Razones para comprar ya (o no) un MacBook o Mac mini con M1

Razones para comprar ya (o no) un MacBook o Mac mini con M1

Álvaro García M.

Ha pasado ya más de un mes desde el lanzamiento de los primeros ordenadores con Apple Silicon como motor principal. En la palestra tenemos al MacBook Pro M1, MacBook Air M1 y al renacido Mac mini con M1. Creemos que tras haberlos puesto a prueba durante un tiempo más prolongado es buen momento para analizar las razones por las que merecería la pena comprarlos o todo lo contrario.

¿Por qué comprar ahora un Mac con M1?

No vamos a analizar de forma extensa cada apartado de los equipos con M1, ya que hicimos en su día un revisado más completo a todos ellos. Sin embargo nos gustaría recordar ciertos puntos a tener en cuenta y por los que quizás empezar 2021 con uno de estos Mac sea muy buena idea.

El primer punto a tener en cuenta es la increíble gestión de la batería que aporta el chip M1 a los portátiles. Al Mac mini es cierto que lo de la batería le trae sin cuidado al ser un equipo de sobremesa, pero asombra ver como los MacBook Air y Pro consiguen alargar las horas de uso incluso con procesos muy exigentes como la edición de vídeo o el consumo de contenido multimedia durante un tiempo prolongado.

Las aplicaciones nativas no funcionan bien, funcionan genial. Solo faltaría que las aplicaciones de la propia compañía no fuesen a funcionar bien, pero lo cierto es que tampoco lo han tenido fácil. Desde programas sencillos como Safari, Finder, Fotos o Pages hasta los más exigentes como Final Cut o Logic Pro. Esto es extensible a toda la interfaz e incluso al encendido de la pantalla nada más abrir la tapa del portátil o pulsar el teclado para desbloquear el Mac mini. El rendimiento general de todo el Mac hace que incluso se pueda vivir perfectamente con 8 o 16 GB de RAM, ya que la gestión es mucho más eficiente y se aprecia un cierto paralelismo con los iPhone y iPad, los cuales también pueden permitirse tener menos RAM que su competencia y sin embargo rendir igual e incluso mejor en muchos casos.

El control de la temperatura es, por fin, uno de los puntos fuertes de Apple en cualquiera de estas tres variantes. Sin embargo es especialmente destacable en el modelo ‘Air’, el cual no tiene ni siquiera ventiladores. Con un solo disipador de calor y un sistema operativo a la altura del chip M1, la compañía californiana consigue que su portátil de entrada sea tremendamente eficiente en este apartado, haciendo que incluso con acciones más pesadas el ordenador se mantenga a una temperatura estable y que en ningún caso sea peligrosa ni para el propio equipo ni para el usuario.

Sin olvidarnos de que no son ordenadores baratos, el precio es uno de sus mayores aliados si tenemos en cuenta que son gama alta. Apple ofrece estos dispositivos con precios rompedores con respecto a lo que teníamos con Intel, por lo que hoy en día sale más económico comprar un ordenador con un chip M1 que hace unos meses con cualquier Intel de décima generación.

Las aplicaciones de terceros se están adaptando en tiempo récord. Es verdad que todavía faltan muchas y que el periodo de transición se estima en 2 años, pero los desarrolladores están quemando etapas de forma realmente rápida haciendo que programas muy populares como la suite de Microsoft Office o la de Adobe puedan ser usadas de forma nativa con los M1 sin necesidad de que el ordenador requiera del traductor de código de Rosetta 2.

Mac mini M1 La Manzana Mordida

Que habrá muchos años de actualizaciones es un hecho ya en dispositivos de Apple y también lo era (y es) en los Mac con Intel. Sin embargo ahora podríamos augurar incluso un periodo de vida de software mucho más amplio. No sería una sorpresa encontrarnos estos Mac llegando a 2030 con actualizaciones de macOS. Y si no es así, se habrán quedado muy cerca.

Aunque pocas, hay razones para no comprar ya

Honestamente, nos cuesta mucho sacar defectos pasado este tiempo, sin embargo hay algunos puntos que deberías tener en cuenta. El primero de ellos es que, pese a lo que contamos anteriormente, hay todavía muchas apps que no están optimizadas aún y que quizás podrían ser de vital importancia en tu caso. Si bien Rosetta 2 es un traductor de código instantáneo y que hace maravillas, en muchos casos no es capaz de hacer funcionar de forma óptima según que aplicación. Esto es extensible a los videojuegos.

Si necesitas tener Windows en tu Mac tampoco podrás, ya que por el momento no es posible utilizar el Asistente de Boot Camp para crear una partición con el sistema operativo de Microsoft. Apple ya dejó claro que al final esto era asunto de los desarrolladores y el tiempo que quisieran demorarse en hacer compatible su software con los chips ARM de Apple. Incluso virtualizándolo podrías encontrar fallos, ya que muchos de los programas para realizar estos procesos tampoco están optimizados para los M1.

MacBook 2021 M2 Intel

Otra posibilidad por la que te recomendaríamos esperar es si estás buscando un MacBook más grande o incluso un iMac. Se espera que en 2021 la compañía de Cupertino presente sus primeros portátiles de 16 pulgadas con Apple Silicon e incluso se habla de una renovación estética e interna de los de sobremesa. Evidentemente estos son rumores, pero como dice el refrán, cuando el río suena es que agua lleva. Si no te corre demasiada prisa renovar tu ordenador, con estos es probable que ya encuentres un chip M2 y muchas más aplicaciones funcionando de forma nativa.