¿Gastar más en un ordenador o cambiarlo más frecuentemente?

Esta es una pregunta que nos hacen muy frecuentemente, y aunque se puede aplicar a casi cualquier dispositivo tecnológico, lo más habitual es toparse con esta duda al comprar un nuevo ordenador. ¿Qué es mejor, comprar un ordenador mejor y más caro o comprar uno más barato y cambiarlo con más frecuencia?

¿Comprar más caro o más frecuente?

Seguro que alguna vez se te ocurrió esta duda. Por ejemplo, ¿qué es mejor, gastarse 1000€ en un ordenador que te dure 4 años, o gastarse 500€ y cambiarlo al cabo de los 2 años?

La verdad es que no es una cuestión fácil de responder, así que lo primero que se me ocurrió fue preguntar a mis compañeros de Apple 5×1 a ver qué opinaban ellos. Pero la verdad es que aunque ganó el comprar más frecuentemente, yo no lo tengo tan claro …

Opinión de los miembros de Apple 5x1 acerca de si comprar más caro o más frecuentemente. 2/3 vota por comprar más frecuentemente y 1/3 votan por comprar más caro.

Rojo: comprar más frecuentemente. Azul: comprar más caro.

La tecnología avanza a pasos agigantados. Tal y como dice la ley de Moore, la cantidad de transistores que hay en los procesadores se duplica cada dos años, y por tanto, también su potencia. Y aunque esto era muy aproximado a la realidad a principio, la verdad es que esto parece no cumplirse en los últimos años, aunque Intel afirma que la ley de Moore sigue muy viva. ¿Y por qué os cuento esto? Porque esta es una de las mayores bazas de los que están a favor de comprar un ordenador más barato pero cambiarlo frecuentemente.

¿Y cuál es la ventaja de comprar un ordenador caro desde un primer momento? Pues principalmente es esa, que tienes un ordenador potente desde el momento cero.

¿Qué es más potente, un ordenador de 1500€ del 2013 o uno de 750€ del 2015?

El procesador

Para el procesador veremos un caso más práctico que el resto, valiéndonos de dos ordenadores, uno caro del 2013 y uno más barato del 2015. Para el ordenador caro del 2013 obviamente no podemos escoger otro procesador que un Intel Core i7 de 4ª generación (Haswell). En concreto, como referencia usaremos el 4790K, un procesador que permite hacer overclocking y que en aquel momento costa 400€ o más.

Por el contrario, en el ordenador más económico del 2015, la opción más sensata sería escoger un procesador de menor categoría. En concreto, un ejemplo sería un Intel Core i5 de 6ª generación (Skylake) que costaba unos 225€ en el momento que salió.

Procesador de Intel, junto con AMD, los principales fabricantes de procesadores para ordenadores.

Procesador de Intel, junto con AMD, los principales fabricantes de procesadores para ordenadores.

¿Y cómo lo comparamos con el modelo anterior? Pues para eso usaremos la web de CPUBoss, una web que permite comparar distintos procesadores. El ganador en este caso es el procesador de alta gama del 2013, pero no en todo … Si bien en cuanto a potencia bruta, tanto singlecore como multicore, el Intel i7 le da una paliza al i5, el modelo más actual tiene sus ventajas. Entre ellas tenemos un mucho menor consumo eléctrico y mayor compatibilidad con componentes más recientes además de permitir una mayor cantidad de RAM, por ejemplo.

Por tanto, en cuanto al procesador no tenemos un ganador definitivo. Si lo que quieres es potencia bruta, en este aspecto te compensa gastar el doble pero tardar el doble en cambiar de ordenador. En cambio, si lo que te importan son las características adicionales y una mayor eficiencia, el hecho de comprar un ordenador más barato y cambiarlo más frecuentemente no suena tan mal.

La placa base

El tema de la placa base es un tema más complicado. Su precio depende proporcionalmente del precio del procesador (cuanto más caro es el procesador, por lo general, más deberemos invertir en una placa base). Pero en este campo que tengo que decir que si hablamos de 4-6 años el renovar más parece ser el ganador, pero no en términos de potencia, sino por sus características.

Por ejemplo, una placa base moderna cuenta en casi todas las ocasiones con la posibilidad de usar memoria DDR4, cosa que hasta hace poco era algo que pocos podían tener. Otro ejemplo sería los puertos M.2 para unidades SSD ultra-rápidas, o los USB 3.1 o puertos Thunderbolt.

Placa base, a donde van conectados el resto de componentes del ordenador.

Placa base, a donde van conectados el resto de componentes del ordenador.

