Principales diferencias entre el iPhone 12 Pro Max y Galaxy S21 Ultra

Apple y Samsung, iPhone y Galaxy. Por muchos años que pasen, la comparativa entre los dispositivos móviles de ambas marcas seguirán siendo las más observadas. En este artículo comparamos el mejor móvil de la últimas generaciones de ambas marcas: el iPhone 12 Pro Max de Apple y el Samsung Galaxy S21 Ultra.

Especificaciones iPhone 12 Pro Max y Galaxy S21 Ultra

Más allá de gustos y opiniones de cada uno, hay ciertos puntos que son inapelables tanto para estos móviles como para el resto y eso son las especificaciones que tienen. A continuación una tabla con lo más destacado de cada uno:

iPhone 12 Pro Max vs Galaxy S21 Ultra

CaracterísticasiPhone 12 Pro MaxSamsung Galaxy S21 Ultra
Sistema operativo baseiOS 14One UI 3.1 (basado en Android 11)
Colores-Grafito
-Plata
-Oro
-Azul pacífico
-Phantom Black
-Phantom Silver
-Phantom Titanium
-Phantom Navy
-Phantom Brown
Dimensiones-Alto: 16,08 cm
-Ancho: 7,81 cm
-Grosor: 0,74 cm
-Alto: 16,51 cm
-Ancho: 7,56 cm
-Grosor: 0,89 cm
Peso226 gramos229 gramos
PantallaSuper Retina XDR (OLED) de 6,7 pulgadasDynamic AMOLED 2X de 6,8 pulgadas
Resolución2.778 x 1.284 con una densidad de 458 píxeles por pulgada y hasta 1.200 nits de brillo máximo3.200 x 1.440 con una densidad de 515 píxeles por pulgada y hasta 1.500 nits de brillo máximo
ProcesadorA14 BionicSamsung Exynos 2100
Capacidad-128 GB
-256 GB
-512 GB
-128 GB
-256 GB
-512 GB
RAM6 GB*-12 GB
-16 GB
Batería3.687 mAh*5.000 mAh
Cámara frontal12 Mpx con apertura de f/2,240 Mpx con apertura de f/2,2
Cámara trasera-Gran angular: 12 Mpx y apertura de f/1,6
-Ultra gran angular: 12 Mpx y apertura de f/2,4
-Teleobjetivo: 12 Mpx y apertura de f/2,2
-Gran angular: 108 Mpx y apertura de f/1,8
-Ultra gran angular: 12 Mpx y apertura de f/2,2
-Teleobjetivo 3x: 10 Mpx y apertura de f/2,4
-Teleobjetivo 10x: 10 Mpx y apertura de f/4,9
ConectoresLightningUSB-C
Sistemas biométricosFace ID-Detector de huellas en pantalla
-Desbloqueo facial

Cabe destacar que los datos relativos a la RAM y batería del iPhone 12 Pro Max no son oficiales por parte de Apple, ya que la compañía no da nunca estos datos de sus móviles. Han sido obtenidos gracias a diversas pruebas realizadas por terceros. En siguientes apartados explicaremos el motivo por el que realmente no son del todo comparables ambos terminales en estos puntos.

Habrás comprobado que hay varias diferencias entre ellos, pero si nos tenemos que ceñir en las principales, a modo resumen podemos observar estas:

  • Sistema operativo: mientras que Apple va con su propio sistema operativo iOS para sus iPhone 12 Pro Max, los coreanos apuestan por el sistema de Google al añadir Android de serie a los S21 Ultra.
  • Cámaras: si bien a nivel de resultados se pueden llegar a obtener similitudes, a efectos técnicos hay una diferencia sumamente destacable en favor del Galaxy y no es otra que su doble cámara teleobjetivo capaz de tener un aumento óptico x10.
  • Sensores biométricos: pese a que ambos montan un desbloqueo facial muy diferente en efectividad y seguridad, es el de Samsung el que incorpora un método alternativo con el desbloqueo por huella.

iOS y Android, el eterno debate

Este es uno de los puntos que más controversia trae y en el que probablemente nunca encontraremos un consenso generalizado. Es evidente que en La Manzana Mordida tenemos predilección por iOS, aunque lo cierto es que a lo largo del año probamos diversos dispositivos con Android y tenemos conocimiento acerca del sistema operativo de Google. Al final la elección de uno u otro depende del gusto personal de cada uno y otros factores. Si tienes un ecosistema de productos de Apple amplio, iOS te ofrecerá mejores ventajas de sincronización. Si valoras mucho aspectos como la personalización, no cabe duda de que Android sigue un paso por delante.

