Compartir

Pensamos que Twitter es una red social donde soltamos nuestros pensamientos y poco más pero la verdad es que un tweet puede llegar a tener mucho poder o por los menos los que publica el propio Donald Trump en su cuenta personal. En la noche de ayer el presidente de los Estados Unidos publicó un tweet que ha provocado el pánico en el mundo económico haciendo que las bolsas de todo el mundo se desplomen y como no, también afecta a empresas como Apple.

El contenido de este tweet es una declaración de intenciones por parte del presidente en la que afirma que desde este viernes se impondrán mayores aranceles a los productos de China pasando de un 10 a un 25%, algo que intensifica la guerra comercial entre ambas economías.

Apple se prepara ante la amenaza arancelaria de Apple

Como decimos, hasta ahora la tasa arancelaria era del 10% pero Apple no debía pagarla por los iPhone y demás productos fabricados en China ya que estaban totalmente exentos. Esto puede terminar cambiando con la última decisión del Donald Trump algo que le hará a Apple tomar ciertas decisiones radicales para evitar tener que subir el precio de sus productos.

El problema de los aranceles es que al final los pagamos los consumidores ya que las empresas no estarán dispuestas a absorber en su totalidad esta nueva tasa porque se verían mermados sus beneficios netos a final de cada trimestre. Si los productos de Apple empiezan a subir un 20%, ¿quién los terminará comprando? Desde la compañía de Cupertino quieren evitar esto y es por ello que son varias las informaciones que afirman que desde Apple plantearían mover la producción de sus productos fuera de China ahora que esta tasa supera el 25%.

Mover toda la fabricación de los productos de Apple de ubicación es algo tremendamente complicado, lento y costoso. Para fabricar un dispositivo se requieren de muchos proveedores y si uno solo falla el dispositivo no puede salir adelante. La idea de trasladar esta producción a EEUU como quiere Trump es algo imposible ya que los costos de producción se dispararán y el precio de los dispositivos igualmente subirá a unos valores imposibles de vender.

Además de estos problemas, los analistas afirman que las represalias de China sobre Apple serán mayúsculas. Aunque se tengan reservas de componentes clave del iPhone y el Apple Watch la verdad es que a largo plazo estas represalias chinas podrían ser un problema muy grave.

De momento muchos piensan que este mensaje es una simple provocación pero que el viernes no veremos esta subida en los aranceles. Los expertos creen que esta estrategia es bastante arriesgada ya que vemos como están sufriendo las bolsas mundiales. Pero si se llega a cumplir desde Apple deberán de valorar el traslado de producción a la India. 

¿Crees que veremos como la tasa arancelaria termina subiendo?