La última versión de watchOS podría traer problemas de batería

La última versión de watchOS podría traer problemas de batería

Álvaro García M.

Hace casi una semana que asistimos al lanzamiento de watchOS 8.4, versión que vino acompañando a otras versiones de software de Apple para iPhone, iPad, Mac y Apple TV. Y a pesar de que no eran versiones que introdujesen novedades relevantes a nivel funcional, sí que venían a cubrir varios problemas. No obstante, la del Apple Watch parece estar haciendo todo lo contrario.

Tanto los foros como las redes sociales se han llenado de quejas de usuarios del reloj de Apple en relación a la duración de la batería. En watchOS 8.4 nos encontramos con que los problemas para cargar algunos modelos han sido resueltos, pero la autonomía ha decrecido de forma más o menos considerable. Y el hecho de que no sean casos aislados hace que salten las alarmas.

¿A qué generaciones de Watch está afectando?

No es que sean problemas sumamente graves, pero especialmente los usuarios de Apple Watch Series 4 y Series 5 se están viendo condenados a tener que cargar antes de la cuenta sus dispositivos. No es que ya de por sí sean relojes con una gran autonomía, pero con usos normales deberían llegar al final del día.

La mayor parte de los afectados apunta a que la duración ha disminuido alrededor de 1 hora, aunque también hay algunos que apuntan incluso a más. Insistimos en recalcar que no es algo que ocurra a absolutamente todos los dispositivos y que muchos han notado la misma duración que en la 8.3, pero si es tu caso, que sepas que no estás solo.

Qué puedes hacer para arreglarlo

Existen interesantes trucos para ahorrar batería en el Watch, pero es evidente que estos al final están más enfocados en aumentar la autonomía cuando todo está funcionando con normalidad que a solucionar errores de software como este. Por tanto, la mejor opción ante esta situación es la de restaurar el reloj y ver si tras ello se logra regresar a niveles anteriores.

Es importante que tras la restauración no cargues ninguna copia de seguridad, de tal forma que puedas evitar que el fallo aparezca de nuevo. Puedes estar tranquilo con respecto a datos como los registros de entrenamientos y actividad, los cuales se sincronizan vía iCloud y estarán disponibles siempre. Sabemos que es tedioso tener que configurar luego todo el reloj, pero es de momento la forma más efectiva de tratar de arreglarlo.

La última opción que te queda si no logras solucionarlo es también la más pesada: esperar. Y es que tendrás que ser paciente hasta que se lance una nueva actualización que corrija estos problemas. Por desgracia, es la compañía californiana la única capaz de arreglar al cien por cien este tipo de problemáticas. A priori no parece estar en el horizonte de la marca una actualización intermedia entre la actual 8.4 y la 8.5 que llegará en marzo, pero si este problema se extendiese demasiado y/o se detectase otro problema grave, a buen seguro que lanzarán una nueva actualización.

¡Sé el primero en comentar!