¿Usar el iPhone mientras carga es bueno o malo? Respondemos a la eterna pregunta

Nos podemos fijar en muchos aspectos de un iPhone, como su precio, cámaras, diseño o memoria interna. Pero si hay una preocupación por encima de todas en la mayoría de casos, es la batería. Queremos que esta dure lo máximo posible sin depender de cargadores, pero tampoco queremos dejar de utilizar el dispositivo cuando está conectado a la corriente. Por eso en este post trataremos de responder a la eterna pregunta de si es malo usar el iPhone mientras carga.

¿Debemos usar el iPhone cuando está cargando?

Desde la llegada de iOS 11 en 2017, hay una característica en los iPhone que resulta muy útil a los usuarios. Nos referimos a la posibilidad de consultar la salud de la batería en el iPhone. Esto se puede hacer desde Ajustes>Batería>Salud de la batería. Aquí encontraremos un porcentaje que indica el estado de esta, y no el nivel de batería actual sino el nivel de deterioro.

Batería iPhone

Mantener el porcentaje de salud de batería en buenos niveles es algo que se consigue cuidando de ella. Con esto nos referimos a hacer un buen uso del dispositivo, ya sea calibrando la batería cada cierto tiempo o no dejando que siempre el dispositivo llegue a los niveles más bajos de batería antes de conectarlo al cargador. Además de utilizar siempre un cargador que tenga certificado de calidad y sea el del propio iPhone, ya que con transformadores como el de los MacBook se está dando una potencia demasiado alta para la carga del dispositivo.

Más allá de esto, y centrándonos en la pregunta que nos atañe, podemos decir que utilizar el iPhone mientras está cargando no es ni bueno ni malo. Depende. ¿Y de qué depende? Pues básicamente del uso que se de al dispositivo en ese momento. Si vas a utilizar el iPhone mientras carga para responder un mensaje puntual no debería haber ningún problema. Todo depende del nivel de potencia que necesite el dispositivo para llevar a cabo la acción.

Si vas a ponerte a ver un vídeo en alta resolución, a editar fotos e incluso jugar, no es conveniente que el dispositivo siga conectado a la corriente. El motivo de esto es que mientras se realizan esa serie de acciones más pesadas, se está requiriendo de potencia del procesador. Esto en circunstancias normales hace que el dispositivo se pueda calentar un poco en la parte trasera, pero si además lo estamos cargando se multiplica el calentamiento y esto puede acabar afectando a la salud de la batería.

Eso sí, el iPhone no va a explotar o incendiarse en ninguna circunstancia. Si la batería y resto de piezas son originales, el dispositivo será capaz de detectar cuando sufre un sobrecalentamiento y en ese momento se apagara. Este caso podría ser más delicado si además el teléfono lleva una funda, ya que esta almacenará el calor y es probable que ni tú mismo notes que se está calentando. No se debería llegar a este extremo, pero no te preocupes llegado el caso, ya que el dispositivo podrá volver a encenderse una vez que se restablezca la temperatura.

En conclusión podemos decir que puedes utilizar el iPhone cuando carga sin ningún problema pero tomando precauciones que ya hemos visto. Osea, no forzar demasiado la máquina y tratar de que no sea una práctica habitual el uso mientras carga. Y si llega el caso de que notas que el dispositivo se calienta, déjalo de nuevo sobre la mesa o el soporte en el que lo tengas para que pueda seguir cargando con la pantalla apagada.

Y tú, ¿utilizas el iPhone mientras lo estás cargando? Déjanos todas tus impresiones en la caja de comentarios.