Compartir

La noche de ayer Tim Cook junto a Lucas Maestri presentaron unos resultados económicos que dejaron ver que los ingresos del iPhone cayeron un 15% con respecto al año anterior, algo que no se veía en muchos años. Ante estos resultados los periodistas en el podcast preguntaron obviamente si la subida en el precio del iPhone año tras año había sido un factor determinante para justificar esta bajada en los ingresos de esta categoría. Tim Cook tuvo que reconocer que si puede ser un factor determinante en la tasa de actualización de dispositivos, pero también ha informado de la solución en la que ya trabajan

En relación a los precios de los iPhone 2018 el CEO de Apple afirmó que no habían subido apenas los precios con respecto al año anterior en EEUU. Su estrategia fue mantener el precio del iPhone XS con el del iPhone X, 100$ más para el modelo Max y el iPhone XR situarlo entre el iPhone 8 y 8 Plus. Con esto ha querido defender que la diferencia de precios ha sido bastante corta en EEUU.

Los usuarios no actualizan su iPhone por el elevado precio de la nueva generación

Otra cosa es el precio fuera de EEUU donde si hemos visto que la diferencia iba a más por el cambio de moneda. Ante esto desde Apple han querido absorber la totalidad del cambio de moneda rebajando los precios sobre todo en esos países emergentes. Aquí estamos viendo un cambio de estrategia en su política de precios de la que ya hemos hablado.

Otro de los puntos críticos en su política de precios es claramente la tasa de actualización. Es obvio que los iPhone aguantan actualmente muchos años por sus increíbles características y esto hace que a los usuarios nos cueste más cambiarlo año tras año por la nueva generación, ya que algunos no se pueden permitir desembolsar tal cantidad de dinero año tras año.

Tim Cook reconoció que el precio ha afectado negativamente a la tasa de actualización, pero por otro lado la base de dispositivos activos sigue aumentando algo que beneficia a la categoría de servicios. Para poder resolver este problema, e incitar a las personas a actualizar su dispositivo año tras año, desde Apple van a trabajar en programas de intercambio y de pago a plazos. Estas estrategias actualmente están aplicándose para estimular las ventas y deberemos de analizar su impacto durante todo este 2019.

Es más que claro que pagar el iPhone en varios cuotas, y más si es sin intereses, hace que sea mucho más fácil para el cliente y además si puedes dar tu viejo iPhone y te descuentan una cantidad de dinero justa por el, obviamente estimulará esta tasa de actualización al alza.

Déjanos tu visión en la caja de comentarios. ¿Crees que el precio es un factor clave en la tasa de actualización de iPhone?