Ladrón es localizado gracias a «Buscar mi iPhone»

Un ladrón de 36 años, el cual había había robado más de cien teléfonos en el festival de Coachella, es atrapado gracias a la aplicación «Buscar mi iPhone».

Aprovechando las multitudes

El iPhone es un teléfono muy goloso para aquellos que se dedican a robar teléfonos. Bien es cierto que cualquier época del año es buena para robar teléfonos, pero los medios hacen especial hincapié, sobre todo, en las épocas que se avecinan.

Estamos más tiempo en la calle, comienzan las fiestas nocturnas en la calle, los conciertos al aire libre y es fácil despistarse de estar pendiente del teléfono.

Coachella

Imágenes del festival de Coachella, California

La noticia viene desde el festival de Coachella, en California, festival musical que se celebra anualmente, y al que acuden infinidad de celebridades.

Allí se congregan multitud de personas amantes de la música, y ¿qué mejor manera de robar que aprovechando una gran multitud?

Pues eso debió de pensar el ladrón de teléfonos que se adueñó de, ni más ni menos, que 130 móviles.

La gran utilidad de Buscar mi iPhone

Al parecer, cuando los dueños de los móviles se daban cuenta de que les faltaba su teléfono, acudían a un amigo para comprobar desde la aplicación Buscar mi iPhone dónde se encontraba su amado dispositivo.

Al localizarlo, los dueños se ponían a buscar ese punto rojo que indicaba donde se encontraba su teléfono. Según los informes acerca de este asunto, los usuarios eran acompañados por agentes de la policía, hasta que identificaban quién estaba detrás de ese punto rojo en movimiento.

iPhones robados

Estos fueron todos los teléfonos que el ladrón de Coachella había robado

Pero esta búsqueda no habría terminado bien de no ser porque el ladrón no apagó los teléfonos cuando los iba robando. Si lo hubiera hecho, no le habrían pillado.

Este es un punto en el que Apple debería profundizar más, ya que, en el caso de que nos roben nuestro iPhone, es tan fácil como que el ladrón lo apague para desvincularnos totalmente de él.

Pienso que deberían pedir el código a través de Touch ID o algo similar para poder apagar el terminal. Una medida de seguridad con la que, casi seguro, los ladrones se lo pensaban dos veces antes de substraer un iPhone.

El poder de las redes sociales

Uno de los agentes de policía que participaron en esta caza, aseguraron que les facilitó mucho más su trabajo el hecho de conocer a través de las redes sociales en qué punto se estaban dando los robos, en concreto en la carpa Sahara.

La rapidez con la que circulan las noticias a través de la red es impresionante, y gracias ello pudieron acordonar su búsqueda.

Aún así, los policias sólo pudieron entregar 20 de los 130 móviles robados. Esperamos que el resto de terminales robados a sus dueños sean devueltos.

¿Crees que Apple debería ser más cautelosa en cuanto a seguridad a la hora de apagar el móvil?

Vía 9to5Mac