separar los diferentes componentes de estos auriculares inalámbricos. En concreto, la batería y los diferentes controladores se envían para fundir con el objetivo de extraer materiales como el cobalto. El resto de componentes son totalmente reciclados para evitar que puedan terminar contaminando el medio ambiente.

Normalmente la venta de los materiales que extraen en los procesos de reciclajes persiguen abonar los gastos derivados de este proceso de reciclaje. Si bien en este caso los materiales obtenidos en el proceso de reciclaje no dan a basto para poder abonar los costos y es la misma Apple la que paga a la empresa para reciclar los AirPods. 

Desde Apple invitan a todos los usuarios a reciclar siempre los productos que directamente no utilizan. Creemos que desde Apple han vuelto a confirmar que tienen un gran compromiso con el medio ambiente aunque en algunos informes intentan quitarle el prestigio que merece la compañía en este aspecto.