Android 11 iOS

Al final ambos sistemas han evolucionado muy bien a lo largo de los años y si bien es cierto que hace una década podíamos decir con total seguridad que iOS era más seguro y tenía un mejor rendimiento, hoy en día todo se ha igualado más. Eso sí, hay que decir que el Galaxy no cuenta con Android puro sino con la capa de personalización One UI creada por la propia Samsung. Si bien es verdad que está muy optimizada, en ciertos momentos puede haber cierto lag. Este no es constante y tampoco debe ser preocupante, pero es un punto a tener en cuenta.

En temas de actualizaciones futuras podemos dar prácticamente por hecho que el iPhone 12 Pro Max tendrá más años de soporte. Hasta 2025 como mínimo si seguimos la actual tendencia de Apple. Además llegará a todos los usuarios a la vez, mientras que las actualizaciones de Android y One UI suelen ser más escalonadas y no garantizan tantos años como los de Apple.

Dos diseños muy diferenciados

Si estuviésemos comparando dos teléfonos de Apple o dos teléfonos de Samsung es probable que no encontrásemos demasiadas diferencias a nivel general, pero al tratarse de dos marcas diferentes nos encontramos con apuestas totalmente diferenciadas, aunque también con alguna que otra similitud.

Estética general y comodidad de uso

No vamos a entrar en detalles de juzgar que teléfono es más bonito, ya que al final no sería más que una opinión arbitraria al ser este un punto subjetivo que depende de los gustos personales de cada uno. En ambos casos nos encontramos con un frontal protagonizado por la pantalla y una trasera en la que ambas marcas incorporan su juego de cámaras hacia la parte superior izquierda. En materiales de construcción nos encontramos con cristal y aluminio en ambos casos.

A nivel de dimensiones el teléfono de Samsung es más alto, grueso y pesado, siendo esto un punto a destacar cuando se tiene en mano. Si bien al final es una cuestión de acostumbrarse, es un dispositivo no apto para todos. Sin embargo el de Apple tampoco es que sea el teléfono más cómodo del mercado, dado que solo pesa tres gramos menos. Su principal inconveniente del iPhone frente al Galaxy es que al ser más ancho puede resultar menos práctico al intentar usarlo a una mano.

En cualquier caso es importante recalcar que son teléfonos con tamaños considerables y a los que habrá que acostumbrarse a usarlos si no se ha tenido nunca un teléfono este formato phablet. Ahora bien, su gran tamaño trae ventajas también a la hora de consumir contenido en una pantalla más grande, algo que precisamente veremos en el siguiente apartado.

Ambas pantallas las diseña Samsung

Samsung es una compañía inmensa con todo tipo de productos que comercializa a particulares o empresas. Uno de los departamentos o subempresas que más ingresos les percute es el de componentes, entre los que destaca su sección de pantallas. Por supuesto, el Galaxy S21 Ultra tiene una pantalla diseñada y fabricada por Samsung, pero el iPhone 12 Pro Max también. La compañía surcoreana es la principal proveedora de paneles OLED de Apple y por tanto encontramos evidentes parecidos en las pantallas de sus terminales.

Pantalla iPhone 12 Pro Max

A efectos técnicos, la pantalla del Galaxy es mejor como hemos visto en la tabla comparativa. Pero, ¿se nota en el día a día? Si y no. Ambos tienen un tratamiento de colores diferente, teniendo algo más “natural” en el caso del modelo de Apple y algo más saturado en el de Samsung, aunque para gustos los colores y nunca mejor dicho. Ambas pantallas se ven a la última y se ven bien en cualquier situación, aunque el de Samsung destaca un poco más en situaciones de mucha luz por su mejor brillo.

