Compartir

Tras la decisión de Apple de extender el programa de reemplazo de teclados a los nuevos MacBook Pro 2019, desde la compañía también habrían decidido ofrecer reparaciones gratuitas fuera de garantía a los MacBook Pro de 2016 que presenten algún tipo de problema de pantalla. En concreto hablamos de problemas en la retroalimentación de los que ya hemos hablado, provocados por un fallo en el cable que conecta a la pantalla con el resto del equipo.

Apple abre el programa de reparación de pantallas a los MacBook Pro 2016

Este programa cubrirá durante cuatro años al MacBook Pro de 2016 contando desde el día de compra. Es decir, si tienes un problema de iluminación en la pantalla pero ya la garantía de dos años ha pasado no te preocupes porque seguirás estando dentro de este programa.

problema iluminación pantalla MacBook Pro

Esta información que ha sido recogida por el medio The Verge detalla que los Mac que están cubiertos incluyen tanto los modelos que poseen una Touch Bar  cuatro puertos Thunderbolt 3, como si no incluye Touch Bar y dos puertos Thunderbolt 3. Para ser mucho más concretos, la información recoge que entrarán dentro del programa estos equipos que se hayan vendido entre octubre de 2016 y febrero de 2018.

Ya comentamos en La Manzana Mordida que iFixit detectó este fallo en uno de sus rutinarios despieces apreciando que este problema residía en un cable. Este cable conecta la pantalla con el resto del equipo y obviamente debe de pasar por la zona que plegamos para cerrar el Mac y a la larga puede terminar deteriorándose de tanto cerrarlo y abrirlo, y nos podríamos quedar sin pantalla con el paso del tiempo.

El valor del cable es de unos pocos dólares pero Apple en sus reparaciones obliga a cambiar la pantalla íntegra algo que nos obliga a pagar varios cientos de dólares. Esta polémica parece que ha llegado al final a oídos de Apple para alargar la garantía sobre estos ordenadores por si tenemos la desgracia de que el cable se termina deteriorando. 

Ciertas informaciones ya apuntaban a que desde Apple estaban intentando arreglar este problema en los nuevos modelos que han visto la luz, aunque deberemos de esperar si con el paso del tiempo algún usuario presenta de nuevo este ‘flexgate’ en su equipo.