La memoria RAM

Con el tema de la memoria RAM hay mucha incertidumbre. Y es que por los problemas que está habiendo desde hace unos años en su fabricación, el precio fluctúa bastante (de hecho, actualmente su precio se encuentra en ascenso, y no en descenso como pasa con los procesadores, por ejemplo).

Tomando el ejemplo anterior, el del 2013 y del 2015, desde mi punto de vista la opción de gastar más en el 2013 sería la más sabia. Pero claro, lo digo haciendo trampas, pues ya sé qué sucedió hasta hoy, y como su precio fluctúa tanto no es algo que podamos tomar como referencia para futuros años.

La memoria RAM, el componente con más incertidumbre sobre su precio.

La memoria RAM, el componente con más incertidumbre sobre su precio.

Las tarjetas gráficas

El tema de las gráficas similar, aunque la diferencia en los precios es inferior, y la causa es diferente. En este caso la fluctuación se debe a el auge de las criptomonedas. Como ya explicamos en el artículo dedicado a las criptomonedas, el método para obtener dinero se basa en la minería. Para minar es necesaria una gran capacidad computacional, pero por la forma en la que están diseñadas las criptomonedas lo mejor es usar la GPU de una tarjeta gráfica, pues es mejor que la CPU (procesador) a la hora de realizar pequeños cálculos en paralelo.

Aún así las tarjetas gráficas avanzan a pasos agigantados, y por tanto salvo que necesites una gran potencia gráfica, suelo recomendar gastar una cantidad prudencial de dinero y después ir comprando según las necesidades.

Las tarjetas gráficas pueden ir de los cientos de euros hasta los miles, y junto con la CPU suelen ser los componentes más caros del ordenador. En caso de que el tuyo lo tenga, pues no es algo realmente obligatorio en caso de que tu procesador tenga un procesador gráfico integrado (como pasa en la mayoría de los Mac más económicos).

Las tarjetas gráficas pueden ir de los cientos de euros hasta los miles, y junto con la CPU suelen ser los componentes más caros del ordenador. En caso de que el tuyo lo tenga, pues no es algo realmente obligatorio en caso de que tu procesador tenga un procesador gráfico integrado (como pasa en la mayoría de los Mac más económicos).

Los discos duros

En esta sección dejaremos de lado los discos duros tradicionales, los magnéticos (HDD). ¿Por qué? Sencillamente porque el avance en este campo, aunque existente, no repercuten demasiado en un usuario medio. Cuando se hizo el cambio a los discos duros basados en tecnología flash (los SSD), los discos duros tradicionales apenas vieron mejorada su velocidad, aunque sí se aumentó la capacidad. Aún así, actualmente en precio de los HDD se mantiene prácticamente constante, por lo que en realidad no es algo en lo que vayas a ganar mucho por esperar unos años para comprar …

Pero es todo lo contrario con los SSD. En los últimos años las capacidades y velocidades de los discos duros de estado sólido (sin partes móviles), se ha multiplicado, y su precio se ha reducido proporcionalmente. Por tanto, en este caso sí que se ganaría algo esperando para comprar, aunque cada vez la cosa se va estabilizando más … Aún así, con tecnologías como M.2, los discos por PCIe o el 3D Point de Intel, la tecnología del almacenamiento persistente sigue avanzando.

Intel Optane con la tecnología 3D XPoint está en la vanguardia de los dispositivos de almacenamiento. Aún así, para que se consolide todavía se necesita mucho avance tecnológico.

Intel Optane con la tecnología 3D XPoint está en la vanguardia de los dispositivos de almacenamiento. Aún así, para que se consolide todavía se necesita mucho avance tecnológico.

Conclusión

Cuando me imaginé el artículo pretendía hacerlo de una manera más concreta, pero a la hora de redactarlo me topé con que era incapaz. Eso se debe a la complejidad de cada componente y a mi imposibilidad por predecir el futuro. Y es que como podréis ver, aunque hay algunos componentes que no varían mucho en el tiempo, hay otros que mejoran bastante, o incluso otros que se trata de un negocio tan complejo como la bolsa.

Por tanto, dar respuesta a la pregunta inicial es algo muy complicado, y me temo que no tengo la respuesta. Y es por eso que me disculpo ante aquellos que entraron en este artículo esperando que les dijera cuál era la mejor opción. Y para los que se lo estén preguntando, que siempre nos llegan preguntas del estilo, un Mac es un ordenador, y por tanto que este artículo también se puede aplicar a ellos y es por ello que este artículo tiene sentido en una web como esta …

¿Tú qué opinas? ¿Qué crees que es mejor en tu caso? ¿Qué regla sueles seguir a la hora de elegir cuándo comprar un ordenador y cuánto gastar?