La resistencia al agua de un iPhone ha salvado la vida a un grupo de amigos en Japón

La resistencia al agua de un iPhone ha salvado la vida a un grupo de amigos en Japón

Álvaro García M.

A menudo escuchamos noticias sobre la parte negativa de la tecnología y es que, con el iPhone por ejemplo, puede que nos haga tan adictos a el que nos aisle de nuestro alrededor y a lo mejor estemos cenando con un amigo y le estemos prestando más atención al dispositivo que a nuestro acompañante.

Por el contrario también vemos muchas veces noticias que nos reconcilian con la tecnología y nos permite ver hasta que punto puede sernos utiles. Hoy nos hacemos eco de una noticia de Japón en la que una mujer ha podido salvar su vida gracias a un iPhone.

La característica IP67 de algunos iPhone salvó la vida de un grupo de amigos

Esta semana hablábamos acerca de como los ECG del Apple Watch Series 4 habrían salvado la vida de un hombre norteamericano y es que ciertas características y funcionalidades de los dispositivos tecnológicos de hoy en día pueden beneficiar mucho a las personas y especialmente a aquellas que estén en apuros.

iPhone 7 Negro Mate

El iPhone 7 fue el primer dispositivo de Apple en incorporar resistencia al agua y al polvo

El caso de Rachel Neal está directamente relacionado con la protección IP67 que incorporaron los iPhone 7 y que los X, XS y XR mejoraron con un IP68. Esa característica permite que el dispositivo sea resistente al agua y al polvo. Y aunque en teoría no es recomendable sumergirlo lo cierto es que deberían estar preparados para una inmersión de 1 metro durante 30 minutos. 

Rachel Neal se encontraba de vacaciones en Japón con unos amigos y decidieron alquilar un pequeño bote para visitar una isla cercana a la costa de Okinawa. Debido a la inestabilidad de la marea y estar atravesando aguas turbulentas el bote de Neal y sus amigos volcó obligándoles a saltar por la borda.

Tal y como Neal explicó en el programa The Today Show de la NBC, durante esas vacaciones llevaba siempre consigo una bolsa para guardar su móvil y el de sus amigos. Una vez que saltaron al mar metió la mano en la bolsa para coger algún móvil y pedir ayuda. El primer dispositivo que tuvo a mano fue el de su novio pero estaba ya dañado por la humedad sin embargo su iPhone se encontraba operativo.

La mujer utilizó su iPhone para llamar a los servicios de emergencia japoneses para que les rescatarán y tras 90 minutos la guardia costera acudió para poder salvarles de lo que podría haber sido una tragedia.

Neal no aclaró cual es el modelo de iPhone que tiene y que pudo ayudarle a ella y a sus amigos a salvar su vida pero se cree que podría haber sido un iPhone 7 al ser el primero que incorporó la característica de ser resistente al agua y al polvo aunque no se descarta que fuera un modelo superior. Desde ese mismo iPhone pudieron grabar un vídeo del salvamento que posteriormente fue publicado en Twitter desde la cuenta del programa The Today Show.

¿Qué te parece esta noticia? Cuéntanos tus impresiones en los comentarios.