Este fallo en la pantalla del MacBook Pro te habría costado arreglarlo 6$, pero Apple te cobra 600$

A Apple no paran de aflorarle problemas en sus equipos, como por ejemplo con el MacBook Pro de 2018 y el teclado mariposa de tercera generación que sigue generando los problemas de teclados de generaciones anteriores. Ahora parece que está surgiendo un nuevo fallo en la pantalla de los MacBook Pro de 2016 o posteriores. 

Este fallo en las pantallas de los MacBook Pro consiste en un problema en la iluminación de la parte inferior. Es cierto que no es un error que te encontrarás en un equipo totalmente nuevo pero si que está apareciendo en aquellas pantallas que ya tienen a sus espaldas entre 5.000 y 10.000 horas de uso. Es preocupante este problema que se está reportando ya que tras esto podemos irnos despidiendo de la pantalla porque es un indicativo de que fallará por completo pronto.

Apple podía haber evitado este problema en los MacBook, pero no quiso

iFixit ha informado hoy de este problema en su web al identificar la causa del error. La verdad es que podríamos estar tranquilos porque la reparación cuesta solo 6 dólares, pero desde que Apple lanzó los nuevos MacBook Pro con Touch Bar ya es mucho más difícil de reparar pasando a costar 600 dólares. 

problema iluminación pantalla MacBook Pro

La raíz de este fallo en la pantalla es por un simple cable que está entre la pantalla y el cuerpo del portátil. Apple eligió en sus últimos Mac un cable más fino en lugar de seguir utilizando los anteriores que eran mucho más robustos.

Este cable está sometido a bastante estrés cuando cerramos y abrimos el portátil por lo que con el paso del tiempo el cable termina deteriorándose. Al ser en esta nueva generación de Mac mucho más frágil el desgaste llegará mucho antes que en otros dispositivos de años anteriores con un cable más robusto.

Primeramente vemos un problema en la retroiluminación de la pantalla al notar una baja iluminación en la parte inferior, pero este el primer síntoma. Si seguimos abriendo y cerrando el portátil el cable se desgastará por completo y terminará rompiéndose, lo que provocara que nos quedemos sin pantalla.

Como podéis imaginar, la solución pasaría por sustituir este cable como es lógico, pero desde Apple obligan a los usuarios a reemplazar la pantalla entera, ya que desde la compañía los han integrado como parte de la propia pantalla no siendo un componente independiente.

Apple debería de haber pensado en este problema a la hora de diseñar este producto y hacer pasar el cable a través de la bisagra y no alrededor de ella como es el caso. Si hubieran optado por el primer diseño esto se podría haber evitado totalmente.

De momento Apple no ha reconocido este fallo pero ya son muchos los usuarios que se han unido para hacer una recogida de firmas con el objetivo de que se abra un plan de garantía extendida.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de este nuevo fallo en las pantallas de los MacBook.