iPhone X y iPhone 12, ¿cuál hace mejores fotos?

Tres años separan al iPhone X del iPhone 12. Si bien es cierto que en la familia de este último encontramos dos modelos con mejores prestaciones en cámaras, creemos que es una comparativa justa e interesante la que se puede hacer con ese mítico iPhone X. En este artículo comparamos todas sus lentes, analizando los detalles que son capaces de percibir cada uno.

Nota: para poder ofrecer una mejor velocidad de carga de la página hemos comprimido las fotografías mostradas en los siguientes apartados. No obstante ambos tienen el mismo porcentaje de compresión y se ha tratado de perder la menor calidad posible, por lo que los resultados se pueden apreciar perfectamente.

Especificaciones de cámara de ambos dispositivos

En siguientes apartados encontrarás la comparativa real entre los resultados de uno y otro dispositivo, sin embargo creemos conveniente observar antes cuáles son las diferencias sobre el papel entre las cámaras del iPhone X y iPhone 12. Dos modelos separados por varios años de diferencia y entre los que, en teoría, debe haber un salto en cuanto a prestaciones a nivel de cámara para hacer fotografías y video.

EspecificacionesiPhone XiPhone 12
Lente gran angular12 Megapíxeles con apertura f/1,812 Megapíxeles con apertura de f/1,6
Lente teleobjetivo12 Megapíxeles con apertura f/2,4No tiene
Lente ultra gran angularNo tiene12 Megapíxeles con apertura f/2,4
General cámara trasera-Doble estabilización óptica de imagen
-Zoom de acercamiento óptico x2 y digital x10
-Flash True Tone con sincronización lenta
-Modo Retrato
-Iluminación de Retratos
-HDR automático
-Estabilización óptica de imagen
-Zoom de acercamiento digital x5
-Zoom de alejamiento óptico x2
-Flash True Tone luminoso con sincronización lenta
-Modo Retrato con efecto bokeh avanzado
-Iluminación de Retratos
-Control de profundidad
-HDR inteligente 3
-Deep Fusion
-Modo Noche
Lente frontal7 Megapíxeles con apertura de f/2,212 Megapíxeles con apertura de f/2,2
General cámara frontal-Retina Flash
-HDR automático
-Modo Retrato
-Iluminación de retratos
-Retina Flash
-HDR inteligente 3
-Modo Retrato con efecto bokeh avanzado
-Iluminación de retratos
-Control de profundidad
-Modo Noche
-Deep Fusion

La compañía de Cupertino nunca ha hecho que sus dispositivos destaquen por encima de la competencia por simples especificaciones técnicas, siempre han querido despuntar gracias a la experiencia de usuario que tienen las personas al utilizar sus dispositivos. En este caso puede ocurrir algo parecido. Sobre el papel las diferencias no son realmente muy grandes, sin embargo, como podrás observar en la comparativa de fotografías, que es realmente lo que importa, los resultados entre ambos dispositivos son bastante dispares. Sin embargo, antes de entrar de lleno en la comparativa de resultados, queremos exponerte cuales son las diferencias más notables que puedes encontrar entre ambos dispositivos.

  • La lente ultra gran angular sin duda es una de las grandes diferencias que existen entre el iPhone X y el iPhone 12. Se trata de un tipo de cámara capaz de aportar una versatilidad tremenda y que, a la hora de tomar imágenes con buena luz, es capaz de ofrecer unos resultados realmente destacados. Sin embargo, su rendimiento cuando la luminosidad cae es bastante deficiente.
  • Adiós al Teleobjetivo en el iPhone 12. Si antes comentábamos que una de las grandes diferencias entre ambos es la existencia del ultra gran angular en el iPhone 12, también lo es la existencia del teleobjetivo en el iPhone X. Una lente que te permite poder realizar fotografías con algo más de zoom sin perder calidad en los resultados. No obstante, de forma habitual el usuario medio tiende a utilizar más la lente ultra gran angular que la teleobjetivo.
  • El chip A14 Bionic es otra de los puntos de inflexión entre los resultados que ofrece un dispositivo y otro. El iPhone 12 realiza un procesamiento de las imágenes mucho más potente que genera resultados mucho mejores, como podrás comprobar a continuación en la comparativa fotográfica que te hemos preparado en este post.
  • La posibilidad de realizar fotografías de calidad por la noche es, quizás, la diferencia más notable a nivel funcional para un usuario que no invierte mucha energía en realizar fotografías. El modo noche se nota, y desde luego es un avance tremendo por parte de Apple, algo que si tiene el iPhone 12 pero que no lo disfruta, evidentemente, el iPhone X.

Probemos la cámara delantera

Tal y como has podido observar en la tabla comparativa, sobre el papel puedes encontrar ciertas diferencias entre la cámara delantera del iPhone X y la cámara delantera del iPhone 12 ya que la primera cuenta con 7 megapixeles mientras que la segunda cuenta con 12 megapixeles. Sin embargo, este tipo de datos técnicos no siempre se ven reflejados en resultados contundentemente mejores, por ello realmente lo que importa es lo puedes apreciar al ver las diferentes imágenes que captan uno y otro.

