Lo que ocurre cuando intentas grabar una llamada en el iPhone

Hay muchas curiosidades alrededor del sistema operativo del iPhone. Por ejemplo que, al hacer capturas durante la reproducción de un contenido de Apple TV+, esta salga en color negro completamente sin mostrar el fotograma real que se capturó. Hay otra curiosidad referente a la grabación de llamadas telefónicas que además tiene mucha relación con ese otro y que, si nunca lo habías intentado, te sorprenderá ver el nefasto resultado que se obtiene.

El bloqueo del sistema a esta función

Dado que de forma nativa no existe ninguna opción para grabar las llamadas cuando estás en una, probablemente te hayas preguntado alguna vez si es posible capturar el audio de la misma haciendo una grabación de pantalla. Esta es una opción disponible desde iOS 11 y muy accesible desde el centro de control. De forma normal, te permite capturar el audio interno del dispositivo o, si así lo configuras, de tu propia voz.

Sin embargo, en las llamadas telefónicas o de vídeo no se permite. Si pruebas a realizar una grabación de pantalla durante la llamada, aunque la hayas iniciado antes, el vídeo final no habrá registrado ningún tipo de sonido, ni de tu voz ni la del interlocutor. Tampoco la imagen es visible, quedando pixelada la imagen. Por tanto, es una vía poco accesible para grabar una conversación.

grabacion pantalla llamada iphone

Muestra de cómo se ve la grabación de pantalla en una llamada

¿Por qué no se puede hacer de forma nativa?

El motivo por el cuál Apple no ha implementado una función de grabar llamadas no es otra que una cuestión legal. Al igual que sucede con la propiedad intelectual y derechos de imágenes en el ejemplo expuesto al inicio, al grabar una llamada se violan las leyes de protección de datos, así como de intimidad. A no ser que lo avises previamente y el interlocutor esté de acuerdo en ello.

No obstante, si tenemos en cuenta que en no todos los países existen las mismas leyes, siendo algunas más resctrictivas que otras, entendemos que Apple no lo haya implementado. Y es que tampoco hay nada que asegure que el usuario vaya a hacer un buen uso de la función y que se ajuste a la legalidad, por lo que prefieren evitar conflictos al no integrar nada que lo permita y bloqueando las grabaciones de pantalla al hacer una llamada.

Alternativas que existen

Seguramente te estés preguntando si existe alguna forma no nativa de hacerlo. Y sí, podemos encontrarnos con muchas aplicaciones para grabar llamadas desde el iPhone, disponibles todas ellas desde la App Store. Algunas son de pago y otras gratuitas, integrando con ello diferentes funcionalidades que las hacen más o menos completas, pero todas ellas cumpliendo con el objetivo de realizar grabaciones durante las llamadas tanto de tu voz como de tu interlocutor.

También nos encontramos con opciones más rudimentarias como realizar una grabación desde otro dispositivo con un micrófono. No obstante, en todas ellas debes tener mucha cautela e informar siempre al interlocutor y, por supuesto, no hacer un uso indebido de la grabación una vez que la hayas guardado. Insistimos en que la normativa es muy férrea en este ámbito y podría traerte consecuencias muy severas.

¡Sé el primero en comentar!