Así trata Apple de evitar filtraciones sobre el iPhone 11 en sus fábricas

Los fans de Apple e incluso algunos detractores se muerden las uñas a la espera de ver de forma oficial como será el nuevo iPhone 11 de Apple. La información oficial y 100% fiable de este nuevo equipo se desconocerá hasta el mes de septiembre e incluso desconocemos si realmente la compañía le llamará iPhone 11 o elegirá otro nombre. Sin embargo a menudo nos encontramos con rumores y presuntas filtraciones de los nuevos dispositivos y esto es algo que desde la compañía de la manzana están tratando de evitar.

Apple quiere evitar que esquemas del iPhone 11 sean filtrados

El medio The Information avanzaba hoy una nueva estrategia por parte de Apple para evitar fugas de información de su nuevo iPhone. El hecho de que Apple recurra a proveedores externos para la fabricación de sus equipos, como la inmensa mayoría de compañías, hace que se corran ciertos riesgos de que se filtre información. Es por esto por lo que cada año saltan a los medios diferentes esquemas en los que se preve cómo serán los nuevos iPhone.

fabricación apple

La forma en la que Apple está tratando de evitar filtraciones es eliminando parte del personal de fábricas que se encarga de detectar fugas de componentes. Sí, suena extraño pero tiene una explicación y es que este personal se estaría ahora enfocando en que sean los esquemas CAD los que no salgan de las fábricas.

Para una compañía es fundamental preservar la privacidad en la fabricación de sus dispositivos y es que estas pueden hacer que pierdan mucho dinero. Por ello Apple establece estrictas medidas de seguridad en su fábricas como la de que cada empleado, incluso la basura que sale de la fábrica, tenga que pasar por un detector de metales para tratar de evitar que las piezas de los dispositivos acaben vendiéndose en el mercado negro a un precio desorbitado.

A la empresa fabricante no solo se le hace firmar contratos de privacidad y confidencialidad sino que se les impone una serie de multas que deben hacer frente cuando se producen filtraciones. Aunque, curiosamente, The Information afirma que la principal fabricante, Foxconn, no está sujeta a este tipo de multas.

Si bien en Apple Park se debería presuponer una privacidad y seguridad máxima, lo cierto es que algunos empleados afirmaron hace años que existían más riesgos de fuga en la propia oficina de Apple que en las fábricas. Por tanto es lógico que Apple esté cambiando el enfoque de la privacidad de sus fabricas haciendo que el foco de atención sean los documentos e imágenes en los que aparecen esquemas de nuevos productos.

Si quieres saber más sobre este asunto, te recomendamos que leas el artículo completo de The Information pulsando aquí.