Pantalla Samsung Galaxy S21 Ultra

Eso sí, la tasa de refresco de 120 Hz marca una diferencia fundamental con el iPhone 12 Pro Max. De este, y su hermano pequeño 12 Pro, se decía que incluirían este tipo de tecnología y finalmente no lo hicieron. El de Samsung no es el primero en incorporarlo y aunque no podemos decir que sea una característica imprescindible, estando tan bien aplicada como esta se nos hace complicado imaginarnos ya un teléfono sin ese brutal refresco.

Como apunte extra hay que decir que este modelo de smartphone de Samsung es compatible con el stylus S Pen, el cual viene incluido en la gama ‘Note’, pero no en este. No necesariamente quiere esto decir que tenga todas las funciones compatibles o que venga incluido, porque no es así, pero resulta interesante saber que es posible usarse en este dispositivo por tener tecnología que así lo permite.

Diferencias destacadas en hardware

Son varios los puntos diferenciales de ambos dispositivos como veíamos en la tabla comparativa del inicio, sin embargo a efectos prácticos consideramos varios puntos clave a la hora de decidir la compra de uno u otro. En siguientes apartados podrás ver como se comporta el procesador, cuánta autonomía real aportan, que hay de su conectividad a redes de datos 5G e incluso cómo se comportan sus cámaras.

En rendimiento van sobrados

Tenemos a los dos dispositivos de más alta gama de compañías de la talla de Apple y Samsung, por lo que prever un mal rendimiento en alguno de ellos es ser poco realistas. En la red podemos encontrar pruebas y test de rendimiento para todos los gustos, unos en los que el A14 Bionic gana sobradamente al Exynos 2100 y otros en los que sucede lo contrario. Realmente es una comparativa poco justa, ya que al final se tendrían que probar ambos procesadores en el mismo terminal, algo que desgraciadamente no es posible hacer.

En la práctica nos encontramos con un rendimiento tremendamente fluido para realizar cualquier tipo de tarea. Es cierto que en el Galaxy a veces da la sensación de una mayor fluidez por la tasa de 120 Hz mencionada en el apartado de pantalla, pero si nos fijamos bien en el renderizado de fotografías o vídeos, ambos rinden a la par.

A14 Bionic vs Samsung Exynos 2100

De hecho no hemos llegado a saturar ninguno de ellos por mucha aplicación que hubiésemos abierto y es aquí donde recordamos el dato de RAM del iPhone y es que pese a tener bastante menos capacidad que el Galaxy, vemos que no experimenta diferencias notables en rendimiento. ¿A que se debe esto? Pues fundamentalmente al buen hacer del procesador A14 y el hecho de que iOS sea un sistema operativo diseñado por la propia Apple y adaptado al cien por cien al hardware.

Ambos son 5G, pero con diferencias

La conectividad 5G ha llegado para quedarse y de las grandes compañías solo faltaba Apple por sumarse. El iPhone 12 Pro Max es uno de los primeros en incorporar esta tecnología, aunque hay que decir que solo en Estados Unidosdispone de las antenas mmWave que permiten tener un “5G real”, mientras que en el resto del mundo es un “4G+”. Es verdad que se nota una mejoría con respecto al 4G clásico, pero no se acerca a las desorbitadas velocidades que se pueden alcanzar con el verdadero 5G.

El Samsung Galaxy S21 Ultra por su parte si dispone de la mejor de las conectividades en este apartado. Aunque al final tiene un problema que es compartido por el iPhone y por el resto de fabricantes de móviles con 5G: la falta de infraestructura. A día de hoy sigue siendo una conectividad poco extendida y que salvo en puntos concretos de grandes ciudades, no es posible acceder a ella.

Si miramos al futuro y tenemos en cuenta que estos teléfonos han sido diseñados para durar muchos años, al final el Galaxy podrá beneficiarse más del 5G cuando la infraestructura mejore, mientras que el iPhone 12 Pro Max irá un poco por detrás, especialmente fuera de Estados Unidos.

Los mejores en autonomía

Algo similar a lo que explicábamos con la RAM sucede en la batería del iPhone. Tiene una capacidad bastante inferior en mAh al Samsung y sin embargo es capaz de ofrecer una autonomía similar e incluso idéntica en algunos casos. Sorprende doblemente saber que encima este 12 Pro Max redujo la capacidad con respecto a su antecesor, el iPhone 11 Pro Max.

