El problema de los AirTag y el acoso que Apple debe solucionar

Los AirTag son uno de esos dispositivos que muchos estábamos esperando y que no terminaban de presentarse nunca. Al final están en el mercado y los usuarios ya las están probando y viendo todas sus bondades pero también los problemas que tienen. Un nuevo informe ha mostrado en el día de hoy las debilidades en privacidad que ha presentado este dispositivo y que han preocupado a muchos usuarios. Te contamos todos los detalles a continuación.

Problemas de privacidad con las AirTag

Entre las características de las AirTag, Apple quiso remarcar en numerosas ocasiones las protecciones de privacidad que se incluyen. Al ver el concepto de este dispositivo es fácil pensar que se puede rastrear a cualquier persona simplemente colocando un dispositivo de este tipo en el bolso o la mochila de alguien. Si bien, la teoría marca que esto no se posible debido alas medidas de protección que se incluyen. Esto es un grave problema sobre todo cuando hablamos de una pareja en la que hay violencia de género. El hecho de que una persona controle a otra es algo muy característico en estos tipo de casos y es por ello que varios grupos de víctimas de maltrato de género han querido dar la voz de alarma.

AirTag por detras

El caso que ocupa aquí sobre todo ocurre cuando la persona que lleva un AirTag escondido no utiliza iPhone, sino un Android. Se hace hincapié en los usuarios que tienen un dispositivo Android porque cualquier persona que lleve una AirTag encima suya que no le corresponde el propio iPhone le avisará de que tiene un localizador no vinculado. Obviamente esto no ocurre en un Android y si alguien no se da cuenta, la localización estará activa durante 3 días. 

En lo que respecta a los 3 días, hay que destacar que los AirTag tienen un reloj interno de 72 horas que se inicia cuando se separa del iPhone emparejado. Cuando acaba este tiempo el dispositivo se reinicia y no ofrece ya ningún tipo de localización. El problema radica que cuando se está dando este problema de rastreo en una pareja donde se sufren abusos la AirTag siempre resetará el contador ya que cada noche volverá a ‘encontrarse’ con el iPhone emparejado de manera inicial. En cocnreto se explica así por parte de los investigadores:

Un AirTag inicia un reloj de cuenta regresiva de tres días en su alarma tan pronto como está fuera del alcance del iPhone con el que está emparejado. Dado que muchas víctimas viven con sus abusadores, la cuenta regresiva de alerta podría reiniciarse cada noche cuando el propietario del AirTag regrese a su rango. 

Apple ya debe trabajar en la solución

La única alternativa que le queda a una persona que tiene una AirTag en su bolso y tiene un Android es escuchar el aviso sonoro. Si bien estas alertas se pueden desactivar fácilmente en la aplicación ‘Buscar’ de Apple haciendo que el rastreo sea constante. Esto claramente es una grave vulneración de la privacidad de las personas y sobre todo cuando se habla de un grupo de mujeres u hombres que son maltratados por sus correspondientes parejas y exige un control exhausto.

Es por ello que tras esta información que sin duda es bastante seria Apple debe buscar una solución rápidamente. No se pueden dar instrumentos a personas maltratadoras y controladoras para conocer la ubicación de otras sin su consentimiento y sobre todo con una gran precisión. En un futuro se espera que Apple de una soluciónc omo una cooperación con Google para brindar también un sistema de avisos en Android cuando se lleva un localizador desconocido encima ya que, encontrar el AirTag debe servir para recuperar un objeto perdido y nunca para vulnerar la privacidad de otra persona.