¿Qué tal los selfies en Retrato?

Vaya por delante que el objeto de este selfie, que casualmente es el mismo servidor que está redactando estas líneas, no estaba lo más acicalado posible para la fotografía. En cualquier caso, bromas aparte, podemos observar que el tratamiento de colores que hacen ambos terminales es tremendamente similar. Eso sí, el iPhone 12 es más luminoso o al menos el tratamiento computacional que ejecuta hace que se vea de esta forma. Si nos ceñimos a detalles como el recorte del pelo o el desenfoque que hace del fondo, observamos que ambos se comportan de forma similar. Los revoltosos pelos del cogote han jugado una mala pasada a ambos, que lo han ofrecido desenfocado al confundirlo con el fondo. Podríamos dar un empate técnico a nivel de hardware aquí, pero lo cierto es que el iPhone 12 se lleva la palma por tratar mejor a posteriori la fotografía y permitir además elegir el nivel de profundidad, algo no presente en el iPhone X.

También tenemos que poner el foco en el fondo de la imagen. En el caso del iPhone X podemos observar como ha sobreexpuesto demasiado la luz, llegando incluso a ocultar el color amarillo de la pared por un blanco deslumbrante, cosa que no sucede en el iPhone 12, que sin duda ha tratado mucho mejor la imagen.

¿Qué ofrecen sus cámaras traseras?

La gran diferencia entre el iPhone X y el iPhone 12 está sin ninguna duda en la parte trasera, concretamente en el módulo de doble cámara que montan cada uno de los dispositivos. Y es que, a pesar de que ambos cuentan con doble cámara, estas no son exactamente la mismas, ofreciendo cada uno de ellos una opción diferente y, sobre todo, haciendo uso del procesador para terminar de interpretar la realidad y mostrarla lo más fielmente posible al usuario. ¿Quién lo hará mejor?, a continuación puedes comprobarlo.

Fotografías en gran angular

Lo más evidente que vemos a primera vista es que ambos captan ángulos diferentes y aunque hemos tratado de reajustar después los tamaños, creemos conveniente dejarlo así para poder apreciar más las diferencias. El cielo es el un punto diferencial muy interesante de analizar. Mientras que el iPhone X ha captado colores más blancos, el iPhone 12 por su parte ha hecho una interpretación más realista que además resulta mucho más artístico, de hecho, lo que ha hecho el iPhone X es sobreexponer el cielo cuando realmente las condiciones para realizar la fotografía no eran muy exigentes ya que no había ningun foco de luz demasiado potente, al contrario, la luz existente es una luz suave, propia del atardecer como bien ha podido captar el iPhone 12.

Si hacemos zoom a los ladrillos que forman parte del edificio podemos apreciar como también el ’12’ le gana la partida al ‘X’ y si bien es cierto que no podemos decir que los esté interpretando de forma muy realista por ser elementos lejanos, si que se aprecia un mayor detalle. Donde si podemos apreciar diferencias palpables es en el color del propio edificio. Por un lado el iPhone X «apaga» un poco el color del mismo quizás fruto de la sobreexposición del cielo, mientras que el iPhone 12 ofrece un color más saturado y realista, en consonancia con el resto de la imagen.

Teleobjetivo de iPhone X vs Ultra gran angular de iPhone 12

Como habrás visto en la tabla inicial, ambos dispositivos disponen de doble cámara en su parte trasera, pero solo comparten la gran angular (aunque con diferencias en ambos casos). El iPhone X tiene un Teleobjetivo que permite realizar fotografías con zoom óptico x2 que llega hasta x10 gracias al zoom digital, aunque no tiene forma de crear una visión de ultra gran angular ni siquiera mediante software. El iPhone 12 por su parte tiene una lente Ultra gran angular x2 y si bien es cierto que no tiene Teleobjetivo, puede llegar a mostrar un zoom digital x5. ¿Qué diferencia hay entre zoom óptico y digital? Pues que este primero lo realiza la propia lente, garantizando una mayor nitidez y calidad, mientras que el digital se realiza mediante software como si fuésemos ampliando con el dedo la imagen, lo cual al final ofrece resultados inferiores en calidad.

Como bien explicabamos anteriormente, la calidad de un zoom digital no es la misma que la de un óptico. Si dejamos de lado que uno es x5 y otro x10, el zoom digital de ambos terminales deja mucho que desear en lo que a calidad y nitidez se refiere. ¿Puede servir para mostrar algo concreto en un momento dado? Perfectamente, pero en este apartado seguimos encontrándonos con dispositivos todavía muy lejos de lo que puede llegar a ofrecer una cámara profesional en este sentido, algo lógico por otra parte.

¿Probamos el Modo Retrato?

