¿Genialidad o pifia? Así mejoraría el Touch Bar del MacBook Pro

Existen muchos trucos para la Touch Bar del MacBook Pro que hacen que la utilidad de este elemento se multiplique. Sin embargo Apple quiere ir más allá y pretende incorporar una función en el futuro que la haría todavía más interesante. Todo esto se ha sabido gracias a una reciente patente registrada por la marca en Estados Unidos, lo cual no es indicativo de que vaya a terminar llegando, pero si es una prueba de que se está trabajando en ello.

El 3D Touch podría llegar a los MacBook

El iPhone 6s incorporó por primera vez un mecanismo de respuestas hápticas en pantalla llevadas a cabo a través del Force Touch, es decir, que al ejercer presión se emite una serie de respuestas en forma de vibración. Finalmente en los iPhone de 2019 se eliminó por completo este motor, haciendo que en lugar de llevar a cabo esas respuestas mediante la presión en pantalla se hiciera mediante el tiempo de pulsación. 5 años después se está estudiando este mecanismo para los MacBook Pro.

Patente Apple Touch Bar

La famosa barra táctil de los portátiles ‘Pro’ de Apple podría incorporar un motor Force Touch que emita estas vibraciones. La patente en cuestión describe a nivel técnico como se situarían los nuevos sensores, aunque no da detalles acerca de cómo sería el funcionamiento final del dispositivo y para que tipo de usos podría servir. Puedes verla al completo pulsando aquí. Veremos si esto no acaba repercutiendo en fallos, ya que hasta ahora hemos visto algunos programas de reemplazo con los que han tratado de susbanar problemas en este elemento, así como solución a fallos de pantalla en MacBook.

¿Por qué podría ser un fracaso?

Si retomamos el año 2015 y la presentación del iPhone 6s, vemos como Apple presentaba esta tecnología como poco menos que revolucionaria. Y es cierto que realmente son muchas las funciones que puede dar al dispositivo, aunque sea a nivel de sensaciones. Sin embargo parece que esta tecnología empezó su declive demasiado rápido al no haber sido exprimida al máximo por los desarrolladores de aplicaciones y tampoco por la propia Apple. Esta referencia podría ser un mal augurio para la futura Touch Bar en caso de que finalmente acabe llegando.

Ejemplo de uso del 3D Touch en un iPhone

Sin embargo también hay motivos para el optimismo si nos centramos en lo que podría representar trabajar con una barra de este tipo. Actualmente tiene solo funciones táctiles sin dar la sensación de que realmente se esté tocando un botón, por lo que las respuestas hápticas podrían aportar un toque de realismo en el día a día y hacer de este elemento, uno mucho más diferencial de lo que es. En cualquier caso es pronto para saber si acabará llegando o se quedará en el cajón como otras tantas patentes que registra a diario la compañía. Esperamos también que, si llega, esté bien optimizada y no aumenten los problemas con el Touch Bar en el MacBook Pro.