Ambos dispositivos han pasado con nota la prueba de batería, llegando a hacer un uso intensivo del mismo durante un día y llegando al final de este con al menos un 30-40% en cada uno. Con un uso considerado normal (apps de mensajería, llamadas, redes sociales y visualización de vídeos) podríamos llegar incluso a tener más.

Pantalla Samsung Galaxy S21 Ultra

Lo que si hay que tener en cuenta es que el Galaxy admite una mayor carga rápida, aunque tendrás que aflojar el bolsillo y comprarte tu mismo el adaptador de corriente. ¿Qué quieres usar un adaptador de menor capacidad? Pues también tendrás que comprarlo porque no viene incluido en la caja. ¿Qué prefieres el iPhone en ese caso? De acuerdo, pero deberás pasar también por caja porque este fue el primero en dejar de incluir el adaptador de carga. ¿Medida ecologista o de ahorro de costes? Probablemente ambas. Si tienes un adaptador USB-C por casa podrás reutilizarlo porque el cable que viene en ambos dispositivos sirve para ellos.

Las cámaras tienen diferencias notables

Retomando la tabla comparativa vista al inicio, no cabe duda de que el Samsung va un paso por delante del iPhone. Sin embargo, pese a parecer que las fotografías se verán peor en este último, hay que decir que Apple cuenta con procesamiento computacional de las fotografías envidiable y que hace que los resultados sean sorprendentemente buenos. En la mayoría de apartados encontramos igualdad, especialmente en el popular modo noche, aunque quizás el tratamiento del retrato del Galaxy se vea algo más depurado, como también se pone muy por delante con el zoom gracias a sus dos lentes teleobjetivo que alcanza incluso el x100 en zoom digital.

Samsung Galaxy S21 Ultra

En vídeo cambia la cosa y es que a pesar de los avances de Samsung y de ser este un dispositivo muy capaz en vídeo, seguimos teniendo al iPhone como principal referente en lo que a vídeo con un smartphone se refiere. Calidad, estabilidad y captación de audio son los principales baluartes de Apple en este terreno.

Cámara iPhone 12 Pro

Precio, devaluación y conclusión final

Hablar del precio de estos dispositivos es complicado según el momento en que nos leas. La devaluación que sufre el Galaxy es notable, ya que siempre encontramos multitud de ofertas para estos dispositivos de partida y con el paso de los meses va bajando de precio. El iPhone 12 Pro Max por su parte se mantendrá así hasta la llegada de su sucesor, ya que Apple no rebaja sus precios y tampoco se suelen encontrar ofertas cada día en otras tiendas. De inicio, estos son los precios que ofrecen las compañías en sus respectivas tiendas:

  • iPhone 12 Pro Max
    • 128 GB: 1.259 euros.
    • 256 GB: 1.379 euros.
    • 512 GB: 1.609 euros.
  • Samsung Galaxy S21 Ultra
    • 128 GB y 12 GB de RAM: 1.259 euros.
    • 256 GB y 12 GB de RAM: 1.309 euros
    • 512 GB y 16 GB de RAM: 1.439 euros.

El precio base de ambos terminales es igual, aunque la versión más cara al final le corresponde al iPhone de más capacidad. Quizás Samsung se lleva el gato al agua con promociones especiales o descuentos con compras de accesorios como auriculares. Por parte de Apple solo encontramos descuentos con el programa Trade-in mediante el cual entregas tu anterior iPhone y se te descuenta dinero del precio del nuevo.

En definitiva, lo cierto es que no podemos decirte con claridad qué dispositivo debes comprar. Creemos que la importancia del sistema operativo es vital en este caso, dado que si trabajas en entornos de Apple y estás acostumbrado a iOS el paso a Android se te va a hacer pesado. De igual forma sucede si has disfrutado durante años de Android y sus ventajas a la hora de ser un sistema más abierto. Por tanto te recomendamos poner en una balanza los puntos más relevantes que le pides a un teléfono y en base a ello vayas escogiendo entre uno y otro para ver cuál cubrirá mejor con tus necesidades.

¡Sé el primero en comentar!