Esta modalidad es una de las más interesantes desde hace años por ofrecer un efecto de desenfoque del fondo que hace que resalten más los sujetos, por lo que a nivel artístico son muy bonitas de ver. El iPhone 12 tiene un argumento de peso para llevarse el punto y es que dispone de una función que permite elegir el nivel desenfoque del fondo, por lo que al final vamos a tener mayores posibilidades en este sentido. Dejando esto de lado, hay otra apreciación a destacar y es que el iPhone X realiza estas fotografías únicamente con la lente teleobjetivo. Al final lo que nos encontramos son dos interpretaciones similares, pero con matices diferentes.

Por un lado, como acabamos de comentar, el hecho de que el iPhone X haga la fotografía con la lente teleobjetivo hace que esta se vea mucho más cercana al sujeto, mientras que el iPhone 12 la realiza con la lente gran angular y por tanto, se aprecia algo más de distancia entre el dispositivo y el protagonista. Sin embargo, la diferencia la podemos apreciar en dos puntos clave, primero el color, ambos dispositivos interpretan la realidad de forma muy distinta, donde el iPhone X ha tendido a oscurecer la imagen llegan incluso a generar algo de ruido, mientras que el iPhone 12 ofrece una interpretación mucho más realista y natural, siendo el grado de detalle también mayor. El segundo punto que mencionábamos es como interpretan el fondo de la imagen. El iPhone X tiene bastantes dudas, incluso llega a meter casi en primer plano la planta que puedes observar detrás de nuestro protagonista, algo que no sucede en el iPhone 12 que interpreta perfectamente qué es lo que está en primer plano  y que es lo que está en el fondo.

El Modo Noche marca la diferencia

El iPhone 12 tiene Modo Noche y el iPhone X no y este podría ser el mejor resumen de lo que ocurre en este apartado. Los sensores del dispositivo más reciente, acompañado por su tratamiento por software, están más que preparados para ser capaces de mostrar una mayor luminosidad en situaciones de poca luz, mientras que el iPhone X por su parte no dispone de ninguna modalidad que lo permita de forma nativa. Existen aplicaciones de terceros enfocadas a mejorar este tipo de fotografías, pero al final no se le puede pedir peras al olmo, puesto que no está diseñada la cámara para fotografías a estos efectos.

Este es sin duda, como ya comentábamos anteriormente, el punto quizás que mayor diferencias puede otorgar al público general. Las diferencias entre ambos saltan a la vista, como no puede ser de otra forma. Realizar una imagen con poca luz en el caso del iPhone X es una auténtico problema, no hay más que ver cómo sobreexpone de manera clara la nieve, y cómo el iPhone 12 es capaz de trata en su justa medida tanto las luces como el color de la imagen. Sin duda, este puede ser un punto de inflexión para muchos usuarios.

La fotografía computacional gana el partido

Resulta curioso ver como en lentes tan similares de 12 Megapíxeles se llegan a obtener resultados tan diferentes. Esto no es magia, aunque lo parezca, sino que se debe entre otras cosas a Deep Fusion como principal elemento diferenciador. Este termino hace referencia al procesamiento que hace el teléfono de la fotografía, su mejoramiento computacional y su sistema de aprendizaje que mejora considerablemente los resultados en fotografía. Esta es una mecánica estrenada en el iPhone 11 y es previsible que se mantenga en cada generación y se vaya viendo mejorado a cada paso, pero comparar un iPhone como el X sin este sistema y uno como el 12 que si lo incorpora es cuanto menos despiadado para el primero.

A todos los efectos, las fotografías tomadas por un iPhone 12 van a ser mejores que las de un iPhone X, aunque entra en juego también aquí la percepción y gusto de cada persona, lo cual es tremendamente subjetivo. Lo que si puedes observar es que, a día de hoy cada vez cobra más importancia qué es lo que hace el dispositivo una vez saca la fotografía, es decir, cuál es el tratamiento que hacen de la imagen que la cámara ha podido sacar. Los procesadores cada vez tiene una capacidad mayor para tratar las fotografías lo que hace que a nivel de hardware ya no sea tan importante y determinante contar con un dispositivo cargado de especificaciones.

¿Está justificado pasar a un iPhone 12 por la cámara?

  • Te gusta la fotografía y tienes cualquier otro dispositivo que no sea ninguno de estos: apuesta por el iPhone 12.
  • Te gusta la fotografía y tienes un iPhone X: apuesta por el iPhone 12.
  • La fotografía te es indiferente, no tienes ninguno de los dos teléfonos y encuentras una buena oferta del X: apuesta por el iPhone X.
  • La fotografía te es indiferente y tienes un iPhone X: sigue manteniendo tu iPhone X.

Originalmente íbamos a llenar de ideas este apartado, pero creemos mucho más claro ese resumen en cuatro puntos hechos en base a nuestra experiencia y percepción. Entendemos que si te interesa la fotografía este es un punto tremendamente importante en tu decisión de compra, pero en cualquier caso hay que tener en cuenta otros aspectos. Es verdad que el iPhone 12 le supera en prácticamente todo al iPhone X, pero el precio suele ser un valor determinante y teniendo en cuenta que el ‘X’ es más antiguo, caben más posibilidades de encontrar una gran oferta por el.

¡Sé el primero en comentar!